sábado, 5 de octubre de 2019

FRANKEL Y SU DOBLETE, EL AÑO DE SHAMARDAL, TRUCIAL Y MRS. LAMBTON

-El robusto tordo Logician ganó muy bien el St. Leger G1, disputado hace pocas semanas, para Khalid Abdulah, John Gosden y Dettori. A pesar del enorme éxito que ha tenido Abdullah como criador y propietario en las últimas tres décadas, hasta ahora su cuadra no había ganado el St. Leger sino una vez. Lo hizo en 1991 con Toulon, un castaño hijo de Top Ville que fue montado por Pat Eddery y al que entrenaba André Fabre. Logician se convirtió con su victoria en el segundo ganador de una clásica inglesa que engendra su padre, Frankel. Ambos han conseguido su victoria esta temporada y el primero fue Anapurna, que ganó el Oaks Stakes G1 para los famosos colores negros con lunares blancos de la familia Weinfield; como Logician, la yegua está entrenada por John Gosden y fue montada por Dettori (y al tiempo que se escribían estas líneas, se apuntaba en Longchamp el Prix de Royallieu G1 en la víspera del Arco).
-Frankel, un superdotado en las pistas, ha venido demostrando su calidad como reproductor desde que sus primeros descendientes debutaron en 2016. Da con frecuencia unos físicos exuberantes y con un punto de ordinariez, y parecen abundar entre sus progenie los animales que apuntan mucho y después no cuajan del todo, pero por otra parte sus resultados están ahí: con cuatro potradas en pista ha dado nueve ganadores de G1 y registra un muy destacable 14% de ganadores de grupo sobre corredores. Hace la monta al precio de 175.000 libras y actualmente es quinto de la estadística europea de sementales con 119 corredores (apreciablemente por debajo de los cuatro que le preceden, entre los que el menos representado es Sea The Stars, con 175), de los que han salido 61 ganadores de 99 carreras, 22 de ellas stakes. Su progenie acumula este año en el Viejo Continente unas ganancias de 3,69 millones de libras. Es reseñable que tanto Logician como Anapurna presenten en su pedigree duplicaciones de Blushing Groom, como lo hace un número significativo de los buenos corredores que ha dado Frankel.
-El pequeño Blushing Groom, nacido en 1974, defendió en las pistas con brillantez los colores del Aga Khan y después se convirtió en semental insigne a ambos lados del Atlántico. Aparece en Frankel a través de Rainbow Quest, ganador del Prix de l’Arc de Triomphe G1 en 1985, y padre de Rainbow Lake, la abuela materna del campeón de Abdullah. Atty Persse, único hijo corredor de Frankel en España, ganó el otro día en La Zarzuela ensayando para el Memorial. El caballo, que en 2017 había ganado en Royal Ascot para Godolphin y entrenado por Roger Charlton, está criado por Bjorn Nielsen, criador asimismo, y propietario, del muy destacado fondista Stradivarius. El nombre del caballo de Miraflñores recuerda al entrenador irlandés Henry Seymour Atty Persse, famoso por los modos dictatoriales con que gestionaba su cuadra pero sobre todo por haber tenido a su cargo al famoso tordo The Tetrarch, nacido en 1911, uno de los caballos más rápidos y famosos de la historia del turf y presente en la línea de tordos por la que se llega a la mayoría de los purasangres actuales que lucen esa capa, incluido Logician.
-Se ha dado este año la circunstancia curiosa de que dos sementales han producido dos ganadores clásicos en Gran Bretaña. Frankel comparte el logro con su progenitor, el sensacional padrillo Galileo, que ha producido a Hermosa, ganadora de las 1.000 Guineas G1, y a Anthony Van Dyck, que se apuntó el Derby G1. Siete veces en el presente siglo un semental ha dado más de un vencedor clásico inglés en la misma temporada y, como se verá, todo ha quedado en familia. El primero fue Sadler’s Wells, que en 2001 puso en pista no ya a dos, sino a tres vencedores clásicos: Imagine, ganadora del Oaks; al citado Galileo, ganador del Derby, y a Milan, que venció en el St. Leger; y en 2003 contó con Refuse To Bend (2.000 Guineas G1) y Brian Boru (St. Leger). En 2005, el imperial Montjeu, hijo asimismo de Sadler’s Wells, impresionaba al engendrar en su primera potrada, entre otros, a Motivator (Derby) y a Scorpion (St. Leger); y cinco años más tarde repetía logro con Pour Moi (Derby) y Masked Marvel (St. Leger) En el año 2013 debutó la primera potrada de New Approach, hijo de Galileo, y entre sus miembros estaban Dawn Approach (2.000 Guineas) y Talent (Oaks). Y en 2017, Galileo contó entre sus 3 años a los laureados clásicos Churchill (2.000 Guineas) y Capri (St. Leger). Muy impresionante el desempeño de la línea masculina de Sadler’s Wells. Y monótono, también. En España la última vez que un mismo semental dio dos ganadores clásicos distintos fue en 2013, cuando Caradak tuvo en pista a Karetas, ganador del Cimera, y a Navarra, que se apuntó el Beamonte. En 2008, Hernando, que hacía la monta en el inglés Lanwades Stud, tuvo aquí a La Galerna (Valderas y Beamonte) y Tsarabi (Villapadierna).
-La monotonía de la línea masculina del Sadler’s Wells también la experimentamos en la Península Ibérica. El caballo de Coolmore, catorce veces campeón de sementales en las Islas Británicas, es el padre de High Chaparral, ganador del Derby en 2002 y padre a su vez de dos animales de los que hemos sabido últimamente: el campeón australiano So You Think y el excelente corredor irlandés Free Eagle. El primero –que ya nos había dado a Nieves, ganadora del Beamonte 2018- es el padre de Blueberry, que se confirmó hace unos días como uno de nuestros mejores velocistas; y el segundo, de la portuguesa Guerreira, que demostró un rato después de que ganara Blueberry, en el Premio Carlos Sobrino, que es el mejor 2 años que ha corrido aquí esta temporada.

Guerreira (Foto: P. Chapa).

-Blueberry, que ha heredado del fondista So You Think la corpulencia y la capa castaña oscura, hereda su velocidad de su abuelo materno, el gran velocista y semental Oasis Dream. La línea femenina del pupilo de Guillermo Arizkorreta se remonta a Alanesian, una muy influyente yegua de cría estadounidense. El caballo fue comprado en las ventas de yearlings de Tattersalls por su actual propietario, Íñigo Gómez Pineda, al precio de 31.000 guineas. En su origen tiene la ya clásica combinación Sadler’s Wells – Nureyev, de la que ya se ha hablado en estos artículos y que genera una duplicación sobre la importante yegua Special a través de hembra y macho.
- También desciende de Sadler’s W. por línea masculina la musculosa e intratable este año Most Empowered, que ganó con facilidad el tradicional Benítez de Lugo. Su padre es Soldier of Fortune, miembro de la segunda potrada de Galileo y uno de los primeros caballos que llamó la atención sobre lo calidad reproductora de este al ganar el Irish Derby G1 de 2006 y la Coronation Cup G1 del año siguiente. Ha ejercido como semental en Francia y Chile sin resultados destacables en liso pero sí en obstáculos y actualmente es uno de los miembros del escuadrón de diecinueve caballos dedicados a la producción de saltadores que tiene Coolmore en Irlanda. En concreto, Soldier of Fortune hace la monta al precio de 8.000 euros en el Beeches Stud. (Allí, por cierto, y según se ha sabido hace poco, empezará a ejercer como semental en 2020 el espléndido Crystal Ocean, que ha sido comprado por Coolmore a su propietario, Evelyn de Rothschild. El bonito Crystal Ocean es hijo de Sea The Stars y, entrenado por Sir Michael Stoute, ha sido uno de los mejores y más consistentes PSIs que han corrido en Europa en las tres últimas temporadas. Ganador de ocho carreras, siete de ellas de grupo –entre ellas el Prince of Wales Stakes G1 de este año- será recordado también  como coprotagonista con Enable de una de las mejores rectas finales que ha visto el turf mundial en los últimos tiempos: la del King George Vi & Queen Elizabeth Stakes G1 del pasado julio. Los gestores del emporio Coolmore, en su infinitas sabiduría y riqueza, han decidido que este caballo no tiene que ser semental de liso.
-Most Empowered, criada por Anthony Forde y Ahmed Mouknass, es hija de Sirenita, una buena corredora criada por el Chevington Stud (Felipe Hinojosa) y que entrenada por Mauricio Delcher ganó para el propio Forde seis carreras en España y dos en Francia. Es madre de otros dos ganadores: Temsia, una hija de nuestro conocido Delfos que ganó cuatro veces en el país vecino, y Thrones Game, una propia hermana de Most Empowered entre cuyas cinco victorias se encuentra el Oaks suizo de 2016. Si se remonta la línea femenina de Sirenita se encuentra, como su quinta madre, a Miss Justice, una inglesa nacida en 1961 que no hizo nada de particular en las pistas pero entre cuya producción se encuentran dos hembras que nos suenan a los viejos locales: una es Law and Impulse, nacida en 1967, cuyo hijo Cardinal Wolsey, por Henry The Seventh, ganó dos carreras a 2 años en Gran Bretaña y después fue importado por la Cuadra Ondar Etxe (propiedad de Carlos Sobrino), para la que, al cuidado de Enrique Romera, dio un buen valor y ganó carreras en distancias breves; y la otra, Mortice, cuyo robusto hijo Lord Owen (Owen Dudley), ganó el Premio Villamejor de 1984 y el Premio Corpa de 1985 para la Cuadra Asturias. En ambas ocasiones lo montó Ceferino Carrasco, aunque de un año a otro pasó de la preparación de Carlos Corvalán a la de José Antonio Borrego.

Most Empowered gana el Benítez de Lugo (Foto: P. Chapa).
- Si Soldier of Fortune fue uno de los primeros ejemplares que empezó a cincelar el prestigio de su padre como reproductor, los últimos vástagos de Galileo, siguen, como han hecho numerosos hermanos paternos a lo largo de la última década, modelando y mejorando los detalles del monumento genético en que se ha convertido este animal, diez veces campeón de sementales y padre de 82 ganadores de G1. Entre ellos hay que citar a la buenísima Magical, que en el momento de escribir estas líneas espera a competir con Enable en el Arco y hace una semanas se anotó con brillantez el Irish Champion Stakes G1; a las 3 años Search For A Song, medio hermana de Free Eagle, que ganó el Irish St.  Leger G1; y a los 2 años Love e Innisfree, ganadores respectivamente del Moyglare Stakes G1 y del Beresford Stakes G2. Todos ellos representan combinaciones acreditadas con Galileo: las madres de Magical y Love son hijas de Pivotal, mientras que los otros dos ejemplares citados son por hembras con sangre de Danehill.
- Otro éxito de la línea masculina de Galileo en las carreras juveniles se produjo en Newmarket, donde el potro Royal Dornoch ganó el Royal Lodge Stakes G2. Este ejemplar es producto de la primera potrada de Gleneagles, un hijo de Galileo que ganó las 2.000 Guineas y las Irish 2.000 Guineas en 2015 y que lo está haciendo muy bien con sus vástagos iniciales. Entre ellos se encuentra otro que aparte de llevar, como su padre y como Royal Dornoch, el nombre de un campo de golf, ha demostrado calidad: se trata de Royal Lytham, que en verano ganó el July Stakes G2, también en Newmarket. 
- La misma histórica pista presenció hace poco el triunfo de uno de los mejores potros europeos de la temporada, el alazán careto Earthlight, al que su entrenador, André Fabre, hizo viajar desde Chantilly para disputar el tradicional Middle Park Stakes G1. Montado por Mickael Barzalona, que lucía los colores azul real de Godolphin, el potro ganó y se retira a los cuarteles de invierno imbatido en sus cinco salidas a la pista. Galileo no es inocente tampoco en este episodio, pues el abuelo materno de Earthlight es su hijo New Appproach, pero aquí hay que subrayar también a Sharmardal, padre del potro. Veterano semental que cubre en Kildangan Stud, uno de los depósitos de reproductores propiedad del jeque Mohammed Al Maktoum (dueño asimismo de la cuadra de carreras Godolphin), el caballo está completando un muy buen ejercicio 2019, pues entre su progenie corredora en el año ha habido diecisiete ganadores de stakes, entre ellos Blue Point, que en junio se convirtió en el primer caballo en ganar tres sprints de G1 en Royal Ascot; Pinatubo, brillante ganador del National Stakes G1 y el 2 años europeo con el valor oficial más alto de los últimos veinticinco años; el citado Earthlight, y Castle Lady, que en primavera se apuntó la Poule d’Essai des Pouliches G1.  Es interesante señalar que tanto Pinatubo como Earhtlight tienen en el origen de sus respectivas madres una línea del buen semental y excelente abuelo materno Darshaan.
-Shamardal ocupa actualmente la cuarta posición de la estadística europea de sementales, con 184 corredores, 78 ganadores, 123 victorias y unas ganancias de 4,55 millones de libras. Su precio de cubrición se anuncia como Privado porque, de hecho, desde 2016 solo cubre yeguas de su propietario. En España, la línea masculina de este caballo está representada por Lightning Moon, ganador de G3 y semental en Torreduero. Sus primeros productos son yearlings. También hemos visto en la pista a varios de sus hijos, aunque ninguno ha sido especialmente bueno; este año, Nimr ha ganado en San Sebastián entrenado por Anaya.
-Semental en otro de los establecimientos del jeque Mohammed, el Haras du Logis, es Hunter’s Light, un hijo de Dubawi que ganó doce carreras, entre ellas el Premio Roma y el Jebel hatta, ambas de G1, y que hace la monta al precio de 4.000 euros. Este año están corriendo sus primeros hijos, por ahora sin grandes resultados, pero entre ellos se encuentra la castaña Linda, que debutó ganando muy bien en La Zarzuela para Enrique León. Criada por Alfonso Núñez (Cuadra Altamira), Linda tiene por madre a Lolita Pluma, ganadora a 2 años en España en 2012 e hija a su vez de Doohulla, una yegua que además ha dado a Clunia, ganadora del Beamonte en 2011 montada por Fayos, y a Heshem y Xanadou, ambos ganadores de grupo en Francia. Lolita P. y sus tres notables hermanos han sido criados por la Yeguada Milagro (Felipe Hinojosa).
- Otra potranca de 2 años que ha ganado bien estos días y que procede de una familia muy prolífica es la castaña Arbelaiz. Criada por Rafael Usoz, propiedad de Bidasoa y pupila de Arizkorreta, la yegua es hija del  prolífico semental francés American Post, un hijo de Bering que defendiendo los colores de Khalid Abdullah ganó tres carreras de G1, entre ellas la Poule d’Essai des Poulains de 2004. Sus mejores productos son los parientes cercanos Robin of Navan, ganador de G1 a 2 años y notable trotamundos europeo, y Liliside, ganadora de listed para Anthony Forde; esta yegua cruzó en primer lugar la meta de la Poule d’Essai des Pouliches G1 de 2010, pero fue distanciada al sexto puesto. Ahora es yegua madre en Japón y entre su producción se encuentra Lys Gracieux, ganador de G1. Arbelaiz pertenece a la última potrada de American Post. El caballo hubo de ser sacrificado en mayo de 2016 después de fracturarse una extremidad en su box.
-Más interesante es la parte femenina del origen de Arbelaiz, pues la potranca es el sexto ganador, de otros tantos productos en pista, que engendra Abril, una hija de Anabaa criada asimismo por Milagro que antes había dado a Abrantes, Andalucía, Ategorrieta, Mayo y Arnulfo. Abril tiene un inbreeding 4 x 4 sobre la buena reproductora estadounidense Gay Missile y su línea femenina se remonta a Relict, madre de Reltaj, uno de los más grandes caballos del Conde de Villapadierna. En la próxima subasta de yearlings de la ACPSIE se presenta un nuevo producto de Abril, una hembra hija, precisamente de Lightning Moon.
- Resultó bastante apropiado que una hija de una excelente yegua madre como Abril ganara el premio dedicado a una de las mejores reproductoras de la historia de la cría del PSI en España: Trucial, que fue adquirida por Ramón Beamonte a mediados de los años 50, cuando el titular de la chaquetilla blanquiverde estaba poniendo las bases de la que sería su muy exitosa operación de cría. Trucial nació en Inglaterra en 1950, hija del muy buen corredor y semental Persian Gulf y de la yegua Sly Abbess, a su vez hija del gran fondista Foxlaw, ganador de la Ascot Gold Cup. La criadora de la yegua era Cicely Lambton, la esposa de George Lambton, el legendario entrenador de los grandes caballos de Lord Derby durante el primer tercio del siglo XX. Había sido el propio Lambton quien, en las Newmarket December Sales de 1943, había comprado a Sly Abbess, por la que pagó 1.950 guineas. Siete años más tarde, en las mismas ventas decembrinas, su mujer presentó a la yegua llena de Borealis y a su foal hembra por Persian Gulf, a la que posteriormente se impondría el nombre de Trucial. Sly Abbess fue comprada por un tal E.H. Covell por 480 guineas y el foal lo adquirió Lady Portal por 500 guineas. Trucial corrió para su nueva propietaria solo dos veces, sin colocarse. Y cabe pensar que es a Lady Portal a quien Ramón Beamonte le compró la yegua, pues fue a esta misma propietaria y criadora a quien le compró Raita, otra de la yeguas fundacionales de la operación ganadera del propietario español y, a la postre, la reproductora más importante de la historia del caballo de carreras en España. 
-Las yeguas no pueden tener más de un ganador clásico por temporada, pero Trucial no perdió casi ninguna oportunidad de hacerlo y engendró cuatro:  Dyur (Djebelilla, Cimera 1958), Tracia (Sunny Boy, Beamonte 1960), Nertal (Nearula, Cimera 1961), y Tokara (Chingacgook, Valderas y Beamonte, 1962).

sábado, 14 de septiembre de 2019

DE YORKSHIRE DE TODA LA VIDA, TEOFILO, NOBLE MISSION Y LA LÍNEA DE SADLER’S WELLS

- El purasangre inglés no es desde luego de sangre pura –antes al contrario- pero podemos convenir en que es un invento inglés. Pero no hay que dispersar el mérito indebidamente: en concreto, la cosa sucedió casi entera en el condado de Yorkshire, y más en concreto aún, en una zona relativamente pequeña situada al norte del mismo y en la cuenca del río Tees. Allí, entre 1660 y 1750, unas cuantas familias -los Darcy sobre todas, pero también los Buckingham y los Croft, los Milbanke, los Childers y los Rockingham- hicieron los cruces de yeguas del país con sementales procedentes de Arabia, Oriente Medio y el norte de África que dieron origen a la raza PSI. En Yorkshire tenían su casa solariega, Aldby Hall, los Darley, y allí llegó en 1704 el potro castaño y calzado de tres que Thomas Darley había enviado desde Aleppo a su padre y que con el nombre de Darley Arabian figura hoy en la línea masculina de casi todos los caballos que compiten en los hipódromos del mundo. Y en Yorkshire vivían también los Hutton, uno de los cuales, John (1691-1768), crio en 1750 a Marske, bisnieto de Darley A., que años más tarde -y después de que su criador se lo cediera al Duque de Cumberland, hijo del rey Jorge II-se convertiría en el padre del mítico Eclipse.

Darley Arabian (Grabado a partir de una pintura de James Wootton)
- Estas familias y otras –como los Dundas, que se hicieron ricos aprovisionando el ejército, y los Wyvill, cuya victoria con Wart en la Gold Cup de York en 1709 es al parecer  el primer resultado recogido en una guía de carreras inglesa- hacían correr a su caballos en los hipódromos locales: Hambleton, Richmond, Doncaster y, por supuesto, York, donde en 1730, y para potenciar los atractivos de la ciudad como centro de la vida elegante, la municipalidad decidió crear un nuevo hipódromo en la llanura conocida como The Kanvesmire. (Allí se ubicó asimismo otra importante pero quizá menos refinada atracción pública: la horca, en donde en 1739 se ejecutó al famoso salteador de caminos Dick Turpin tras ser declarado culpable del robo de tres caballos.)
-La primera carrera disputada en el nuevo hipódromo, una de las por entonces llamadas King’s Plate, se disputo el 16 de agosto de 1731 y consistió en varias pruebas eliminatorias de 4 millas, como era habitual en la época. Reservada a los 6 años, tenía un premio de 1.000 guineas y la ganó Monkey, propiedad de su criador, Henry Lowther, tercer Vizconde Lonsdale, e hijo de su caballo Lonsdale Bay Arabian y de una yegua por el muy influyente Curwen Bay Barb.
-Doscientos ochenta y ocho años más tarde, York sigue celebrando en agosto su gran mitin anual, una de las más selectas reuniones de carreras del turf mundial. En el transcurso de su última edición, celebrada hace pocas semanas, Stradivarius, el espléndido y bonito alazán hijo de Sea The Stars, ganó precisamente la Lonsdale Cup G2, carrera para fondistas que recuerda a la importante contribución que los portadores de este título hicieron a las carreras inglesas a lo largo de muchas décadas. Con ello, el carismático pupilo de John Gosden se hizo acreedor por segundo año consecutivo del bono de 1 millón de libras establecido en 2018 en Reino Unido para potenciar las carreras de larga distancia y que se entrega al ejemplar capaz de ganar en la misma temporada la Ascot Gold Cup G1, la Goodwood Cup G1 y la citada Lonsdale Cup.
-Por volver un momento a las nieblas del pasado, digamos que si uno se remonta por la línea femenina de Stardivarius se llega a una yegua llamada Lowther Bay Mare, nacida a finales del XVII y criada, como indica su nombre, por un antepasado de nuestro Henry Lowther, ganador con Monkey en The Knavesmire. Otra carrera que recuerda a esta familia en elmitin veraniego es el Lowther Stakes G2, reservado a potrancas de 2 años e inaugurado en 1946. Este año lo ha ganado Living in the Past, una hija del velocista y útil padre de 2 años Bungle Inthejungle -por el buen semental Exceed and Excel- que hace la monta en el irlandés Rathasker Stud al precio de 12.000 euros.    
- Una de las carreras más antiguas de la reunión de verano en York es el Yorkshire Oaks, que se disputó por vez primera en 1849 y lo ganó Ellen Middleton, propiedad del segundo Conde de Zetland, Thomas Dundas, cuya familia se ha citado más arriba. Este año la carrera ha tenido la mejor ganadora posible, Enable, que se impuso en muy notable demostración ante la magnífica Magical y obtuvo de paso su décima victoria de G1. La hija de Nathaniel tiene en su pedigree una cerrada duplicación 3 x 2 sobre el gran patriarca Sadler’s Wells, el caballo que ha dominado la cría clásica europea en este siglo. El prestigioso Yorkshire Oaks es una prueba de su influencia en este sentido: desde 2002 hasta hoy han ganado la carrera diez descendientes suyas por línea masculina, entre ellas dos dobles ganadoras de la prueba: su propia hija Islington, vencedora en 2002 y 2003, y Enable, que había ganado también en 2017. La línea femenina de la maravillosa yegua de Khalid Abdullah lleva en la yeguada del propietario saudí desde principios de los años 80. En aquellos años se compraron las yeguas fundacionales del imperio Juddmonte y una de ellas fue Fleet Girl, una ganadora de tres carreras hija del gran semental de velocistas y milleros Habitat.  Entre la progenie de Fleet G. se encuentra Bourbon Girl (Ile de Bourbon), varias veces colocada de G1 –una de ellas el Yorkshire Oaks- y madre de ocho productos, entre ellos Apogee (Shirley Heights) ganadora de G3 y que a su vez ha engendrado a Concentric (Sadler’s Wells), útil ganadora de tres carreras y colocada de G3 y que ya tiene un lugar en la historia de las cría del PSI como madre de Enable. Apogée ha tenido otro éxito notable este verano pues de ella desciende también por línea de madres el buen Headman –hijo de Kingman, el semental revelación de la temporada-, otro defensor de los colores de Abdullah, que se apuntó en Deauville el Prix Guillaume d’Ornano G2.
- Juddmonte viene patrocinando desde 1989 la principal prueba del meeting de York, un duelo intergeneracional sobre algo más de 2.000 metros que se inauguró en 1972 con el nombre de Benson & Hedges Gold Cup y la sorprendente y espectacular victoria de punta a punta de Roberto sobre el gran favorito Brigadier Gerard. La carrera se llama ahora Juddmonte International G1 y en su lujoso rol de ganadores figura en la edición de 2009 el nombre del magnífico Sea The Stars. Su muy buen hijo Crystal Ocean (recientemente retirado por lesión) era el favorito para emularle este año, pero tras una bonita pugna final fue batido por poco por el 3 años Japan, propiedad del consorcio Coolmore. El potro es hijo del omnipresente Galileo y como tantos hijos de este gran semental es un robusto castaño encendido con un lucero corrido en la cara. Japan, que ya había ganado el Grand Prix de Paris G1 y se perfila como el mejor 3 años europeo sobre la distancia clásica, es hijo de la yegua Shastye, por Danehill. Eso hace de él dos cosas: por un lado, propio hermano de la muy buena yegua de hace varias temporadas Secret Gesture y de Mogul, un 2 años que acaba de ganar un G2 en Irlanda con mucho estilo; y, por otro, un gran ejemplar más producto del cruce de Galileo con una hija de Danehill. Galileo ya había dado cuatro ganadores del International: Rip van Winkle (2010), Frankel (2012), Australia (2014) y Ulysses (2017). Frankel es asimismo por una yegua hija de Danehill.
- Uno de los primeros productos notables de ese cruce es Teofilo, miembro de la segunda potrada de Galileo. Imbatido en sus cinco carreras a 2 años, entre ellas el National Stakes G1 y el Dewhurst Stakes G1, se lesionó a 3 sin haber corrido y desde entonces ejerce como reproductor en el irlandés Kildangan Stud, actualmente al precio de 40.000 euros, donde ha engendrado 16 ganadores de G1 –entre ellos Pleascach, ganadora del Yorkshire Oaks G1 de 2015-. En España habíamos visto algunos productos suyos bastante malos con la excepción de Castellated –que fue segunda del Benítez de Lugo que ganó Avenue d’Argent en 2017-, pero la cosa ha mejorado bastante este verano con la visita de su hijo Amazing Red, que ganó con autoridad la Copa de Oro de San Sebastián para el abogado Robert Arculli, natural de Homg Kong y expresidente del Jockey Club de la ciudad.

Amazing Red en Lasarte (Foto: P. Chapa)
- El origen de Amazing Red nos lleva a temas que se han tratado en anteriores entregas: en él se combinan los ¾ hermanos Sadler’s Wells y Nureyev, que están en la tercera generación, y Peintre Celebre aparece como abuelo materno. La madre del pupilo de Ed Dunlop, Artisia, desciende por línea femenina de la influyente Al Bahathri, una hija de Blushing Groom que ganó las Irish 1000 Guineas para Hamdan Al Maktoum en 1985. Artisia es asimismo madre de un caballo muy popular, el fondista y muy viajero Red Cadeaux (hijo, paradójicamente, del sprinter Cadeaux Genereux), que preparado por Dunlop y defendiendo igualmente los colores rojos y celestes de Arculli corrió desde los 3 a los 9 años, ganó casi 5 millones de libras en premios y siete carreras, entre ellas en Hong Kong Vase G1 y la Yorkshire Cup G2, pero que es muy famoso sobre todo por haberse colocado segundo tres veces seguidas (2013-15) en la Melbourne Cup G1; durante su quinta aparición en la carrera, en la edición de 2015, se fracturo el hueso sesamoideo de la mano izquierda y complicaciones después de la cirugía a que fue sometido obligaron a su sacrificio. Está enterrado en el hipódromo de Flemington, escenario de la Melbourne Cup.
- Entre los ganadores de G1 que ha engendrado Teofilo están Cross Counter, ganador precisamente de la última edición de la gran carrera australiana, y Havana Gold, que se apuntó el Prix Jean Prat G1 en 2013. Havana Gold es el padre de Sallab, ganador de cinco de sus seis carreras en España, entre ellas el reciente Gran Premio Ciudad de Sanlucar. La madre del caballo de Tinerfe, Waveband, es propia hermana del semental Bungle Inthejungle, al que se citaba antes.

Teofilo (Foto: John Reardon cedida por Darley)
-Las carreras de Sanlúcar datan de 1845. Diecinueve años más tarde, y en otra famosa ciudad de veraneo, la estadounidense Saratoga, se disputó la primera edición del Travers Stakes G1, carrera para los tres años y una de las pruebas más prestigiosas del calendario USA. Lo ganó con calidad el elegante alazán cuatralbo Code of Honor, criado por su propietario William Farish en su famosa yeguada Lane’s End Farm, uno de los templos del PSI en Kentucky. Code of Honor pertenece a la primera potrada de Noble Mission, que cuenta la Tattersalls Gold Cup G1 y el Champion Stakes G1 entre sus nueve victorias pero que tan conocido o más por ser propio hermano del gran Frankel. Es interesante comentar que el origen de Code of Honor contiene una duplicación (5 x 4) sobre Blushing Groom porque Frankel es muy receptivo a la repetición de este caballo en sus cruces.  Así lo demuestran, por ejemplo, los dos ganadores clásicos que ha engendrado este año: Anapurna, ganadora del Oaks G1, y Logician, que se acaba de apuntar el St. Leger G1. Noble Mission, del que aquí solo hemos visto a la modesta ganadora Octavia Minor, es también el padre de Spanish Mission, que batió en la misma meta al pupilo de Mauricio Delcher Pedro Cara en el estreno del Jockey Club Derby Invitational Stakes G1, corrido en la pista de verde de Belmont Park. Spanish M. es hijo de Limonar, una ganadora de listed en Francia criada por Darío Hinojosa. La yegua es hija de Street Cry, padre de las ilustres corredoras Zenyattta y Winx, y desciende por línea femenina de Special, por cuya estirpe Hinojosa parece sentir especial predilección. Noble Mission ha hecho la monta este año al precio de 15.000 dólares, aunque no es descartable que estos dos triunfos de G1 propicien una subida de cara a 2020.
- En Lane’s End Farm ejerció como semental Smart Strike, un hijo de Mr. Prospector y la excelente yegua de vientre Classy ‘n’ Smart (Smarten) criado en Canadá por la Sam-Son Farm. Buen corredor que obtuvo su mejor victoria en el Philip H. Iselin Handicap G1, se convirtió en un reproductor de primera clase que engendró 113 ganadores de stakes, doce campeones, dos ganadores clásicos y cuatro ganadores de carreras de la Breeders’ Cup. Su mejor hijo es el gran corredor y buen semental Curlin. Smart Strike, que su sacrificado en 2015 cuando contaba 23 años y estaba afectado de laminitis, es el padre de Oriental, que ganó el Premio Turismo Gobierno Vasco en muy bonita lucha con Noray. Oriental, uno de los más bellos ejemplares actualmente en entrenamiento aquí, cuanta en su origen con una notable duplicación 2 x 5 sobre el gran Mr. Prospector y una presencia adicional del padre de este, Raise a Native. La línea femenina, desarrollada por los Wertheimer en las generaciones más recientes y por los Rothschild antes, es la misma que la de Falco, padre de Hipodamo de Mileto. En ella se encuentra Lady Berry, excelente reproductora y madre de nuestro conocido Vert Amande, ganador del Memorial montado por Olivier Peslier en 1993.

Oriental después de su victoria (Foto: P. Chapa).
- La temporada inaugural del hipódromo de San Sebastián celebrada en 1916 vio a dos ejemplares propiedad de Jefferson Davis Cohn, Teddy y Good Luck, ganar respectivamente el Gran Premio y el Criterium. Ambos eran hijos del imbatido corredor y gran semental Ajax, ganador entre otras carreras del Prix du Jockey Club y del Grand Prix de Paris. Este año los ganadores de estas carreras han sido Emin y Guerreira, que no comparten progenitor, pero sí línea masculina: ambos pertenecen a la de Sadler’s Wells, que ha tenido notable protagonismo este año en la pista de Zubieta, pues en ella se inscriben también Liberri, que ganó el Diputación; Most Empowered, que se apuntó el Hotel María Cristina, y Amazing Red. Emin, como Liberri, es hijo de Camelot, triple ganador clásico y uno de los mejores sementales jóvenes de Europa.
- Guerreira defiende los mismos colores verdirrojos de la cuadra Nossa Senhora do Vale –y de la bandera portuguesa- que el notable Flanders Flame, ganador de la Copa de Oro en 2016. La potranca es miembro de la primera potrada de un caballo de mucha clase, Free Eagle, hijo del derby winner High Chaparral, cuyo mejor aquí ha sido Friné. Free Eagle hace la monta en el Irish National Stud al precio de 12.500 euros. Sus primeros 2 años están dando un rendimiento notable para tratarse de un caballo que no fue precoz; por ahora ha dado 7 ganadores de 22 corredores, entre ellos uno de listed, Justifier. Guerreira está inscrita en una línea femenina desarrollada en Juddmonte, la yeguada de Khalid Abdullah, a la que pertenecen también Workforce, ganador del Derby G1 y del Prix de l’Arc de Triomphe en 2010, y Qualify, ganadora del Oaks G1 en 2015 para la propietaria española Chantal Regalado. En la línea masculina, Darley Arabian -que en 1704 llegó al puerto irlandés de Kinsale procedente de la ciudad turca de Iskanderun en el buque de guerra Ispwich- aparece en la trigésima generación.         

domingo, 18 de agosto de 2019

DE PEINTRE CELEBRE A DALAKHANI, DEIRDRE Y MUERTES EN JAPÓN, NOVATOS LOCALES

Peintre Celebre, que ganó espectacularmente el Prix de L’Arc de Triomphe G1 de 1997 montado por Olivier Peslier, ocupa en el momento de escribir este texto el puesto número 29 en la clasificación europea de abuelos maternos que publica la revista The Owner-Breeder. El bonito alazán criado por Daniel Wildenstein, cuyos famosos colores azules defendió en la pista, fue retirado de la actividad reproductora en 2014 y pasa su jubilación en una de las yeguadas irlandesas del imperio Coolmore, para el que desarrolló su carrera como semental. Este año han corrido en el Viejo Continente 151 productos de sus hijas, de los que han salido 48 ganadores de un total de 63 carreras (4 de ellas stakes), con unas ganancias de 1.101.725 libras. Digamos como referencia que el líder de la tabla, el venerable y gran Pivotal, registra 349 productos, 110 ganadores de 158 carreras (20 de ellas stakes) y unas ganancias de 5.022.487 libras. Peintre Celebre es hijo de Nureyev y Pivotal, nieto por vía paterna de este gran caballo.
- De esos 48 nietos maternos de Peintre C. que han vencido este año, tres de los que lo han hecho en las últimas semanas tienen una conexión española. La bonita 2 años castaña oscura Les Hogues, criada por Jesús Sánchez Ramade (Cuadra Nearco), mostró resolución y clase en La Teste para ganar el Critérium de Béquet (listed) con los muy conocidos colores blancos con gorra violeta de Gerard Augustin-Normand. La potranca, pupila de Rouget, es el primer producto de la físicamente muy pequeña Hatsepsut Queen (Peintre Celebre – Hitra, por Langfhur), que corrió quince veces en Francia y tres en España y no logró ganar en ninguno de los dos países. Les Hogues tiene un inbreeding 4 x 5 x 4 sobre Danzig a través de dos machos y una hembra, y dos líneas de Raise a Native. La potranca es hija de Bated Breath, un muy útil semental compañero de patio de Frankel y Kingman en Juddmonte Farms cuyo servicio cuesta 10.000 libras. La línea femenina de Hatsepsut Queen se remonta a la ilustrísima Almahmoud a través de su hija Bubbling Beauty, madre a su vez del notable corredor y semental Arctic Tern.
- Darío Hinojosa añadió una línea más a su importante CV como criador con la victoria en el Prix de Psyché G3 de la 3 años Villa Marina (Le Havre Briviesca, por Peintre Celebre), a la que prepara Carlos Laffon y que tuvo como jinete, como su abuelo 22 años atrás, al brillante Peslier. Le Havre, que hace la monta en Monfort & Préaux al precio de 45.000 euros, es actualmente segundo de la estadística de sementales francesa con 121 productos, 54 ganadores de 73 careras y ganancias de 2.196.165 euros. Briviesca, laureada en listed y colocada de G3, ya había dado antes tres ganadores. Esta yegua desciende por línea femenina de la ilustre madre estadounidense Special, de la que, de hecho, tiene una presencia más a través de Nureyev, el padre de Peintre Celebre. De la estirpe de Special, de la que hablábamos por extenso en el artículo previo, ya hizo muy buen uso Hinojosa en el cruce que dio origen al excelente Recoletos. En el pedigree de Villa Marina destaca la duplicación 5 x 5 de Halo, un buen corredor tan famoso por su muy beneficiosa influencia en la cría como por la fiereza de su carácter.
- La aludida terna de nietos de Peintre Celebre se cierra con Einar, ganador del Premio Cimera de este año, que en su primera carrera para Tolosana y Arizkorreta se apuntó un fácil triunfo en San Sebastián. Hijo de George Vancouver, un ganador de la Breeders Cup Turf G1 que no ha sobresalido como semental, en su pedigree destacan dos presencias de Raise a Native –como en el de Les Hogues- y sobre todo cuatro líneas Special, dos a través de Nureyev y otras tantas  a través de los propios hermanos Sadler’s Wells y Fairy King. Angel Down, hijo de Kyllachy (por Pivotal), compañero de Einar en la preparación de Arizkorreta y ganador el mismo día en San Sebastián, tiene en su origen una duplicación 5 x 5 sobre Special. Variaciones sobre el mismo tema.

Einar, con su jinete casi en la grupa y las orejas tiesas, gana en San Sebastián (Foto: Dabid Argindar)
- La vinculación de la familia Wildenstein con la línea femenina que dio origen a Peintre Celebre y otros grandes corredores se remonta a los primeros años 60, cuando Daniel Wildenstein incorporó a su operación de cría la potranca Petite Saguenay, una no corredora hija de la gran yegua madre Ballynash, un producto de Nashrullah que el criador estadounidense Ralph Strassburger había comprado en Irlanda en 1949 por 2.000  guineas para incorporarla a su famoso Haras de Monceaux en Francia. Strassburger tuvo mucho éxito con ella, pues entre su progenie se encuentran Montaval, ganador del King George & Queen Elizabeth Stakes G1; Moutiers, que se apuntó el Prix Hocquart G2; Paimpont, segunda del Oaks G1, y Mourne, vencedor entre otros en el Prix des Chenes G3 y el Prix Daphnis G3. Este caballo es el padre de My Mourne, ganador del Gran Premio de Madrid y de la Copa de Oro de 1972 para la Cuadra Rosales.
Petite Saguenay es la cuarta madre de Peintre Celebre, al que se llega sucesivamente a través de Plencia (Le Haar), Petroleuse (Habitat) y Peinture Bleue (Alydar), todas buenas ganadoras para los colores azules. El primer producto de Plencia fue La gran Pawneese, una hija de Carvin que en 1976, entrenada por Angel Penna y montada por Yves Saint Martin protagonizó una primera mitad de año fantástica en la que completó con facilidad el singular doble Oaks G1-Prix de Diane G1 y remató el asunto ganando con el King George & Queen Elizabeth Diamond Stakes G1. El triunfo en los oaks inglés y francés por parte de un mismo animal no se había producido desde que en 1864 lo lograra otra potranca francesa, Fille de l’Air, defensora de los colores azules y rojos del conde Frédéric de Lagrange que al año siguiente inmortalizaría para la historia del turf el gran Gladiateur. El triunfo de Fille de l’Air en el Oaks fue el primero en una clásica inglesa de un ejemplar no nacido en las islas. La arrogancia y orgullo herido locales se impuso al fair play y alguien difundió la falsa especie de que la yegua tenía 4 años, lo que provocó disturbios en el hipódromo, y parece que el famoso entrenador John Osborne llegó a exigir el examen de la dentadura de la potranca. Lagrange accedió y se comprobó que, en efecto, Fille de l’Air tenía 3 años.
- En la yeguada, Fille d l’Air dio entre otros productos a la ganadora clásica Reine, una hija del gran Monarque, padre también de Gladiateur. Pawneese no fue, en cambio, una madre de éxito. Dio cinco ganadores irrelevantes, pero entre ellos estuvo la castaña Poughkeepsie, una hija del gran Sadler’s Wells que ganó a 3 años en Francia y dio a su vez nueve ganadores, dos de ellos de listed. Entre esos nueve ejemplares se encuentra Private Life, una hija de Bering cuya progenie incluye ese impresionante fondista que es Stardivarius, el pequeño y admirable alazán cuatralbo que hace días ganó por tercera vez consecutiva la Goodwood Cup G1, en uno más de sus característicos despliegues de clase, espíritu de lucha y economía en el esfuerzo.  El padre de Stradivarius, Sea The Stars, es segundo por detrás de su medio hermano Galileo en la clasificación europea de sementales de The Owner-Breeder; cuenta con 152 corredores, 69 ganadores de 89 carreras y unas ganancias de 3.271.802 libras.
- Desde que Pawneese se apuntara el King George han sido cuatro las hembras que han ganado la gran carrera de Ascot: Time Charter (1983), Danedream (2012), Taghrooda (2014) y, por supuesto, Enable, vencedora en 2017 y en este 2019 en el que ha protagonizado una recta final preciosa, vibrante y llena de clase en pugna con Crystal Ocean. En la meta, prevalecieron las grandes orejas y la mancha blanca con la forma de Sudamérica que la yegua de Abdullah luce en la cara. Semanas antes, este espléndido ejemplar había ganado el Eclipse Stakes G1 en su reaparición en la temporada. El King George de este año ha cimentado el estatus estelar de Enable al tiempo que ha sido un triunfo para la familia Rothschild: el padre de la pupila de Gosden es Nathaniel, que ganó para su propietaria y criadora, Serena, Lady Rothschild, el propio King George y el Eclipse Stakes; y Crystal Ocean está criado en el histórico establecimiento familiar de Southcourt Stud y corre para otro miembro de la familia, Sir Evelyn de Rothschild.
- El más fácil ganador del King George en la historia de la carrera es Harbinger, que en 2010 se impuso por once cuerpos conducido por Olivier Peslier (El caballo estaba entrenado por Sir Michael Stoute, y Ryan Moore, a la sazón jockey titular del patio, había preferido subirse en Workforce, ganador del Derby de aquel año, que acabó quinto). Harbinger es, como el citado Bated Breath, hijo del gran semental Dansili y a su madre, Penang Pearl -por Bering, del que también hemos hablado-  la conocemos aquí porque parió asimismo a Arnuero, un bonito hijo de Sakhee que dio buen valor para las cuadras Bering primero y Medreal después. Harbinger se lesionó poco más tarde de su gran victoria y fue exportado a Japón para ejercer como semental en la corte imperial hípica de ese país, la Shadai Stallion Station. Sus resultados han sido muy apreciables –por ejemplo en 2018 dio uno de los mejores 3 años del país, Blast Onepiece, ganador del Arima Kinen G1, y fue quinto en la estadística local de padrillos- pero su mayor éxito lo logró unas semanas cuando su hija Deirdre se apuntó una bonita victoria en el Nassau Stakes G1, disputado en Goodwood, en lo que constituyó el primer triunfo de un ejemplar criado en Japón en una prueba del máximo nivel en las Islas Británicas.
- Deirdre desciende por línea femenina de la gran millera inglesa Sonic Lady, triple ganadora de G1 e hija de Nureyev; y su madre Reizend tiene en su origen, como Villa Marina, una doble presencia de Halo. La victoria de Deirdre en Goodwood ha sido el lado positivo de unas semanas que han tenido para la cría nipona la vertiente amarga de las muertes de los dos mejores sementales del país, el coloso Deep Impact (Sunday Silence) y el excelente King Kamehameha, que había sido retirado hace poco de la actividad reproductora. Criados los dos por Katsumi Yoshida y ganadores ambos del Tokyo Yushun G1 (derby japonés) para el mismo propietario, Matoko Kaneko, estos caballos, que fueron compañeros de Harbinger en Shadai, han dominado la estadística nipona de sementales en la presente década: King Kamehameha la ganó en 2010 y 2011 y Deep Impact lo ha hecho sin interrupción desde entonces, con King K. segundo en todas las ocasiones.
- King Kamehameha tiene por tercera madre a The Dancer (Green DancerKhazaeen, por Charlottesville), una ganadora de grupo y colocada en el Oaks G1 que fue criada por Jean Marc Valerio, criador francés que durante unos años ejerció también en España. Aquí creó, concretamente en la localidad vizcaína de Bakio, la Yeguada Ainhoa, vivero de muchos ganadores. Una propia hermana de The Dancer llamada Kazadancoa, criada asimismo por Valerio, fue una importante yegua de cría en Estados Unidos. Su descendiente por línea femenina Duke of Hazzard, un hijo de Lope de Vega, ganó, también en el meeting de Goodwood, el Thoroughbred Stakes G3.
- El no muy estimulante panorama juvenil que soportamos en mayo y junio se ha animado algo en las últimas jornadas de carreras. Quizá la mejor impresión la ha causado Briareo, que ha heredado la corpulencia y el aspecto algo ordinario de su abuelo materno Baptize y se mostró muy prometedor al ganar en su debut, que tuvo lugar en la noche de Madrid. El potro es el primer ganador que engendra Abdel, semental en Torreduero e ilustre defensor de los colores azules y rojos de su criador, propietario y preparador, el Dquue de Alburquerque, asimismo titular de las tres tareas en el caso de Briareo. El potro es el primer producto en pista de su madre, Manivela, criada por Basilio Gila y ganadora del Comunidad de Madrid de 2011 con la monta de Fergal Lynch. La yegua proviene por vía femenina de Pasadoble -madre de la legendaria Miesque, otro de los grandes productos de Nureyev- a través de una rama que aquí también nos ha dado a Yepes y a Karluv Most.
- El Criterium Nacional lo ganó, luchando bien al final, la alazana Pravia, criada por Wallhouse (José Hormaeche). La potranca, que había corrido antes solo una vez y sin colocarse, es hija de Dawn Approach, ganador de las 2.000 Guineas en 2013 para Godolphin (Sheikh Mohammed Al Maktoum) y semental de solo discretos resultados en Kildangan Stud, el depósito de reproductores de Darley (Sheikh Mohammed asimismo) en Irlanda, donde hace la monta al precio de 15.000 euros. Pravia es, después del 3 años Hold On Now (Farhh), el segundo producto ganador en España de First Embrace, hija del ilustre Dubawi. La potranca de Rocío presenta un bonito cruce en el que llaman la atención las duplicaciones sobre la gran yegua de cría Allegretta (5 x 4 a través de hija e hijo) y sobre el buenísimo semental americano Alydar (5 x 5 a través de hijas). Alydar, segundo detrás de Affirmed en las tres patas de la mítica Triple Corona estadounidense de 1978, es el abuelo materno de Peintre Celebre.

Pravia (Foto: P. Chapa)
- Compañero de Dawn Approach en Kildangan es Shamardal, uno de los mejores sementales europeos cuyo precio de monta se anuncia como “Privado” y que está protagonizando una temporada muy brillante en la que ha engendrado catorce ganadores de stakes; entre ellos destacan el excelente sprinter y doble laureado de G1 Blue Point y la ganadora clásica Castle s, vencedora en la Poule d’Essai des Pouliches G1. Su últimos ganadores notables son los dos años Earthlight, que se apuntó el Prix de Cabourg G3 en Deauville y sobre todo Pinatubo, imbatido tras cuatro carreras en Inglaterra y que en la última, el Vintage Stakes G2, corrido en Goodwood, dejó ver cualidades apreciables. Pinatubo, que corre para los colores azul pavo real de Godolphin, pertenece a la misma línea femenina que el gran semental Invincible Spirit, tiene en su origen un inbreeding 4 x 5 sobre Mr. Prospector y su madre, la ganadora de listed Lava Flow, es hija de Dalakhani.
- Otra 2 años que ha gustado aquí es Nayade, de Aldovea, que ganó en su debut rematando bien a pesar de que solo muy al final se enteró de que el asunto consistía en galopar más rápido que el resto. Su cruce es muy parecido al de Pinatubo pues su padre, Mukhadram, ganador del Eclipse Stakes G1 en 2014, es hijo de Shamardal; su madre es hija de Dalakhani; y en el conjunto del pedigree hay tres líneas de Mr. Prospector. Ambos orígenes comparten asimismo una línea de Sharpen Up. Y si empezábamos con un abuelo materno que ganó el Arco en 1997 para su propietario y criador, terminamos con otro, Dalakhani, que seis años después hizo lo mismo para el suyo, el Aga Khan, con la monta de Cristophe Soumillon. En esta ocasión, Peslier fue séptimo. Montaba a Dai Jin, hijo de Peintre Celebre.

martes, 23 de julio de 2019

SPECIAL Y EL TORDO IRASCIBLE, LOS CABALLOS DE JEAN STERN, SEA THE STARS Y GALILEO

- Special sangró por las vías respiratorias tras no colocarse en su debut a 2 años y fue retirada del entrenamiento. La potranca, algo trascorva según se puede leer de ella, tenía un origen espléndido: era hija del crack argentino Forli y de la excelente yegua de vientre Thong, inscrita en la gran línea de madres de Rough Shod. El cruce de los padres de Special  habría de engendrar asimismo al campeón millero Thatch y a la ganadora de G2 Lisadell. Special había apuntado muy buenas maneras de cara a su estreno en la competición, y la calidad que sus frágiles vasos sanguíneos le impidieron mostrar en las pistas se manifestó abundantemente en los prados de la Claiborne Farm, criadora y propietaria del animal.
- Special parió en la histórica yeguada de Kentucky diez productos, de los que cinco llegaron a las pistas y todos ganaron; además, dos hijas suyas no corredoras fueron buenas madres. Su primer producto fue la potranca Fairy Bridge, hija de Bold Reason nacida en 1975 y comprada como yearling por Robert Sangster y sus socios del primigenio consorcio Coolmore por solo 40.000 dólares. Ganadora de sus dos carreras a 2 años, fue considerada la mejor potranca de su edad en Irlanda y no volvió a correr. En 1981 parió un macho castaño por Northern Dancer que ganó las Irish 2000 Guineas G1 y el Eclipse Stakes G1 y que, retirado a la yeguada en Coolmore, produjo más de 300 ganadores de stakes y ganó catorce veces la estadística británica de sementales. Se llamaba Sadler’s Wells, murió en 2011 a los 30 años de edad y es uno de los reproductores más importantes de la historia de la raza, un mito de la cría del purasangre.
- El año 1977, mientras se desarrollaban los primeros capítulos de la historia anterior, Special parió un macho castaño y careto por el propio Northern Dancer. Claiborne lo presentó a las ventas de Keneland, donde el armador griego Stavros Niarchos lo compró por 1,3 millones de dólares, en aquel momento el segundo precio más alto jamás pagado por un yearling. Niarchos ganó en la puja a Sangster & Co. e impuso a su potro el nombre de Nureyev. Corrió solamente tres veces y no lo batió nadie, aunque en su última carrera, las 2.000 Guineas G1, fue distanciado del primer puesto. Retirado a la yeguada en Walmac International, establecimiento vecino a Claiborne en Lexington (Kentucky), tuvo una espléndida carrera como semental en la que engendró más de 130 ganadores de stakes, entre ellos campeones de la talla de Miesque, Peintre Celebre y Theatrical. Cuando tenía 10 años superó, colgado durante semanas de unos raíles, la durísima curación de una fractura bajo el corvejón de la pata derecha. Murió a los 24 años y está enterrado en Walmac junto a Alleged, doble ganador del Prix de la’Arc de Triomphe G1.
- Nureyev y Sadler’s Wells, ambos purasangres de primerísima clase, los dos  castaños con marcas blancas y ambos hijos de Northern Dancer, el primero del cruce con Special y el otro, del acoplamiento con Fairy Bridge, hija de Special. Historias paralelas que desde hace ya años confluyen en los pedigrees, donde la presencia simultánea de ambos -que implica que Special se duplica a través de un hijo y una hija- se ha revelado como beneficiosa. Prueba de ello son, entre otros, ejemplares como El Condor Pasa, Workforce, Inmortal Verse, Henrythenavigator, Divine Proportions, Whipper, Rip van Winkle, Campanologist. Wigmore Hall, Simple Verse, Hermosa, Sottsass y Magical, todos ganadores clásicos o de G1. Recoletos, el excelente caballo criado por Darío Hinojosa y actualmente semental en el Haras du Quesnay, tiene tres líneas de Special en su pedigree.
- Nureyev y Sadler’s Wells aparecen también juntos en el pedigree del castrado Hipodamo de Mileto, que hace unas semanas sumaba el Gran Premio de Madrid a su muy buen historial. Criado por su propietario, Enrique Beca, el alazán es hijo del mediocre semental Falco, un ganador de la Poule d’Essai des Poulains G1 hijo del gran Pivotal, a su vez por Polar Falcon, este por Nurevev. La Atalaya, madre de Hipodamo y de otros cuatro ganadores (entre ellos el muy útil y duradero Dagoberto), es hija de Montjeu, uno de los grandes vástagos de Sadler’s Wells. Otro de los elementos interesantes de la genealogía de Hipodamo, ya comentado con ocasión de algunas de sus anteriores victorias, es la poco habitual duplicación 5 x 5 sobre el muy buen corredor inglés Bustino, ganador del St. Leger en 1974. El pupilo de Calderón dejó segundo en el Gran Premio a Zascandil, invirtiendo así la gemela de 2018. Esta circunstancia no se había dado nunca en la historia del Gran Premio hasta los años 2010 y 2011, cuando Karluv Most y Entre Copas fueron los respectivos ganadores de la carrera batiendo al otro en la llegada. En 2012, estos dos excelentes corredores se permitieron el lujo de formar gemela de nuevo, con el de Cholaica en primera posición.

Hipodamo de Mileto gana el Gran Premio de Madrid (Foto: P. Chapa)
- Hipodamo de Mileto es el primer descendiente por vía masculina de Nureyev que gana el Gran Premio de Madrid. La línea del omnipresente Northern Dancer registra otros nueve triunfos en la carrera: la rama de Nijinsky tiene a Vichisky, Villa d’Este y Dariyoun, ganadores en 1988, 1989 y 1992; la de Sadler’s Wells, a Baldoria (2006), Frine (2014) y Zascandil (2018); la de Danzig, al citado Karluv Most (2010 y 2012) y la de Night Shift, a Bannaby (2008). Un rato después de que Hipodamo ganara el Gran Premio otro ejemplar con Nureyev y Sadler’s W. en su pedigree pasó por ganadores: se trata de Cossío, un hijo de Pyrus criado por la Yeguada Puertas y uno de nuestros mejores productos de 3 años.
- Mientras los participantes en el Premio Carudel salían a la pista, Yves Redon me llamaba la atención sobre la notable presencia de la sangre de Grey Sovereign en el origen de Bayoun, favorito de la carrera y a la postre buen ganador de la misma. En efecto, tanto el padre, Kouroun, como la madre, Baenia, del buen ejemplar de Lemer y Lafeu descienden por línea masculina de aquel notable tordo nacido en Inglaterra en 1948. Criado por el muy famoso bookmaker William Hill, Grey Sovereign era hijo del temperamental Nasrullah, del que muy probablemente heredó su muy desagradable y agresivo carácter, y de la buena velocista Kong, que también dio a Nimbus, un hijo de Nearco que ganó el Derby de 1949, primero cuyo orden de llegada se decidió consultando la photo-finish.

Bayoun gana el Carudel (Foto. Rafael Lorente)
- En su libro Grey magic, el periodista británico Alan Yuill Walker habla de cómo el temperamento de Grey Sovereign le impidió desarrollar todo su potencial en las pistas –por ejemplo,  el caballo se negaba a tomar la salida con cierta frecuencia- pero aun así se desempeñó como un buen sprinter; y cuenta cómo en la yeguada se ponía continuamente de manos, coceaba y atacaba para morder, pero se reveló como un espléndido padre de corredores, con el  mérito añadido de haber fundado una línea masculina de gran clase. Esta ha tenido sus mayores puntales en sus magníficos nietos Caro (por Fortino II) y Kalamoun (por Zeddaan), ambos ganadores de la Poule d’Essai des Poulains G1, entre otras carreras de la máxima categoría. Caro es el bisabuelo paterno de Kouroun, el padre de Bayoun, mientras que la madre del ganador del Carudel desciende de Kalamoun a través de Kenmare, Highest Honor y Verglas.
- En nuestras pistas, la línea masculina de Grey Sovereign tuvo sus representantes más detacados en dos ganadores del Memorial: Arrow (por Warpath, nieto de nuestro protagonista) que ganó la carrera en 1979 para la Cuadra Salinas, y Vert Amande (por Kenmare), ganador para la Yeguada El Espinar en 1993. Sin embargo, es a través de varias destacadas yeguas de cría cómo la clase del tordo criado por William Hill se ha hecho más presente en nuestro país. Así, Safriya, hija de Nishapour (por Zeddaan), dio a Robertiya; Kalawelsh (por Kalamoun), engendró a Kashwan y Persian Ruler; y New Vert (por Vert Amande), ha producido entre otros buenos a Newango, Festeiro y New Ialy Barelière. Por cierto, que la bonita alazana Raiponce, ganadora del Gran Criterium de 1983 y del Benítez de Lugo 1984 para la Cuadra Goyaz, propiedad de Yves Redon, también tenía en su pedigree una línea de Grey Sovereign
- El origen de Bayoun tiene un cierto sabor añejo, pues aparecen en sus primeras generaciones nombres que se antojan ya muy lejanos en la historia del turf, y muestra de ello es la duplicación de Sicambre en la quinta generación a través de un hijo y una hija. Como Grey Sovereign, Sicambre nació en 1948. Lo hizo en Francia, en concreto en el Haras de Saint Pair du Mont, la yeguada de su criador y propietario, Jean Stern. Los distintivos colores blancos con estrellas celestes y gorra negra de este banquero, escritor y en su día destacado deportista –fue medalla de oro en espada en los Juegos Olímpicos de 1908, celebrados en Londres- y soldado –fue coronel de húsares en la I Guerra Mundial- tuvieron protagonismo en las pistas francesas desde finales del XIX has los años 60 del siglo pasado y Sicambre fue seguramente su mejor caballo. Ganó ocho de sus nueve carreras –entre ellas el Grand Critrerium, el Prix Hocquart, el Prix du Jockey Club y el Grand Prix de Paris- y cuando estaba consagrado como un campeón y era favorito para el Arco de 1951, se lesionó en un menudillo y fue retirado.
- El 6 de agosto de 1918, un potro de 3 años criado en Francia y llamado Nouvel An llevaba a la victoria en el Premio Placencia, disputado en San Sebastián, los colores estrellados de Stern. Para contar lo que sucedió después, citemos al famoso periodista hípico Héctor Licudi Lasarte en su artículo titulado Las carreras de caballos en España, incluido en el lujoso volumen El caballo en España, publicado a finales de los años 50 del pasado año: “Año 1918. Principio de otoño. Gran Casino San Sebastián. Manos pálidas de mujer y puños de frac le van pintando colas de pavo real al paño verde de la mesa con las fichas multicolores. Bajo la luz fría de las lámparas palaciales runrunea la bolita en el platillo y un gran silencio, un grave silencio tumbal, desciende sobre la sala. Fuera, el alma del tamarindo se embelesa en Miramar con el arpegio de la musa de Usandizaga. Jean Stern, famoso propietario – de momento, en declive- va colocando sus últimas fichas, que se van una tras otra para siempre… Cuando abandona la sala se encuentra con Cimera. Jean Stern ya ha tomado una decisión. Venderá su cuadra, en la que figuran unos tres años que prometen: Nouvel An, Choix de Roix, Consul… Una dos años, La Glorieuse, y unos caballos de más edad, como Fil d’Ecosse, Rastignac, Thelus… Le propone a Cimera venderle el lote. Cimera dice que consultará con Martorell. Pocos días después se concierta la venta. Decían que en 150.000 francos por todo el lote; francos de 1918, muy por debajo de la peseta. Un negocio. Cimera-Martorell se llevan estos caballos entre los que figura el potro que, más tarde, desde los cuatro años, será el ganador tres veces seguidas del Gran Premio de Madrid”. La primera de esas veces, en la edición inaugural de la carrera, celebrada en 1919. En fechas recientes se ha celebrado este centenario.   
- A Sicambre, a Grey Sovereign a través de Zeddaan y de otro de sus hijos, Young Emperor, a Special y a su abuela Rough Shod mediante otra línea los encontramos en el pedigree de Fleeting, la hija de Zoffany y nuestra ganadora clásica Azafata criada por Fernando Bermúdez que tan brillante temporada clásica está completando para la chaquetilla azul marino del consorcio Coolmore. Su último logro, un muy buen segundo puesto en el Irish Oaks batida por Star Catcher, el cual venía precedido de otro segundo, en el Ribblesdale StaKes G2 de Royal Ascot, batida asimismo por la yegua de Oppenheimer, y de un tercero rematando más que sus rivales en el Oaks G1 por detrás de Anapurna y Pink Dogwood. Una espléndida potranca y un éxito indudable para el criador español. Azafata, por su parte, tiene un 2 años por War Command en entrenamiento en Francia y un yearling por Olympic Glory que sale a subasta en una semanas. La madre de Azafata, Anysheba (por el crack estadounidense Alysheba), y su último producto en pista es la 3 años Adriana (Lucayan), prometedora tercera en su más reciente salida a la pista para su propietaria y criadora, la cuadra Ciudad Rodrigo, de Manuel Delgado. Su siguiente producto es un 2 años por Celtic Rock que se llama Monfragüe.
- Star Catcher defiende los colores blanquinegros con gorra roja del gran propietario y criador inglés Anthony Oppenheimer, que se hicieron bien visibles hace cuatro años gracias al gran Golden Horn, ganador del Derby G1 y del Prix de l’Arc de Triomphe G1. Star Catcher le dio su segundo triunfo consecutivo en el Irish Oaks a su padre, el espléndido corredor y semental Sea The Stars, que el año pasado triunfó en la clásica irlandesa con la exquisita alazana Sea of Class, que tristemente ha sido sacrificada el mismo día en que se redactan estas líneas. La yegua había sufrido el 3 de julio un gravísimo cólico y en la operación para solventarlo se le descubrió una masa tumoral con elementos malignos. Se le extirparon y ha habido días de leve mejora y esperanza, pero el descubrimiento de un segundo linfoma ha precipitado la decisión de poner fin al sufrimiento del animal. En su breve vida de carreras, Sea of Class añadió el Yorkshire Oaks G1 y otras dos carreras a su triunfo en el Oaks irlandés, pero lo más destacado que hizo la yegua en pista fue el espectacular remate que protagonizó en el Arco del año pasado, que la llevó a quedar segunda a una cabeza de la gran Enable, a la que quizá hubiera batido de haber encontrado antes sitio para atacar.

Sea The Stars (Foto cedida por The Aga Khan Studs)
- Stradivarius, que ganó la Ascot Gold Cup G1 por segunda vez, y el muy bello Crystal Ocean, que su impuso bajo la lluvia en el Prince of Wales Stakes G1, son otros hijos de Sea The Stars que le han dado al campeón de la familia Tsui triunfos destacados este verano. El caballo obtuvo uno de los nueve triunfos de su excelente CV en el Eclipse Stakes G1, carrera creada en 1886 para aumentar los atractivos de Sandown Park, hipódromo inaugurado en 1875 y en el que la carrera se sigue celebrando en la actualidad. La primera edición del Eclipse fue ganada por Bendigo y estuvo dotada con 10.000 libras, lo que hizo de ella la carrera mejor dotada corrida en Inglaterra hasta entonces. La edición de 1919, año en que se corrió por primera vez el Gran Premio de Madrid, la ganó el muy buen corredor Buchan, propiedad de Waldorf Astor, que repitió victoria el año siguiente. Este año la carrera, disputada hace unas semanas, la ha ganado precisamente Enable, que reaparecía en el año. La gran yegua de Abdullah emulaba así a su padre, Nathaniel, que ganó el Eclipse en 2012. La primera dupla padre e hijo que ganó la prueba la formaron Orme, ganador en 1892 y 1893, y su hijo Flying Fox, que se impuso en 1899; ambos, propiedad del Duque de Westminster.
- Nathaniel es uno de los 80 ganadores de G1 que ha producido Galileo, medio hermano de Sea The Stars –ambos son hijos de la yegua Urban Sea- y el mejor semental del mundo en la actualidad. La cifra se alcanzó el pasado 14 de junio, cuando Japan se impuso con cierta facilidad pero sin mucha brillantez en el Grand Prix de Paris G1. La victoria se producía pocas semanas después otros dos triunfos del máximo nivel para la progenie de este impresionante reproductor: el de Circus Maximus en el St. James Palace Stakes G1 de Royal Ascot y el facilísimo y sorprendente de Sovereign en el Irish Derby G1. Japan es el decimotercer ganador de G1 producto del cruce de Galileo con una hija de Danehill. Sovereign y Circus M. participan de la misma fórmula, pues sus respectivas madres son hijas de Danehill Dancer, a su vez por Danehill. Según el último recuento de Racing Post, Galileo ha producido 196 ganadores de grupo y 100 de listed.
- Danehill, a través de hija e hijo, está dos veces en el pedigree de Liberri, que ganó con buen aire en San Sebastián. El castaño de Quinto Real tiene en su origen a Sicambre y al menos tres líneas de Grey Sovreign, y su padre, Camelot, es un ejemplo más de lo bien que combinan Sadler’s Wells y Nureyev. A los que también vemos en el citado Henrythenavigator, abuelo de Pedro Cara, distanciado del primer puesto en el Villapadierna y reciente ganador de listed en Francia; y, por cierto, en Axioco, beneficiario de ese distanciamiento. Volvemos, pues, a Special, y si viajamos con ella hacia atrás en lugar de hacia delante, podemos decir que su línea femenina se remonta al parecer, según muestra la reciente investigación del ADN mitocondrial, al pony de Shetland y al pony de los fiordos. Algo realmente especial.

domingo, 23 de junio de 2019

GALILEO EN LOS ALTARES, WAXY Y SU MASCOTA, TRIUNFOS DE WEINFELD Y BRANT, MR. PROSPECTOR


- Anthony Van Dyck encontró un poco más de velocidad que sus rivales en el último furlong del Derby para atacar por dentro y ganar por medio cuerpo la carrera más importante del mundo. Octava  victoria en la clásica para sus propietarios, el consorcio Coolmore; primera para su jinete, el irlandés de 46 años Seamus Heffernan; séptima para su entrenador, el también irlandés de 49 años Aidan O’Brien, que igualaba así el record de más victorias en la prueba para un preparador, que ahora comparte con los gigantes del pasado Robert Robson, John Porter y Fred Darling; y cuarta para su padre, Galileo, irlandés también, de 21 años de edad y que cimentaba con este resultado su puesto en el altar de los inmortales del turf: Anthony Van Dyck es su cuarto ganador del Derby, cifra no superada por semental alguno y que también alcanzaron Sir Peter Teazle, Waxy, Cyllene, Blandford y Montjeu. Este último compartió patio con Galileo en la yeguada Coolmore hasta su muerte en 2012. Ambos son hijos del coloso Sadler’s Wells, que sirvió en el mismo establecimiento y cuyos descendientes por línea masculina han ganado 12 de las 19 ediciones del Derby disputadas este siglo.

- La secuencia se inició en 2001 con el propio Galileo, que fue, por otra parte, el primer ganador del Derby para Coolmore y para Aidan O’Brien. Sir Peter Teazle, que ganó en Epsom en 1787, y Waxy, que lo hizo en 1793, son los otros padres de cuatro ganadores de la gran clásica que antes consiguieron triunfar en la propia carrera. El bello y dócil castaño Waxy, que ganó el Derby para su criador, Sir Ferdinando Poole, resulta relevante aquí por dos razones: es ascendiente de Galileo por línea masculina -concretamente, es su decimoséptimo padre- y tuvo como preparador al citado Robert Robson, un gran innovador del arte de entrenar caballos de carreras a quien le dio su primer Derby, del mismo modo que Galileo estrenó el casillero de victorias en la carrera de Aidan O’Brien. Poco después la muerte de Poole, Waxy, con 13 años y habiendo perdido un ojo sin que nos haya llegado cómo, fue comprado por el Duque de Grafton, que pagó por él 300 guineas. El caballo, magnífico semental, murió en su yeguada de Euston Hall a los 28 años de edad. Para entonces había quedado ciego y había vivido sus últimos años en compañía de una coneja que comía de su pesebre, se acurrucaba junto al caballo cuando este se tumbaba y, si hemos de creer al entrenador John Kent Sr., cuyo testimonio cita Patricia Erigero en la página web Thoroughbred Heritage, incluso crio varias camadas en el box de Waxy sin que el caballo dañara jamás a su prole.

- El matrimonio formado por el empresario textil Egon Weinfeld y su esposa Elizabeth decidió en 1977 aventurarse en la cría de caballos de carreras. Y lo hizo comprando cuatro potrancas de un año con la esperanza de que alcanzaran algún valor en la pista y sirvieran después como base de su operación ganadera. Ayudados por los agentes Richard y Vivien Galpin, los Weinfeld no eligieron nada mal: tres de esas potrancas, Odeon (Royal and Regal), One in a Million (Rarity) -a las que entrenó Henry Cecil- y Reprocolor (Jimmy Reppin) -preparada por Michael Stoute- corrieron un total de 27 veces y solo dejaron de colocarse en dos, ambas carreras de G1; acumularon diez victorias y quince colocaciones, de las que nueve y diez, respectivamente fueron en stakes, lo que da idea de su clase como corredoras. Las tres se incorporaron a principios de los 80 al Meon Valley Stud, la yeguada que habían creado su propietarios, y fueron germen de destacadas líneas femeninas en las que se inscriben ganadores de 20 carreras  de G1, entre ellos Lady Carla, Colorspin, Opera House, Kayf Tara, Milligram, One So Wonderful, Zee Zee Top e Izzy Top. Lady Carla, hija de Caerleon y nieta de Odeon, le dio a los Weinfeld su primer y hasta este año único triunfo en el Oaks como criadores. Fue en 1986 y a la potranca, propiedad de Wafic Said y entrenada por Henry Cecil, la montó Pat Eddery.  

- One in a Million fue la mejor corredora de las tres yeguas fundacionales de Meon Valley  –ganó las 1.000 Guineas y el Coronation Stakes, ambas de G1- y de ella desciende por línea femenina Anapurna, que montada por Frankie Dettori llevó a la victoria hace unas semanas en el Oaks G1 los conocidos colores negros con lunares blancos de Helena Springfield Ltd., la compañía de los Weinfeld y nombre con el que han corrido siempre su caballos. Anapurna, castaña de físico ligero, es hija de Frankel y con este triunfo le dio al gran caballo de Khalid Abdullah su primera victoria como semental en una clásica europea y segundo en total después de la victoria de Soul Stirring en el Yushun Himba G1 (Oaks japonés) de 2017. Anapurna tiene en su origen un inbreeding 4 x 5 sobre Blushing Groom –Frankel suele responder bien a los cruces que duplican este nombre- y otro mucho más cerrado, 3 x 3, sobre Sadler’s Wells. Otra ganadora reciente del Oaks cuyo origen tiene dos veces – en su caso 3 x 2 – a Sadler’s Wells es la brillante Enable, además doble ganadora del Prix de l’Arc de Triomphe G1.

- Enable ganó el Oaks bajo una tempestad en 2017 conducida por Frankie Dettori, como Anapurna. La yegua de Abdullah es hija de Nathaniel, a su vez hijo de Galileo, como lo es Frankel; no salimos de la imperio del gran semental de Coolmore. Se puede recordar en este punto que Frankel y Nathaniel debutaron en la misma carrera cuando tenían 2 años e hicieron gemela. Y si Frankel ha dado estos días su primer ganador clásico europeo, Nathaniel ha engendrado el segundo, pues hace pocas fechas su hija alazana Channel ha ganado en cerrado final el Prix de Diane G1, oaks francés.  La potranca es el único caballo que tiene en entrenamiento su propietario, Samuel de Barros, y desciende de una selecta línea femenina desarrollada a lo largo de los últimos veinte años por Luca y Sarah Cumani. Es interesante constatar que, al igual que Enable, Channel tiene en su pedigree una duplicación de Sadler’s Wells –en su caso 3 x 4- y los nombres de Ile de Bourbon y Shirley Heights.

- La primera victoria de un propietario estadounidense en el Prix du Jockey Club, derby francés, se produjo en 1906, cuando ganó Maintenon, propiedad de William K. Vanderbilt. El acaudalado propietario, miembro de una de las familias más ricas de su país, ganó la carrera otras cuatro veces, la última justamente hace cien años, en 1919, cuando se imouso Tchad, que el año anterior había ganado tres carreras en Zan Sebastián. Este año, la conexión yanqui del Jockey Club, que se ha mantenido a lo largo del último siglos con nombres tan notables como los del vividor Jefferson Davis Cohn y el magnate –luego arruinado- de la plata Nelson Bunker Hunt, se ha renovado con el empresario del papel prensa y de los medios Peter Brant, que por momentos también ha pasado por graves dificultades económicas. Este año ha visto ganar en Chantilly, y con muy buen aire, a su potro alazán Sottsass, que tardó 2:02.90 en recorrer los 2.100 metros del JC. Ello le supuso batir el record de la carrera, que se corre sobre esta distancia desde 2005. Si el nombre del ganador del Derby homenajea a un pintor, el flamenco Anthony van Dyck, gran retratista que vivió de 1599 a 1641, el del vencedor en el Jockey Club rememora a otro artista, el prestigioso arquitecto y diseñador italiano Ettore Sottsass, fallecido en 2007 a los 90 años de edad. Uno de los cuadros más famosos de Van Dyck es su retrato ecuestre de Carlos I de Inglaterra; este monarca y su padre, Jacobo I, fueron los primeros que hicieron de las llanuras de Newmarket escenario habitual de cacerías y carreras, poniendo así los cimientos de la conversión del lugar en el centro del turf británico.

- Sottsass es, después de las hembras Erveyda y Laurens, el tercer ganador clásico que engendra Siyouni. Este semental, uno de los reproductores de moda en Europa, hace la monta en el francés Haras de Bonneval, propiedad del Aga Khan, al caro precio de 100.000 euros. Aquí han ganado siete hijos suyos, de los que Vamos España y Shehab son los mejores. La madre del ganador del Jockey Club, Starlet’s Sister, es hija de Galileo, el sospechoso habitual, ya antes había producido dos ganadores del grupo. La línea femenina inmediata tiene a su vástago más ilustre en Noalcoholic, millero ganador de G1, aunque a nuestros efectos es más interesante señalar que la quinta madre de este potro, al que entrena Jean-Claude Rouget, es la inglesa Alea, ganadora de las 1.000 Guineas italianas en 1969 y que ocupa la misma posición en el origen de Napanook, el buen pupilo de Maroto que recientemente ganó el Satrústegui. En los pedigrees de los ganadores del Diane y del Jockey Club figura el nombre de Pharly, el muy buen corredor que ganó tres carreras de G1 en Francia para Antonio Blasco y después se convirtió en útil semental.

- Galileo, con toda su prepotencia genética, no ha aparecido por ahora en el pedigree de ningún ganador clásico español. Este año el Villapadierna lo ha ganado, después de un distanciamiento, el nacional Axioco, criado por su propietario y preparador, el Duque de Alburquerque. El atlético castaño oscuro entrenado en El Soto es hijo de Pyrus, semental que hizo la monta Dehesa de Milagro en dos etapas distintas y que ha engendrado con él a su segundo ganador de nuestro derby. El primero fue Arkaitz, ganador en 2014 en ruta hacia su Triple Corona. Otros sementales que han dado dos ganadores del Villapadierna son: Caburé (Peralta, 1953 y Pirata, 1955); Goyaz (Sultán el Yago, 1957 y Damasco, 1965); Le Paillon (Caporal, 1961 y El Santo, 1969); Touragua (Anglo, 1962 y Donagua, 1968), Chacal (Number One, 1980 y Brezo, 1982) y Brabant (Zalduendo, 1983 y Arameo, 1984). Ningún caballo ha dado tres o más ganadores de la prueba. De la lista citada, solo Chacal ganó a su vez la carrera.

Axioco (Foto: Rafael Lorente)
- Axioco es el primer producto en pista de la brillante y nerviosa Aspasia de Mileto, defensora asimismo de los colores rojos y azules de los Osorio para los que fue tercera en el Villapdierna de 2011 –que ganó Ayanz- se colocó en listed en Francia y ganó el Valderas. La elegante Aspasia de M. es la segunda ganadora de nuestras 1.000 Guineas que procrea un ganador del Villapadierna. La primera fue Gloria, una media hermana de Caporal que ganó la carrera en 1964 para la Yeguada Figueroa montada por Claudio Carudel y que posteriormente engendró al citado El Santo. Aspasia desciende por vía femenina de la francesa Yeovil. Otra línea procedente de esta yegua, la de Yolanda y Krone, le ha dado muchos éxitos a Albuquerque en la forma de caballos como Abdel, El Hechizado, El Ceremonioso y El Trastámara. Axioco es el segundo ejemplar de esta cuadra que gana el Villapadierna. El primero fue Finissimo, un hijo de Rheffisimo criado también en la casa que, montado por José Carlos Fernández, ganó la carrera en 1984. Al Villapadierna no le falta, añadamos, un ganador de propiedad estadounidense: se trata de El Campillo, de Nicholas Biddle, que en 1976 ganó batiendo a Clamor, de Rosales, favorito de la carrera. Biddle era, por cierto, un gran amigo de Beltrán Osorio, anterior Duque de Albuquerque.

- Virka, la vencedora de nuestro oaks, el Premio Beamonte, también está criada por un ganadero español, Fernando Hernández Font, aunque en este caso la yegua es británica. Si el Derby tuvo un toque australiano a través de la madre de Anthony van Dyck, la buena velocista oceánica Believe’n’Suceed, Virka aportó aquí el mismo ingrediente a través de su padre, Sepoy, un gran campeón sobre las distancias más cortas que obtuvo para su propietario y criador, el jeque Mohammed Al Maktoum, diez victorias, cuatro de ellas de G1, en doce salidas a la pista. Su carrera como padrillo empezó en 2012 alternando Australia y las Islas Británicas en las respectivas temporadas de monta austral y boreal, pero sus resultados no han sido notables y ahora sus servicios se anuncian solo en el depósito de sementales australiano de Darley, la operación de cría del jeque. Su precio de monta es de 11.000 dólares y valga como elemento de comparación que la cubrición de su compañero de patio, el consagrado Exceed and Excel (padre aquí de Cielo Canarias y, justamente, abuelo materno de Anthony Van Dyck) cuesta 88.000. Tilo era el único ganador de Sepoy que habíamos visto aquí antes de que Virka se paseara en el Beamonte (después, la yegua ha tenido ya tiempo de ser buena segunda en un listed provincial francés).

Virka (Foto: P. Chapa)
Virka es hija de Light Impact y con su victoria esta yegua madre se convirtió en una de las protagonistas de la temporada de primavera pues una semana antes del Beamonte su ilustre hermano Tuvalu había vencido en el Premio Corpa; era su segundo triunfo en la tradicional carrera, que ya había ganado en 2016, y con él se unió a la selecta alineación de repetidores en el primer puesto de esta distintiva prueba, que forman Pumba, ganador en 1951 y 1953; Frisco, en 1963, 1964 y 1966; Coloso, en 1979, 1980 y 1982; Casualidad, en 1986 y 1988, y Entre Copas, en 2011 y 2013.

Light Impact fue criada asimismo por Hernández Font en su West Stow Stud (donde también nació Entre Copas, por cierto), y ganó cuatro carreras, entre ellas un listed sobre 2.400 en Toulouse. Su capacidad sobre la distancia clásica es seguramente la causa de que Virka, hija de un sprinter, rematara tan bien en el Beamonte. Light Impact es hija del muy buen corredor y discreto semental Fantastic Light, cuya pugna con Galileo para ganar el Irish Champion Stakes G1de 2001 sigue siendo una de las mejores llegadas vistas en cualquier pista del mundo en el presente siglo. El pedigree de la yegua es, por otra parte, muy bonito: contiene un cruce 4 x 4 sobre el brillante Red God a través de hijo e hija y otro 3 x 4 sobre el espléndido Nijinsky mediante hija e hijo. Red God y Nijinsky son muy afines y aparecen juntos en los pedigrees de muchos buenos caballos. La línea femenina de la yegua es bastante selecta y en ella se inscriben corredores de primera fila como Ragusa, Sarah Siddons y su hija Princess Pati, y el gran millero Excelebration, que tuvo la mala suerte de coincidir muchas veces c on el sensacional Frankel en su vida de carreras. Otro elemento interesante del cruce de Virka es que tiene dos líneas (5 x5) del legendario campeón estadounidense Secretariat, lo que también puede estar ayudándole a hacer la distancia clásica.

Tanto Axioco como Virka descienden por línea masculina del gran jefe de raza estadounidense Mr. Prospector (Raise a NativeGold Digger, por Nashua). Criado por Leslie Combs II y yearling más cotizado de las ventas de julio de Keeneland en 1971, cuando se pagaron por él 225.000 dólares, fue un corredor muy veloz y de gran clase que no desarrolló todo su potencial porque se lesionaba mucho. Ganador de siete de sus catorce carreras, se retiró como semental sin grandes alharacas a una yeguada de Florida, pero la gran calidad de su prole lo llevó pronto a la histórica Claiborne Farm, donde terminó sus días en 1999 convertido en un patriarca de la cría mundial y sobre todo estadounidense. Fue líder de la estadística de sementales USA en 1987 y 1988 y encabezó nueve veces la tabla de abuelos maternos.

- La influencia de Mr. P. en el PSI contemporáneo es casi tan endémica con la de Northern Dancer, y una muestra bien gráfica de su peso en el turf estadounidense la tenemos en las diez primeras plazas actuales de la estadística de sementales del país: el líder, Quality Road, y otros cuatro caballos: Curlin (5º), Candy Ride (6º), Speightstown (7º) y Lookin’ at Lucky (8º), son descendientes suyos por vía masculina; Tapit (2º) tiene dos líneas del caballo (3 x 4, a través de hembra y macho); War Front (9º) tiene una línea a través de su madre, y por fin Kantharos (10º) cuenta con dos presencias (4 x 4) mediante hija e hijo. Mr. Prospector también está cuatro veces en Sottsass y dos, en Anthony Van Dyck.