sábado, 6 de marzo de 2021

LA PEQUEÑA RAFHA Y SU GRAN FAMILIA, ANIMADORES DE NUESTRO INVIERNO, TAPIT Y MEDAGLIA D’ORO

Mishriff dejó sin palabras al favorito Charlatan en la recta final de la Saudi Cup y se apuntó por medio cuerpo la segunda edición de la multimillonaria carrera disputada en Riyadh. El caballo ganador, entrenado en Newmarket por John Gosden y montado por David Egan, es un refinado y no muy grande animal castaño cuyo físico presentaba en la pelea un gráfico contraste con el del caballo estadounidense, un alazán musculoso y de gran esqueleto al que prepara Bob Baffert en California. Mishriff, que el año pasado gano el Prix du Jockey Club G1, derby francés, se dio el lujo de batir al muy buen caballo americano sobre el dirt, la superficie canónica del turf estadounidense, y propició además un triunfo local, pues su criador y propietario es el príncipe saudí Abdul Rahman al Faisal, cuyos colores granates con hombreras grises llevan más de treinta años compitiendo con éxito en Europa.

- Mishriff es fruto por línea masculina de una singular cadena reproductiva, pues es miembro de la primera potrada de su padre, Make Believe, integrante de la generación con que se estrenó su progenitor, Makfi, que a su vez formó parte de la producción inicial de Dubawi, el cual es vástago de la primera, y única, potrada de Dubai Millenium.  Make Believe también corrió para Faisal, aunque no fue criado por él, y entrenado por André Fabre ganó en cuatro de sus siete salidas a la pista; entre sus victorias, una clásica, la Poule d’Essai des Poulains G1, y el Prix de la Fôret G1, montado en ambas por Olivier Peslier. El caballo sirve como semental en el irlandés Ballylinch Stud al precio de 15.000 euros. En España solo hemos visto dos productos suyos: Vamos Muchacha, no colocada, y Farzaneh, que apuntó en su única salida a 2 años el pasado otoño.

- El ganador de la Saudi Cup es el tercer producto, y tercer buen ganador, de Contradict, ganadora para Faisal de una sola carrera, e hija de Raven’s Pass, un caballo al que también entrenó Gosden para ganar otra prueba millonaria, la Breeders’ Cup Classic G1. Contradict desciende por vía matrilineal de Eljazzi, hija del gran millero Artaius y yegua fundacional de la operación de cría de Faisal. La adquirió para él en 1982 por 92.000 guineas, siendo una yearling, un famoso agente: el mayor Johnnie Lewis, vinculado durante treinta años a la conocida British Bloodstock Agency – de la que llegó a ser vicepresidente- y asesor de carreras de carreras y cría del propietario saudí. Eljazzi, cuarta madre de Mishriff, solo ganó una vez, pero en la yeguada lo hizo mucho mejor: dio un total de diez ganadores, entre los que destacó Rafha,  una muy pequeña hija de Kris que, preparada por Henry Cecil, ganó en 1990 el Prix de Diane G1, oaks francés, montada por Willie Carson; esta yegua (“le llegaba a la rodilla a un abejorro”, decía de ella Cecil bromeando sobre su poca alzada)  es la tercera madre de Mishriff y entre sus hijos se encuentran de los más relevantes sementales de las Islas Británicas en el momento presente: el muy influyente Invincible Spirit y el muy comercial Kodiac. (Lewis, fallecido en 2017, tuvo también entre sus clientes a Benny Anderson, uno del os cuatro componentes del grupo sueco Abba y criador y propietario desde los años 80).

- El pedigree de Mishriff es interesante por otras dos razones: una es que presenta un inbreeding a través de hijo e hija sobre el mítico Nijinsky, ultimo ganador de la Triple Crona Inglesa –lo logró en 1970, el año pasado se cumplió medio siglo de la hazaña-; y la segunda es que, aun siendo Nijinsky hijo del gran Northern Dancer, y siendo la presencia de este caballo endémica en la raza PSI y casi omnímoda en los pedigrees sobre todo a través de macho, su peso en la genealogía de Mishriff relativamente ligero: así, solo descienden de él por línea masculina uno de los cuatro abuelos y dos de los ocho bisabuelos del pupilo de Gosden.

- Aquí ha dado que hablar Legionario, que este invierno ha ganado para Santa Bárbara tres carreras seguidas sobre la fibra, montado por tres jinetes diferentes y sin tomarse más molestias de las debidas. Criado en el Reino Unido por Mrs. B. E. Moore, pasó por las ventas de Tattersalls como foal y fue comprado por 31.000 guineas y volvió al anillo un año después en Goffs, donde fue adquirido en venta directa por 25.000 libras. Su madre es la no corredora Break Time, una yegua de sangre Juddmonte hija de Dansili y madre aquí también de otro ganador para los colores rojinegros de Javier Pardo de Santayana, Guille, un hijo de Nathaniel.  La línea femenina llegó a la operación de cría de Khalid Abdullah cuando este compró un lote de yeguas del gran criador estadounidense Jock Whitney; una de ellas era Intermission, entre cuyos muchos productos estuvo la buena velocista y colocada clásica Interval, madre a su vez de Break Time. Interval es, por otra parte, la tercera madre del muy buen millero Almorox, que ganó para Antonio Caro, entre otras carreras, los premios Carudel e Hispanidad (dos veces). La línea femenina tiene una conexión más con nuestras carreras pues Peace, la madre de Intermission, lo fue también de Armistice Day, un hijo del Arc winner Rheingold que ganó carreras de grupo en Francia para la familia Urbano. Después ejerció como semental en España, Estados Unidos y Alemania. En este último país dio muchos ganadores, entre ellos algunos de calidad como Taishan, que pasó primero la meta en el Deutsches Derby G1 de 1989, pero fue distanciado al segundo puesto en beneficio de Mondrian.

Legionario (Foto: Rafael Lorente)
Legionario (Foto: Rafael Lorente)

 - Legionario tiende a galopar con la cara un poco alta y es, como Mishriff, producto de la primera potrada de su padre, en su caso Toronado, ganador de G1 sobre la milla a 3 y 4 años para Al Shaqab. El caballo empezó su carrera como semental en 2015 en el National Stud británico y tres años más tarde pasó al Haras de Bouquetot, el depósito de sementales de Al Shaqab en Francia, donde sirve al precio de 8.000 euros.  Su mejor producto de 2020 fue Tactical, un 2 años de la reina Isabel II que ganó el July Stakes G2, y hasta ahora es padre de un total de 24 ganadores de stakes. En España han corrido otros cuatro hijos suyos, de los que tres, Pelliquero, Sir Iker y Zugarramurdi, son ganadores. Toronado cubrirá este año a Bruneta –hija, por cierto, de Makfi, el abuelo paterno de Mishriff- una de las mejores corredoras en España en los últimos años; el caballo, un bonito castaño, es hijo de High Chaparral, ganador del Derby en 2002 para Coolmore y que nos es sobre todo conocido por ser el padre de la excelente Friné, a la que entrenó, como a Legionario, Ioannes Osorio, también su criador y dueño.

- La línea femenina de Legionario tiene en la sexta generación a Suntime, una yegua criada en Reino Unido por Sir John Musker. Nacida en 1946, era por Precipitation, ganador de la Ascot Gold Cup G1, y  de Sun Helmet, una hija del gran Hyperion criada a su vez por Lord Astor. Suntime, que obtuvo su victoria más importante en el Falmouth Stakes, carrera ahora de G1, es a través de su hija Sunda, por Tropique, abuela de la yegua Yeovil, criada en Francia por Louis Champion y ganadora de una carrera para los Wertheimer. Yeovil nos he entretenido bastante, pues de una u otra de sus hijas Young Hostess, Yerville y Yolanda descienden por línea de madres buenos competidores como Mabville, Young Tiger, Guadalmedina, Aspasia de Mileto, Axioco, Roberta Valley, El Trastámara, El Ceremonioso, El Hechizado, Abdel, Dikta del Mar y Checo. Si se vuelve a Suntime y se retrocede un par de generaciones más, se encuentra a Point Duty, otra ganadora del Falmouth Stakes, en su caso en 1929, y muy buena yegua de cría para Astor; de ella, quera hija del Derby-winner Grand Parade, desciende asimismo por línea femenina Bakoel Koffie, el 7 años de Berend van Dalfsen entrenado por Mauricio Delcher que ha ganado dos quintés este invierno. El caballo es hijo de Naqoos, un semental bastante malo del que en España, sin embargo, hemos visto dos productos muy presentables: Noray y Alfieri.

- Otro caballo que, como Mishriff, tiene en su pedigree dos líneas de Nijinsky es el gran semental estadounidense Tapit. Este elegante tordo, ya de 20 años de edad, es uno de los grandes reproductores USA del este siglo. Entre su progenie se cuentan 27 ganadores de G1, y ha sido líder de la estadística estadounidense de sementales en 2014, 2015 y 2016. El caballo ha hecho siempre la monta en la prestigiosa Gainesway Farm, donde empezó cubriendo al precio de 15.000 dolares; en 2016, y como exponencial fruto de su éxito, su cubrición llegó a su tarifa más alta, 300.000 dólares, y actualmente se sitúa en 185.000. Su influencia en Europa ha sido inapreciable, aunque en España vimos a un buen producto de su primera potrada, As de Trébol, ganador de diez carreras, entre ellas el Gran Criterium, y colocado de G3 en Francia y Dubai.

- Entrenado por el británico Michael Dickinson, Tapit ganó en tres de sus seis salidas a la pista, y partió como favorito para el Kentucky Derby G1, en el que corrió mal al verse afectado por una infección pulmonar que ya se había manifestado antes y que le retiró de las pistas tras solo una salida más. Tapit es por Pulpit, a su vez hijo de AP Indy, uno de los grandes sementales americanos de los últimos 30 años pero, de nuevo, muy poco influyente a este lado del Atlántico. Ningún hijo del tordo ha podido vengar su fallo en el KD ganando esta gran carrera, pero este año el asunto podría solucionarse pues dos de sus hijos lo han hecho muy bien en las primeras preparatorias: Greatest Honour, que ha ganado el Fountain of Youth Stakes G2 en Gulfstream Park, y Essential Quality, mejor 2 años de Estados Unidos en 2020, que en su reaparición ganó el Southwest Stakes G3, en Oaklawn.

- Ambos potros añaden en su origen, a la calidad de Tapit, genealogías maternas muy selectas. En el caso del castaño Greatest Honour, su segunda y cuarta madre, Better Than Honour y Best in Show respectivamente, fueron Yeguas de Cría del Año en Estados Unidos; y la tercera, Blush With Pride, ganó el Kentucky Oaks G1. El tordo Essential Q. es nieto por línea materna de Contrive, madre de Folklore; esta hija de Tiznow fue ganadora de la Breeders’ Cup Juvenile Fillies G1 y es madre a su vez de Rhodochosite, que ha engendrado a Contrail, el muy buen hijo de Deep Impact que ganó la Triple Corona japonesa en 2020. Los dos candidatos clásicos de Tapit tienen en las cinco primeras generaciones de sus pedigrees duplicaciones de los jefes de raza Northern Dancer y Mr. Prospector, a las que en el caso de Essential Quality se añaden las de Secretariat, Fappiano e In Reality. El potro tiene un cruce brillante.

- No mucho más barata que la de Tapit, concretamente en 150.000 dólares, se cotiza la cubrición de otro de los grandes sementales estadounidenses del momento, el muy bonito castaño oscuro Medaglia d’Oro, que hace la monta en Jonabell Farm, una de las bases de la división americana de Darley. El caballo -que al igual que Tapit cuenta con una avanzada edad, 22 años- fue entrenado por Robert Frankel y ganó en su vida deportiva ocho carreras, entre ellas tres de G1: el Travers Stakes y los hándicaps Whitney y Donn; y fue segundo en otras tres: Belmont Stakes, Breeders’ Cup Classic y Dubai Cup. Es hijo de El Prado, este por Sadler’s Wells, y ha sido un brillante valedor en el turf yanqui de la línea masculina del gran reproductor de Coolmore. Medaglia d’Oro ha producido hasta ahora 148 ganadores de stakes, de los que 76 han ganado en carreras de grupo y tres de ellos lo han hecho recientemente: el macho Risk Taking y la hembra Moonlight d’Oro han ganado sendos G3 en su camino hacia las clásicas estadounidenses, y el castrado de 5 años Golden Sixty ha reivindicado su posición entre los mejores caballos del mundo con su victoria en la Hong Kong Gold Cup, su segundo triunfo de G1 del año y decimotercera victoria consecutiva.

- Golden Sixty está criado en Australia – país al que Medaglia d’Oro ha viajado para algunas temporadas de monta- y ha desarrollado toda su vida de competición en Hong Kong, donde ha corrido 17 veces y ha obtenido 16 victorias. Golden Sixty y Risk Taking presentan en sus pedigrees duplicaciones sobre el gran campeón americano Damascus, ganador del 21 de sus 32 carreras y Caballo del Año USA en 1967. La línea femenina de Golden S., de origen europeo pero llevada al éxito por el gran criador canadiense Edward P. Taylor, es la de los ganadores clásicos Bosra Sham, Hector Protector, Shanghai, Snow Bride, Lammtarra y Pour Moi. La de Risk Taking se remonta a Con Game, una yegua de la familia Phipps entre cuyos productos está el excelente Seeking The Gold, padre de Dubai Millenium, tatarabuelo de Mishriff. (El entrenador de Seeking The Gold fue Shug McGaughey, que ahora tiene en su patio a Greatest Honour).

- El 3 años Speedful emergió del tedio invernal para ganar con mucha facilidad en la fibra de Madrid y apuntar ciertas posibilidades. El castrado de Leyla Ennouni y la Cuadra Neguri fue criado en UK por The Shiba Partnership y corrió allí cuatro veces el año pasado, antes de ser importado a España; entrenado por Ralph Beckett y defendiendo los colores rosas y verdes de Khalifa Dasmal (propietario Dream Ahead, padre de Antonella y Udalla) obtuvo tres modestas colocaciones. El potro desciende por línea femenina de otra de las selectas estirpes desarrolladas por los Phipps en Estados Unidos: la que tiene su origen en Striking, una hija de War Admiral  adquirida en el vientre de su madre, Baby League, en 1946 en la venta de disolución de la famosa yeguada del coronel  Edward R. Bradley, una de las figuras que, al igual que los Phipps, forma parte del Gotha del turf estadounidense. De Striking procede una galaxia de estrellas en la yeguada, en la pista o en ambos sitios: entre ellos, Intriguing, Boucher, Numbered Account y sus hijos Private Account y Dance Number, Woodman, Rythm, Super Saver, Imagining, Bluegrass Cat… y también Royal Ascot (Princequillo), un buen caballo que ganó 8 carreras con los colores negros con gorra cereza de los Phipps en Estados Unidos y después de ejercer allí como semental fue importado a España con 13 años para servir como reproductor en la Yeguada Ainhoa, la ganadería que creó el criador francés Jean-Marc Valerio en la localidad vizcaína de Bakio. Su producto más notable aquí fue Feliscoa, que en 1977 ganó el Beamonte para la Cuadra Mendoza montada por Diego Martínez y entrenada por Ángel Penna (que, por cierto, cuando poco después pasó a entrenar en Estados Unidos, lo hizo también para algún miembro de la familia Phipps).

- Speedful es hijo de Charm Spirit, un caballo que, defendiendo los colores del jeque Al Thani, terminó su temporada juvenil siendo tercero en el Prix Jean-Luc Lagardère G1 en que la gemela la formaron Karakontie y Noozhoh Canarias. Su primera actuación en la edad clásica fue un quinto puesto (justo delante de Noozhoh C.) en las selectas 2000 Guineas G1 que ganó Night of Thunder, y después encontró el camino de la victoria en tres carreras de G1: el Prix Jean Prat, el Prix Moulin de Longchamp y el Queen Elizabeth Stakes, Se retiró a la yeguada en 2015 y ha dado ganadores de G2 y G3 en los dos hemisferios. Aquí vimos a su hijo Maysel ganar con buen estilo en su única salida a 2 años, y Antonio Caro tiene en Francia a Fantastic Spirit, que hace poco ganó en Cagnes-sur-Mer el Grand Prix de la Riviera Cote d'Azur - Jacques Bouchara (listed). Charm Spirit, que este año se ha incorporado como reproductor al Haras de Logis St. Germain, es hijo del excelente Invincible Spirit, uno de los hijos de Rafha, la pequeña ganadora clásica de Faisal y Cecil.

- En estas fechas se cumple un siglo del nacimiento en la yeguada de Edward Stanley, 17º Conde de Derby, de un potro hijo del ganador clásico y gran semental Swynford y de la yegua Gondolette, una de las estrellas de la muy selecta e influyente operación de cría  que el aristócrata inglés desarrolló entre los años 90 del siglo XIX y los 40 del XX. De capa castaña y con el nombre de Sansovino, este potente y algo ordinario ejemplar fue un corredor bueno pero no estelar que ganó en seis de sus doce carreras. Ocupa, sin embargo, un lugar especial en la historia de las carreras: el miércoles 4 de junio de 1924, sobre un mar de barro y en medio de un intenso aguacero, Sansovino ganaba el Derby por seis cuerpos y Edward Stanley veía así hecha realidad una de sus ambiciones cuando más de treinta años antes había refundado casi desde cero la cuadra de carreras de la familia. Su antepasado, el 12º conde, había dado nombre en 1780  a una carrera para potros y potrancas de 3 años a disputarse en los Epsom Downs que había de convertirse con el tiempo en la clásica por excelencia y en la carrera más famosa del mundo. Su buen potro Sir Peter Teazle, ganó para él la carrera siete años después. Pero hubieron de pasar 137 hasta que los clásicos colores de la familia, chaqueta y mangas negras, gorra blanca, volvieron, gracias a Sansovino, al recinto de ganadores del Derby. Por cierto, que fue justamente en el Derby de 1924 cuando esos colores sufrieron la famosa alteración involuntaria que habría de permanecer como definitiva: al abrocharse la chaquetilla antes de la carrera, el joven jinete de Sansovino, Tommy Weston, envolvió sin darse cuenta el segundo botón con la tela del pañuelo blanco que llevaba al cuello, de modo que destacaba claramente sobre la seda negra. Después de la victoria, Lord Derby lo consideró una señal de buena suerte e incorporó el botón blanco oficialmente a sus colores. (Vincent Orchard cuenta en su buen libro sobre la historia del Derby entre 1900 y 1953 que Tommy Weston celebró la victoria yendo, tan pronto como pudo, a reunirse con su esposa en Tattenham Corner y dando con ella unas vueltas en el caballo de un tiovivo; después, se fueron al cine).

- Sansovino no fue un semental más que útil. Seguramente su producto más notable fue la hembra Sansonnet, que en la yeguada produjo a Tudor Minstrel, uno de los mejores milleros  del siglo XX. Este caballo tampoco fue un reproductor de gran éxito, pero uno de los lugares donde lo podemos encontrar hoy es en el pedigree de otro gran millero: Kris, el padre de Rafha, la bisabuela de Mishriff.    




domingo, 31 de enero de 2021

ABDULLAH Y NOSOTROS, TRONÍO Y SUS PADRES, LA INFLUENCIA DE DEPUTY MINISTER

- Murió el discreto príncipe de las carreras, el saudí Khalid Abdullah, propietario de Dancing Brave, de Rainbow Quest y de Arrogate; criador de Frankel y Hasili, de Danehill y Enable, de Kingman, Zafonic y Midday. Los colores de su chaquetilla, verde, rosa y blanco, conforman la bandera de un imperio del turf que a lo largo de los últimos 40 años ha extendido su influencia, con enorme éxito, a ambos lados del Atlántico y ha convertido a su forjador en una figura tan decisiva en la historia de las carreras de caballos y la cría del PSI como los duques de Grafton, el duque de Westminster, Lord Derby, el Aga Khan, Federico Tesio, Marcel Boussac, la familia Hancock o John Magnier, por citar algunas glorias mayores del panteón del turf.

- Khalid bin Abdullah Al Saud, nacido en 1937, era hijo de Abdullah bin Abdul Rahman, hermanastro de Abdulaziz Ibn Saud, fundador y primer rey de Arabia Saudí. Se cuenta que una visita a Longchamp con unos amigos en 1956 fu la chispa que encendió una afición que lo había convertido, en el momento de su muerte, en el criador de 28 ganadores clásicos y un total de 118 ganadores de G1, el batallón más ilustre del ejército de 440 ganadores de stakes que nacieron en las yeguadas de Juddmonte Farms, nombre de su emporio hípico.

- Abdullah compró sus primeros yearlings en Newmarket en 1977. De aquel primer lote, formado por cuatro ejemplares, no salió nada relevante, pero al año siguiente el príncipe viajó a las estadounidenses ventas de Keeneland con el que fue su primer asesor de carreras, el ex preparador Humphrey Cottrill, y su entrenador, Jeremy Tree, y compró un solo yearling: se trataba de un castaño oscuro hijo de In Reality y criado por el doctor William O. Reed al que se impuso el nombre de Known Fact. Entrenado por el propio Tree y montado por Willie Carson, se convirtió en el primer ganador de G1 para Abdullah al imponerse a 2 años en el Middle Park Stakes G1 de Newmarket y en el primer ganador clásico para la chaquetilla verde con la banda rosa al ganar en la misma pista las 2.000 Guineas G1 tras el distanciamiento del gran Nureyev, que lo había batido por un cuello. Known F. completó su mejor actuación ese mismo año, 1980, cuando en otoño batió por poco, tras un duelo sensacional en la recta de Ascot, al gran millero Kris en el Queen Elizabeth II Stakes G2.

- Retirado al final de su vida deportiva a la recién creada Juddmonte Farm, donde fue el primer inquilino de los boxes para sementales, Known Fact tuvo como mejor producto a Warning, otro castaño oscuro que defendió, asimismo, la chaquetilla del príncipe y era hijo de Slightly Dangerous (Roberto), una de las integrantes de la cabaña inicial de yeguas de vientre de Juddmonte –de la que con el tiempo se convertiría en una de las matriarcas-. Warning, excelente millero asimismo, ganó ocho carreras, entre ellas el Sussex Stakes G1, el Queen Elizabeth II Stakes G1 y el Queen Anne Stakes G2. Como semental procreó 41 ganadores de stakes, entre los cuales está otro castaño oscuro, Diktat, defensor de los colores del jeque Mohammed Al Maktoum y de Godolphin, ganador de dos sprints de G1, y que después de ejercer como semental en Gran Bretaña, Francia y Japón, acabó sirviendo en la española Dehesa de Milagro.  

- Este portador de sangre Abdullah ha dado en nuestro país, entre productos importados y nacionales, un buen número de ganadores, algunos de ellos de valor muy apreciable, como el ganador clásico Argüero, Dikta del Mar y Totxo. Este último ejemplar, duro y buen competidor hasta la milla que acumuló 107 salidas y 15 victorias –entre ellas las logradas en buenos sprints como los premios Ruban, San Isidro y Urquijo-, es especialmente relevante en este contexto pues su madre es hija de Danehill, un muy buen velocista criado por Abdullah.

- Adquirido por el emporio Coolmore para ejercer funciones reproductoras, Danehill, hijo de Danzig, se convirtió en uno de los más importantes sementales del mundo: engendró alrededor de 350 ganadores de stakes (diferentes fuentes dan distintas cifras sobre este logro) y 84 ganadores de G1, y ejerce una enorme influencia en ambos hemisferios. En España, y por ceñirnos a la línea masculina, descienden de este caballo los buenos Young Tiger y Ayanz, ambos hijo de Tiger Hill; Cielo Canarias (Exceed and Excel), Another Day of Sun (Camacho),  Losrdofthehorizon (Dansili) y Great Prospector (Elzaam), este último valor más alto en la clasificación de los caballos que han corrido aquí en 2020.

Oasis Dream (Foto de Brownen Healy cedida por Juddmonte Farms)

- Otro muy buen sprinter de la escudería Abdullah fue Oasis Dream, un hijo de Green Desert y de Hope, yegua asimismo criada en la casa e hija del extraordinario Dancing Brave y de Bahamian, una Mil Reef a la que hay considerar como a Slightly Dangerous, una de las yeguas base de la raza Juddmonte. Oasis D. ganó tres carreras de G1 y desde 2004 ejerce como semental, y con notable éxito, en Banstead Manor Stud, la yeguada inglesa de la operación Abdullah, donde esta temporada 2021 tiene como compañeros de patio a Bated Breath, Expert Eye, Frankel y Kingman. Todos criados en la casa.

- Oasis Dream, que durante su vida deportiva tuvo como entrenador a John Gosden, hace la monta al precio de 20.000 libras y hasta ahora ha engendrado 58 ganadores de grupo, entre ellos diecisiete de G1. También es el padre de Presidency, el robusto castaño criado por Juddmonte que tanto ha animado las mejores carreras cortas de nuestro país en los últimos años. El caballo, que hace poco ha sido retirado de la competición y se ha incorporado como semental al Haras de la Barelière, fue importado a España en 2016; había corrido una vez en Francia sin colocarse y se compró por 2.000 guineas en las ventas de Tattersalls.

- Aquí, Presidency ha ganado siete carreras, entre ellas nuestras mejores pruebas para velocistas, se ha colocado en dieciocho y ha acumulado más de 170.000 euros en premios. Su madre, Quest for Peak, lo es también de la hembra Special Duty (Hennessy), uno de los caballos de Juddmonte con historial más curioso: después de ganar el Cheveley Park Stakes G1 a 2 años, a 3 se apuntó dos carreras clásicas, las 1.000 Guineas G1 y la Poule d’Essai des Pouliches G1, por distanciamiento en ambos casos (en la prueba francesa, por cierto, la primera en pasar la meta fue Liliside, propiedad de Anthony Forde).

- El castaño Oasis Dream es también padre aquí de dos buenas yeguas, las ganadoras Dieulefit y Bessie Warfield, y abuelo materno de una aún mejor, la gran velocista Antonella, ganadora de siete carreras, entre ellas el Ruban, el San Isidro y el Urquijo. La yegua de Siempre Fani es un gran exponente de la influencia Juddmonte pues, aparte de Oasis D., en su pedigree están el citado Warning, su bisabuelo paterno, y Dansili, un buen corredor y buenísimo semental criado por Abdullah; este caballo es hijo a su vez de dos míticos productos de la casa: el ya citado Danehill y la estelar Hasili, útil en la pista, donde ganó cuatro veces, y excepcional en la yeguada, donde dio cinco ganadores de G1. La conexión de Antonella con las líneas del príncipe saudí se verá acentuada este año pues, según se ha podido leer, será cubierta por otro producto de Juddmonte, el brillante Calyx, por Kingman, que a 2 años ganó el Coventry Stakes G2 en Royal Ascot. El cruce está bien concebido pues propicia la presencia de Green Desert y de la citada yegua Hope a través de machos y hembras en ambos casos. La influencia de Oasis Dream se hizo también palpable el pasado otoño a través de su nieto paterno Noray, admirable y longevo competidor que enlazó sendas victorias en los destacados premios Duque de Albuquerque, Young Tiger y Román Martín.

- En la galaxia de estrellas que ha defendido los colores de Abdullah la más brillante es Frankel. Este hijo de Galileo es el mejor caballo criado por el príncipe y uno de los mejores PSIs de la historia. Imbatido en su catorce carreras de 2 a 4 años, hace la monta al precio de 125.000 libras y está teniendo un notable éxito como progenitor. Su logro más reciente ha sido el de convertirse en el semental que en menos tiempo ha engendrado 40 ganadores de grupo en el hemisferio norte. Además, en 2020 el caballo completó su quinta temporada con ejemplares en pista y sus porcentajes de ganadores de stakes sobre corredores (14,2%) y de ganadores de grupo sobre corredores (10,4%) son mejores que los de los grandes Galileo y Dubawi en el mismo momento de sus carreras; aunque, como precisa el Thoroughbred Daily News en su análisis de las cifras, Frankel gozó desde el primer momento de su carrera reproductora con yeguas de primerísimo nivel en su lista de cubriciones. Aquí hemos visto recientemente a su buen hijo Atty Persse  ganar una carrera y colocarse en el Alburquerque y el Memorial. La sangre de Frankel está representada también en Torreduero, donde desde el año pasado hace la monta su hijo First Eleven, un medio hermano del gran Kingman que ganó tres carreras y se colocó en G3 en Reino Unido. El primer producto nacido en Torreduero este año, según ha informado la propia yeguada, es un hijo suyo y de Oasis Moon, una hija, precisamente, de Oasis Dream.   

- El pasado otoño lo hicieron bien asimismo en La Zarzuela otros animales con sangre Abdullah: Reina Madre, hija de Kingman, ganó el Carlos Sobrino, y el apreciable Baba Karam, por Bated Breath, se apuntó un par de carreras, mientras que sus hermanos paternos Orzowei y Darraas obtuvieron sendas victorias mostrando posibilidades.

- Khalid Abdullah ganó seis veces le Prix de L’Arc de Triomphe, las dos últimas en 2017 y 2018 con la gran Enable. La primera sucedió en 1985 y el protagonista fue Rainbow Quest, un muy buen hijo de Blushing Groom al que entrenaba Jeremy Tree y que resultó victorioso, con la monta de Pat Eddery, tras el distanciamiento de Sagace. La línea de Rainbow Q. llegó a España en 2004 de la mano del ganador de G2 Wagon Master, que vino a hacer la monta en el a la postre efímero depósito de sementales que creó la Diputación de Orense en Antela. No aportó gran cosa como padre de corredores, pero el pasado noviembre estuvo de actualidad con la victoria de su nieto materno Tronío en la edición número 132 del Gran Premio Nacional, en la que Vaclav Janacek le hizo al ganador una de las montas del año.

- El bonito potro de La Tertulia está criado por la Yeguada Puertas, de José María Álvarez de Miranda, y es el tercer ganador que produce su madre, Verooonnica, después de Tremendista y María Brava, ambos por Multazem. Verooonnica, criada asimismo por Puertas, no corrió y es hija de otro producto nacional e igualmente no corredora, Bassaver, madre  a su vez de cuatro ganadores, todos por Multazem y de los que Volapié fue el mejor. La yegua es hija de otro producto local, el excelente millero Bass; cuesta encontrar actualmente caballos que, como Tronío, cuenten con elementos criados en España en varias generaciones de su pedigree, con lo que su triunfo en el Nacional adquiere una significación añadida. La línea femenina llegó a España con la importación por parte de Álvarez de Miranda y de Alejandro Calonge de la madre de Bassaver, River Call, una hija de Riverman que se había colocado en G3 en el Reino Unido.

Verooonnica con Goyesca, por Abdel, nacida en 2019 (Foto cedida por José María Álvarez de Miranda).

- Tronío, cuyo origen presenta un bonito e inusual inbreeding 5 x 5 sobre el buen semental francés Klairon a través de hijo e hija, es por Pyrus, que ya había dado otro ganador del Nacional,  el excelente Arkaitz, que triunfó en 2014. Pyrus se une así a Caradak, padre de Queenrose y Tazones –vencedores en 2017 y 2019- como los únicos sementales que han dado más de un ganador del Nacional desde la reapertura de La Zarzuela. Ambos reproductores fueron importados a España por Dehesa de Milagro.

- Caradak (que como Oasis Dream desciende por línea masculina de Green Desert y tiene en su pedigree una duplicación de Sir Gaylord) ha vuelto a ganar en 2020 la estadística de sementales e España, logro que ya había conseguido en las cuatro temporadas anteriores. Su progenie alcanzó el pasado año 16 victorias, 45 colocaciones y unas ganancias de 160.900 euros, según los datos que publica Gaceta Hipódromo. Esta es la cifra más baja, con diferencia, de las que le han llevado a la cabeza de la clasificación; la más alta son los 394.555 euros de 2018. El último semental que ganó cinco veces la estadística local fue Rheffissimo, primero en 1985-87, 1989 y 1993. El último en ganar cinco estadísticas consecutivas fue Touragua (criado, como Rheffissimo, por el Conde de Villapadierna), que encabezó las correspondientes a los años 1966 a 1970; ya había ganado las de 1963 y 1964 y aún habría de liderar la de 1972.

- La estadística 2020 de sementales noveles la ha ganado Lightning Moon, un hijo de Shamardal que fue importado a España por Torreduero y que muy lamentablemente murió en agosto pasado a consecuencia de una laminitis. Corrieron un total de diecisiete productos suyos, de los que cuatro lograron pasar los ganadores. Los mejores, Tunante, que se apuntó la Copa de Criadores, y Upa Lola, ganadora con estilo a finales de año. Da idea de la pobreza del panorama actual de sementales en España el hecho de que Lightning M., un padrillo debutante, ocupara la cuarta plaza la estadística general -con unas ganancias de 82.425 euros-, por detrás del citado Caradak y los foráneos Lope de Vega y Camelot. Otro semental debutante el año pasado fue el citado Arkaitz; solo puso en pista dos productos pero uno de ellos, Machu Picchu, logró dos victorias y dio un útil valor. El último laureado del Nacional que había procreado algún ganador es Cullinan, criado por Emeterio de Miguel, que ganó la clásica en 1993 para la Cuadra Santa Quiteria montado por Alberto Carrasco: su hija Kordura ganó tres carreras en 1997.

- Deputy Minister nació  en Canadá en 1979. Lo crio Centurion Farms y era hijo de Vice Regent y de una yegua colocada de stakes que se llamaba Bunty’s Flight y era hija a su vez de Bunty Lawless, considerado el mejor caballo canadiense de la primera mitad del siglo XX. Vice Regent era hijo de Northern Dancer y había sido criado, como este patriarca de la raza, por Edward P. Taylor, un señor al podría colocarse también en la galería de forjadores de la raza PSI que se hacía al principio del texto. Vice Regent salió de perdedor ganando por catorce cuerpos, pero poco después sufrió lesiones serias al caerse en una zanja; apenas si volvió a correr, y nunca del todo sano. Fue retirado a Windfields Fam, la mítica yeguada de Taylor en Ontario y ganó la estadística canadiense de padres en nada menos que trece ocasiones.

- Deputy MInister fue seguramente su mejor hijo. Ganó ocho de sus nueva carreras a 2 años, edad a la que corrió en su país de origen y en Estados Unidos, y fue el primer producto canadiense en encabezar el Experimental Free Handicap, la clasificación de los mejores 2 años del turf USA. A 3 años apenas pudo correr por lesión y a 4 ganó algunas buenas carreras. Fue un muy buen semental: engendró 90 ganadores de stakes, entre ellos grandes corredores como Dehere, Open Mind, Go for Wand, Touch Gold y Awesome Again. No ha tenido mucha influencia en Europa, aunque en 1996 en La Zarzuela vimos ganar el Memorial a su hijo Mongol Warrior, propiedad del magnate de la aviación Henryk de Kwiatkowski y entrenado en Reino Unido por William Hastings-Bass.

- Uno de los buenos hijos de Deputy Minister fue French Deputy, ganador del Jerome Handicap G2 y exportado a Japón como semental en 2001, año en que su hijo Kurofune, un elegante ejemplar tordo nacido en Estados Unidos, fue el mejor 3 años del turf nipón. Kurofune ha muerto el pasado día 17 de enero en la Shadai Stallion Station, donde había servido como padrillo durante 17 temporadas y había obtenido buenos resultados. Entre su progenie hay 35 ganadores de stakes, 18 de ellos de carreras de grupo. El caballo ha fallecido poco después de asomarse repetidamente a las noticias en tiempos recientes por dos motivos: uno, es el padre de Sodashi, la vistosa potranca de capa totalmente blanca que con su victoria en el Hanshin Juvenile Fillies G1 se consagró como la mejor hembra de 2 años de Japón en 2020; y dos, es asimismo el progenitor de la yegua de vientre Chronologist, que en las últimas semanas del pasado año se apuntó un éxito muy notable a través de sus hijas Normcore (Harbinger) y Chrome Genesis (Bago), que se apuntaron respectivamente la Hong Kong Cup G1 y el Arima Kinen G1.   

- El 15 de diciembre de 2020, casi exactamente un mes antes que Kurofune, había muerto el gran corredor y semental estadounidense Awesome Again. Lo hizo a la edad de 26 año en Old Friends, un establecimiento que acoge en su vejez a grandes y no tan grandes caballos de carreras. Awesome , uno de los mejores hijos de Deputy Minister, fue criado por el empresario austriaco-canadiense Frank Stronach, cuya compañía Stronach Group posee y explota algunos de los más importantes hipódromos estadounidenses (entre ellos Santa Anita, Gulfstream y Pimlico). El caballo ganó en nueve de sus doces salidas a la pista y su victoria más importante fue la Breeders’ Cup Classic G1 de 1998. Entre sus muy buenos resultados como semental -aunque su influencia, como la de su padre, se ha limitado mucho al turf estadounidense- está el ser el primer ganador de la Classic en engendrar un vencedor de la misma carrera: su excelente hijo Ghostzapper se apuntó la prueba en 2004. Este caballo era propiedad de Stronach y lo entrenaba el genial Robert Frankel, fallecido de leucemia en 2009. En su honor y recuerdo,  Khalid Abdullah nombró a un hijo de Galileo y Kind nacido un año antes y que había de convertirse en un caballo de leyenda de la mano de otro entrenador mítico, Sir Henry Cecil.

- Awesome Again produjo un total de 69 ganadores de stakes y entre ellos se encuentra Paynter, ganador del Haskell Invitational G1 y segundo, entre otras carreras, precisamente del Awesome Again Stakes G1. Hace la monta en la Winstar Farm de Kentucky al modesto precio de 7.500 dólares, pero en los últimos meses le ha dado también prominencia a la línea masculina de Deputy Minister a través de su excelente hijo Knicks Go, un tordo propiedad de la Korea Racing Authority que en noviembre ganó la Breeders’ Cup Mile G1 y hace unos días se anotó con facilidad la quinta edición de la Pegasus World Cup Invitational G1, una de esas carreras elefantiásicas y a la postre intrascendentes que vienen poblando el calendario del turf internacional en los últimos tiempos. La primera edición de esta prueba la ganó otro caballo de capa torda, el muy buen Arrogate. Lo montó Mike Smith, que lucía la chaquetilla verde, rosa y blanca de Khalid Abdullah.   

viernes, 6 de noviembre de 2020

TARANTELA Y EL MEMORIAL, LA OLA PIVOTAL, THE REVENANT Y UNA YEGUA DE ROSALES

 -La pequeña y bella Tarantela se hizo grande en el Memorial Duque de Toledo, en el que destiló clase y las dos curiosas marcas blancas de su cara puntuaron una victoria brillante. La pupila de Guillermo Arizkorreta le dio su primer gran premio a la chaquetilla tricolor de Antonio García Ferrer y se convirtió en la quinta yegua que gana la importante prueba otoñal desde  la reapertura de La Zarzuela. Las anteriores fueron Jade (ganadora en 2006, por Combsway), Blue Ridge View (2008, por Lomitas), You Or No One (2009, por Falbrav)  y Casaca (2012, por Medicean). Carrera muy femenina esta, lo que históricamente resulta paradójico, si vale expresarlo así,  por cuanto la cuadra de carreras del Duque de Toledo (nom de course del rey Alfonso XIII) no dispuso nunca de una yegua de categoría.

-La prueba se disputa con su actual denominación desde 1941, pero tiene un antecedente claro en el Gran Premio de Otoño, que se corrió por primera vez en La Castellana 1930. Lo ganó Atlántida, la gran y desgarbada torda del Conde la Cimera, que repitió victoria el año siguiente. En 1932 ganó otra yegua, La Cachucha, del Marqués de San Damián, y en 1940, cuando la carrera se disputo en San Sebastián, fue primera L’Astrée, de Charles Forest, montada por Álvaro Díez. En 1941, ya en el recién inaugurado La Zarzuela y con el nombre que recuerda al rey Alfonso –que había fallecido en Roma en febrero de ese año- la francesa L’Astrée se impone de nuevo, este vez defendiendo los colores de Louis Barnier y montada por Vicente Chavarrías. Desde entonces y  hasta el cierre del recinto en 1996 se produjeron en la carrera once triunfos de yeguas, entre los que cabe destacar el de Abe de Fuego en 1957, pues supuso la primera victoria  en nuestras pistas de Claudio Carudel, y el de Folie en 1961, con lo que la elegante alazana de Beamonte, montada asimismo por el jinete francés, rubricó su estatus como una de las mejores yeguas de la historia de nuestras carreras.

Tarantela pasa al frente en el Memorial (Foto: Rafael Lorente).

-Tarantela fue criada en Francia por Claudio y Luca Marzocco y es hija de Testina -a su vez por Lawman, ganador del Prix de Jockey Club G1- y con dos victorias en su CV. Adquirida en las ventas de yearlings de Arqana por su entrenador, Guillermo Arizkorreta, al precio de 40.000 euros, la refinada potranca de AGF tiene como progenitor a Camelot, triple ganador clásico, hijo del gran Montjeu y que en el momento de escribir estas líneas ocupa el puesto duodécimo de la estadística europea de sementales con 209 productos, 73 ganadores de 95 carreras y unas ganancias de 1,80 millones de libras. 

-El caballo hace la monta en la sede irlandesa del emporio Coolmore, donde este año han cobrado 40.000 euros por su cubrición. Sus mejores productos de la presente temporada han sido Even So, ganadora del Irish Oaks G1; Russian Camelot, doble laureado de G1 en Australia, y Sir Dragonet, que en agosto, tras ser vendido, pasó del patio de Aidan O’Brien en Tipperary (Irlanda) al de Ciaron Maher en Caulfield (Australia) y hace poco ha ganado el Cox Plate G1, la prueba a pesos por edad más importante del país oceánico. Sir Dragonet  es producto, como Tarantela, del cruce de Camelot con una yegua descendiente de Green Desert. La combinación también ha dado a otros dos ganadores de G1, el citado Russian Camelot y Athena, así que parece bastante afín.

-Doble ganador de G1 este año en Australia es también el 6 años Addeybb, entrenado en Newmarket por William Haggas y que en su país de residencia se apuntó brillantemente el Champion Stakes G1, disputado en Ascot hace unas semanas. Addeybb desciende por línea femenina de la gran corredora y yegua de cría estadounidense Levee y  es hijo de Pivotal, uno de los colosos de la cría europea. La propia jornada del British Champions Day, que cerró Addeybb con la victoria reseñada, fue escenario del triunfo de otro de sus hijos, Glen Shiel, en el Champions Sprint G1. Glen Shiel, también de 6 años, desciende de otra gran yegua de carreras y de vientre, en su caso la alemana Grimpola.

-Nacido en 1993 e hijo de Polar Falcon, un buen velocista hijo a su vez del gran Nureyev, Pivotal fue criado por  y defendió los colores rojos, blancos y azules del famoso Cheveley Park Stud, propiedad del empresario británico David Thompson y su esposa Patricia, recientemente nombrados Commanders of the British Empire (CBE) en la lista de honores de este año de la reina Isabel II en reconocimiento a sus obras benéficas. Pivotal, un robusto alazán sin marcas blancas y con un poblado y distintivo flequillo, obtuvo sus mejores victorias en el Nunthorpe Stakes G1 y el King’s Stand Stakes G2, ambos sobre 1.000 metros. Fue retirado como semental a la propia Cheveley Park, la yeguada que los Thompson adquirieron en 1975, que ocupa un terreno en Newmarket donde se crían caballos desde que fue propiedad del rey sajón Aethelstan (siglo X) y en el que pastan purasangres desde que el Duque de Rutland empezara a criarlos allí a mediados del XIX.  En 1892, los Rutland le vendieron la finca a Harry McCalmont, que había heredado de su tío 4 millones de libras (el equivalente a unos 2.250 millones en la actualidad) y que a pesar de que murió bastante joven, con 41 años, tuvo tiempo de gastar buena porción de ella; en buena parte, en comprar caballos de carreras y en hacer de Cheveley Park una yeguada provista de todo tipo de lujos, incluidos una gran mansión de estilo neopalladiano, una línea de ferrocarril interna para facilitar los trabajos de construcción y una cuadras palaciegas en las que destacaba el espacioso box construido para Isinglass, el castaño que en 1893 ganó para McCalmont la Triple Corona; box que, según cuenta la página web de la yeguada, es el que ahora ocupa Pivotal. 

-Este ilustre caballo ha producido hasta ahora 150 ganadores de stakes, entre ellos 31 ganadores de G1. Además, es un abuelo materno de primerísima clase. Sus hijas han producido veinte ganadores de G1, entre ellos Magical, Cracksman, Love, Olmedo y One Master, esta última reciente ganadora per tercera vez consecutiva del Prix de la Foret G1. Pivotal ha ganado la estadística británica de padres de madres en 2017, 2018 y 2019, año este en que también encabezó la clasificación europea. En la temporada actual es segundo de ambas clasificaciones, en los dos casos por detrás del inabordable Galileo.

-En España hemos visto a varios hijos del semental de Cheveley, de los cuales el mejor es el enigmático Obanos, ganador de siete carreras, entre ellas el Fernán Núñez. Esta temporada, los mejores productos de sus hijas en nuestras pistas son Cabuérniga, ganadora del Benítez de Lugo, y el útil Melting Dew. El descendiente de Pivotal más notable que ha corrido aquí es Hipodamo de Mileto, ganador del Gran Premio de Madrid, Memorial Duque de Toledo, Villamejor y Corpa entre sus once victorias. El caballo de Enrique Beca es hijo de Falco, un vástago de Pivotal ganador de la Poule d’Essai des Poulains G1. Otro buen hijo de Pivotal, Excellent Art, es padre aquí de Noctalia, ganadora del Beamonte en 2016. Un pequeño detalle que también conecta a Pivotal con nuestras carreras es el hecho de que en la cuarta generación de su pedigree encontramos a Blue Tom, otro ganador de la Poule d’Essai des Poulains. Después de ejercer como semental varios años en Francia, este caballo, criado en Estados Unidos por la familia Widener, fue importado a España en 1977 por la Yeguada Sabel y aquí produjo algunos buenos, como Nimbo, ganador del Memorial; Tijuana Blue, vencedora en el Valderas; Fantomas, que se apuntó dos veces el Gran Premio de Andalucía, y el prematuramente malogrado Reddy Tom.

-  Otro factor que ha contribuido al protagonismo del patriarca de Cheveley en los meses finales de la temporada europea es el desempeño de su hijo Siyouni, ganador del Prix Jean-Luc Lagardère G1 para el Aga Khan en 2009 y que desde 2011 hace la monta en el Haras de Bonneval, la yeguada francesa del imán de los ismailíes. Allí se ha convertido en uno de los mejores sementales de Europa –su precio de cubrición en 2020 ha sido de 100.000 euros-, posición que cimentado en las semanas recientes con los triunfos de sus hijos Sottsass en el Prix de l’Arc de Triomphe G1, y St Mark’s Basilica en el Dewhurst Stakes G1; ambos, por otra parte, son hijos de muy buenas reproductoras hijas de Galileo. Startlet’s Sister, la madre del ganador del Arco, lo es también de dos yeguas ganadoras de grupo, y de ellas destaca poderosamente la campeona Sistercharlie (hija de Myboycharlie, padre de nuestro conocido Putumayo), ganadora de ocho carreras de G1 en Estados Unidos. Cabaret, la progenitora de St. Mark’s B., ha parido asimismo a Magna Grecia (Invincible Spirit), ganador del Futurity Trophy G1 a 2 años y de las 2.000 Guineas G1 en la edad clásica y que este año ha servido a sus primeras yeguas en Coolmore al precio de 22.500 euros. Cabaret desciende por línea femenina de una de las más importantes yeguas madres del siglo XX, Selene, que le dio a Lord Derby el fundamental Hyperion (Gainsborough), uno de los sementales más importantes de la historia de la raza; los buenos propios hermanos Sickle y Pharamond, ambos por Phalaris, muy influyentes en la cría yanqui, y el más que útil ganador Hunter’s Moon (Hurry On), muy buen padrillo en Argentina.

Siyouni (Foto cedida por The Aga Khan Studs)

-Sottsass ha ganado el Prix de l’Arc de Triomphe G1 en el año en que se celebraba el centenario de la primera edición de la carrera. El hijo de Siyouni le dio la primera victoria en la prueba al gran preparador francés Jean-Claude Rouget, al jinete italiano Cristian Demuro y al propietario estadounidense Peter Brant.  El primer entrenador nacido en Francia –aunque era de origen británico- que ganó el Arco fue Percy Carter, que en 1925 ensilló a Priori, vencedor tras el distanciamiento de Cadum. El primer jinete italiano triunfador en la gran carrera parisina fue Paolo Caprioli, que condujo a la victoria a Ortello en 1929, y el primer propietario estadounidense en inscribir su nombre en la prueba fue el empresario –y explorador por tierras africanas en su juventud- Abraham K. Macomber, cuyo potro  de 3 años Parth, entrenado en Inglaterra, se impuso en 1923.

-Tanto Sottsass como su padre, Siyouni, tienen en sus genealogías maternas, al igual que le pasaba a Pivotal con Blue Tom, nombres que los conectan con nuestras carreras. En el caso del pupìlo de Rouget se trata de que su cuarta madre, Alloy, buena ganadora de tres carreras en Francia, es hija de Pharly. Este alazán, hijo de Lyphard, defendió en el país galo los colores celestes y amarillos con que Antonio Blasco corría allí y que llevó a la victoria en el Prix Lupin G1, el Prix de la Foret G1, el Prix de Moulin G1 y en dos carreras más antes de convertirse en un muy útil semental, primero en Francia y después en el Reino Unido.

-Siyouni, que ha dado ganadores aquí como Fongani, Vamos España, Shehab y Caleta, entre otros, se conecta con nuestro turf a través de su segunda madre, la estadounidense Slipstream Queen, una hija del vencedor del Belmont Stakes Conquistador Cielo importada a Francia por Jean-Luc Lagardère y que fue madre de once productos, nueve de ellos ganadores; entre los cuales, nuestros conocidos Slipstream King (Linamix) y Sliploge (Grand Lodge), ambos ganadores aquí para Cortiñal (y para Río Cubas, en el caso de Sliploge). Slipstream King ejerció como semental en la propia Yeguada Cortiñal y dio unos cuantos ganadores, entre ellos los rentables y duros Camuray (16 victorias), Deseado (7) y Enmascarado (6).

-El mejor producto de Slipstream Queen fue Slickly, propio hermano de Slipstream K. y ganador de diez carreras, entre ellas el Grand Prix de Paris G1, el Prix Moulin de Longchamp G1 y el Premio Vittorio di Capua G1 (dos veces). Este caballo, que defendió los colores azules de Godolphin y fue entrenado por Saeed Bin Suroor, ha tenido también ganadores en nuestros hipódromos, como los apreciables Azamor y Zacarías y el prolífico Kuvasz, y ahora nos interesa además porque es el abuelo materno de My Flinders, que hace días se apuntó la quinta y más importante victoria de su carrera al ganar por poco el Premio Aniversario del Hipódromo de La Zarzuela.

-Yegua grande y de notable presencia, la castaña My Flinders está criada en el Reino Unido por Ben Sangster, hijo de Robert Sangster, cuya fortuna –procedente de Vernons Pools, la empresa de quinielas de fútbol fundada por su padre en 1926- sirvió en los años 70 para poner los cimientos de lo que hoy es el imperio Coolmore. My F. es propiedad del británico Liam Norris, que la adquirió como foal en Tattersalls al precio casi irrisorio de 1.500 guineas. El próximo diciembre, el propio Norris vende en Tattersalls, a través de su empresa, Norris Bloodstock (especializada en recría y preparación de potros para subastas), una foal medio hermana de My Flinders por Recoletos, el gran caballo de Darío Hinojosa. La yegua de Arizkorreta es, por otra parte, hija de Toronado, padre también de Sir Iker, que ganó en la misma jornada, y de Legionario, que lo hizo hace unos días. Toronado, muy buen millero hijo del Derby winner High Chaparral, hace la monta en el francés Haras de Bouquetot, donde en 2020 su precio de monta ha sido de 8.000 euros, tarifa que se mantiene para el año próximo.

-La cuarta madre de My Flinders es Park Express, una hija de Ahonoora que ganó el Irish Champion Stakes G1 y dos carreras de G2 y después fue una excelente yegua madre. Entre su producción se encuentra el ganador del Derby y buen semental New Approach, un hijo de Galileo criado por el genial criador y entrenador irlandés Jim Bolger (mentor asimismo de Aidan O’Brien en los inicios de la carrera de este), y autor en las últimas semanas de un espectacular logro con los productos de su operación ganadera: los 2 años Mac Swiney (del que además es propietario) y Gear Up ganaron respectivamente el Futurity Trophy G1 y el Criterium de St. Cloud G1, y hace unos días el 7 años Twilight Payment se apuntó la histórica Melbourne Cup G1. Bolger fue uno de los primeros criadores en apreciar el potencial genético de Galileo y crió con él en los primeros años de monta del caballo al citado New Approach y a Teofilo, este mejor 2 años europeo de 2006. Mac Swiney es hijo de New Approach y una yegua por Teofilo. Este es, a su vez, el padre de Gear Up, de Twilight Payment… y de Cabuérniga. 

-La sangre de Galileo ha tenido éxito también aquí a través de Amedeo Modigliani, que se apuntó con muy buen estilo el Hispanidad; de Lordofthehorizon, hijo de Dansili ganador del Francisco Cadenas que tiene al gigante de Coolmore como abuelo materno (y cuya quinta madre, Soumana, es hija de Pharly); y del 2 años Danko, ganador rematando la carrera de la subasta de la ACPSIE. El potro de Odriozola es hijo de Australia, compañero de Camelot en los boxes de Coolmore y uno de los cinco ganadores del Derby que ha producido Galileo. Danko fue adquirido en 2019 por 50.000 euros en la venta de la asociación de criadores, a la que lo presentó Toorre Duero, que lo había adquirido de foal en Tattersalls. Su madre, Wild Mimosa, pertenece a la misma línea femenina que la campeona The Fugue, mejor yegua de edad en Reino Unido en 2013 y 2014 y es hija de Dynaformer, el gran semental estadounidense hijo de Roberto. De hecho, el físico de Danko, algo destartalado y de gran esqueleto, se antoja herencia de esta parte de su pedigree y contrasta con las líneas más musculosas y compactas que se asocian con la tribu Galileo. El potro recuerda en apariencia, aunque con menos masa muscular al menos por ahora, a Barbaro, el espléndido y malogrado hijo de Dynaformer que ganó el Kentucky Derby G1 en 2006. Como se recordará, Barbaro se destrozó la extremidad posterior derecha poco después de la salida del Preakness Stakes, su siguiente salida tras el KD. Se le envió al New Bolton Center de la Universidad de Pennsylvania para tratar de salvarlo pero al cabo de ocho meses, en los que su caso despertó un enorme interés entre los medios y el público, el animal hubo de ser sacrificado al contraer laminitis. 

- Uno de los triunfadores otoñales en Europa ha sido The Revenant, un 5 años alazán hijo de Dubawi que reapareció en el año ganando el Prix Daniel Wildenstein G2 en el fin de semana del Arco y después cruzó el Canal de la Mancha y ganó el Queen Elizabeth II Stakes G1 en Ascot. El caballo, al que entrena François Graffard, forma parte de la ola Pivotal de que hablamos, pues tiene a Excellent Art como abuelo materno, y es el ganador de G1 número 44 para Dubawi. Sin embargo, fijémonos también en su línea de madres, que tiene en la sexta generación a la irlandesa Solar Echo. Esta yegua produjo al excelente castrado Boldboy (Bold Lad), ganador de 14 carreras en Inglaterra, pero a efectos locales es más interesante el hecho de que engendrara a Princess Solar (Native Prince), yegua que vino a España importada por Antonio Blasco. Ganó aquí tres carreras para la Cuadra Rosales y después produjo para la histórica chaquetilla de la cruz de San Andrés roja varios ganadores útiles como Solarity (Rarity), Prince Pharly (Pharly) y Solar Energy (Ballymore), y el muy buen Pérgamo (Levmoss), un alazán con mucho blanco en cara y extremidades que ganó doce carreras, entre ellas los premios Martorell, Criterium Nacional, Gobierno Civil y República Argentina.  Volviendo por un momento a The Revenant, digamos que es producto de un bonito cruce en el que figuran duplicaciones del ganador del Derby y gran semental Shirley Heights (4 x 4) a través de hijos y del campeón estadounidense Seeking The Gold (3 x 4) a través de hijo e hija.

-Otra que ganó en el meeting del Arco y en la jornada British Champions fue la castaña oscura Wonderful Tonight, que se apuntó un G1 en cada ocasión, el Prix de Royaumont en Longchamp y el Champions Fillies & Mares Stakes en Ascot. La yegua es propiedad del empresario musical británico  Chrstopher Wright, que como los Thompson de Cheveley Park es CBE. Fundador de la disquera Chrysalis, en su curriculum de productor figuran nombres como los de Jethro Tull, Procol Harum, Blondie, Ultravox y Spandau Ballet. Tiene caballos de carreras desde 1981 y entre los que han corrido para sus colores azules y amarillos están la campeona Culture Vulture y el actualmente cotizado semental Dark Angel.

-Wonderful Tonight (nombre que reproduce el título de una canción de Eric Clapton) es hija del muy buen y muy conocido semental Le Havre, que actualmente ocupa el segundo puesto de la estadística francesa de reproductores con 126 corredores, 53 ganadores de 84 carreras y unas ganancias de 1,79 millones de euros. El líder, por cierto, es Siyouni, cuyas cifras correspondientes son 148, 58, 90 y 3,79 millones. La yegua de Wright, criada en Francia por la Ecurie de Montfort & Preaux, tiene como tercera madre a la no corredora Fade, por Persepolis y One Over Parr, por Reform. Esta yegua ocupa el mismo lugar en el pedigree de Camelot, el padre de Tarantela.      

 

 

sábado, 19 de septiembre de 2020

LO QUE TIENE MAGICAL, DARK ANGEL Y VIAJEROS EN SAN SEBASTIÁN, DELCHER (MAURICIO) Y O’BRIEN (JOSEPH)

 -Mágica Magical. No es la más bonita del mundo, pero corre, corre y corre más. Y pelea. “Es dura, consistente, determinada, tiene velocidad… lo tiene todo”. Así hablaba de ella en el Racing Post su entrenador, Aidan O’Brien, después de que la yegua ganara hace unos día el Irish Champion Stakes G1, su séptima victoria de máxima categoría y su segunda en la gran carrera de Leopardstown, en la que este año batió – y casi se diría que intimidó en la lucha- al gran Ghaiyyath, el magnífico hijo de Dubawi propiedad de Godolphin que venía de ganar con estilo imperial el International Stakes G1 en York. “Me sentí ganador durante todo el recorrido·”, decía de ella el jinete triunfador, Seamus Heffernan. “Una vez que me puse a la altura de la cincha de Ghaiyyath, sabía que ganaría. Le había visto mirar a la yegua en la salida, él sabía que estábamos aquí. Sabía que veníamos a por él”. Magical, que defiende los colores morados y blancos de Derrick Smith, uno de los tres referentes, junto a John Magnier y Michael Tabor, del poderoso consorcio Coolmore y con su victoria en el Irish Champion,  Magical se convirtió en la primera yegua y en el segundo purasangre en ganar dos veces la prueba. El primero fue otro pupilo de O’Brien defensor de la bandera Coolmore: el brillante y duro Dylan Thomas, hijo de Danehill.   

-Magical, nacida en 2015, está criada por Orpendale, Chelston & Wynatt, una de las ramificaciones ganaderas del imperio Coolmore. La yegua es uno de los no igualados 88 ganadores de G1 que ha producido el coloso Galileo, que a sus 22 años sigue firmemente instalado en el pedestal de mejor semental del mundo y actualmente ocupa el liderato de la clasificación europea de sementales, con 198 corredores, 72 ganadores de 97 carreras y unas ganancias de 5,51 millones de libras, 3,4 millones más que Dubawi, el segundo clasificado.  Magical es una prueba más de la magia del cruce de Galileo con hijas de Pivotal, genealogía que la castaña de Mr. Smith comparte con la estrella clásica de la temporada, la espléndida careta Love, ganadora de las 1.000 Guineas, Oaks Stakes G1 y Yorkshire Oaks G1, y con otros ejemplares ganadores de G1 como su propia hermanan Rhododendron, HermosaHydrangea y The United States.

-La madre de Magical, Halfway to Heaven, ganó las Irish 1.000 Guineas y otras dos carreras de G1 para Coolmore y O’Brien. Desciende por línea femenina de la matrona estadounidense Native Street, una torda robusta como su padre, el gran Native Dancer, que corrió 24 veces y gano 10 carreras, entre ellas el prestigioso Kentucky Oaks en el año 1966 y que como reproductora fundó una prolífica línea femenina. Native Street, criada en Florida, defendió los colores del Aisco Stable, la cuadra de carreras del empresario de la construcción Abraham I. Savin, que la compró en subasta por 40.000 dólares cuando la yegua tenía 2 años. El caballo más famoso en portar los colores rojos y negro de Aisco fue el gran Mr. Prospector, buen pero frágil sprinter en la pista y el más influyente semental estadounidense de los últimos 40 años en la yeguada.

-Native Street produjo quince foals, de entre los que salieron doce corredores, once de los cuales ganaron. El mejor fue seguramente Royal and Regal, un hijo de Vaguely Noble que ganó el Florida Derby G1 y fue un aceptable semental. Aquí vimos a su hijo Royalti, un castaño criado por Rosales cuyos colores defendió en la pista y llevó a la victoria en el Gran Premio de Sevilla de 1980 batiendo a Zigor, de Mendoza. (Royalti era hijo de la yegua Ticaloo, y por tanto medio hermano de los buenos Clamor y Lorgot). Native Street fue cruzada varias veces con su compañero de colores Mr. Prospector, de quien dio dos hembras. Una de ellas. Mr. P’s Girl, es la tercera madre de Cabuérniga, que hace poco se apuntó el tradicional Benítez de Lugo por una nariz. La castaña oscura, criada en Gran Bretaña por El Catorce , fue comparada en una subasta de yearlings de Tattersalls por su entrenador, Patrick Olave, que pagó por ella 26.000 guineas. La potranca tiene un origen muy parecido al de Magical: no solo ambas descienden de Native Street por línea femenina, sino que las dos tienen a Pivotal por abuelo materno y si Magical es por Galileo, Cabuérniga es hija de Teofilo, a su vez hijo de gran semental de Coolmore. En el historial del Benítez de Lugo figura otra nieta de Galileo: la alazana Most Empowered (Soldier Hollow), ganadora en 2019.

-Teofilo es asimismo el padre de Amazing Red, que ganó la Copa de Oro el año pasado y este año volvió a San Sebastián desde Newmarket para correr en la misma carrera, en la que terminó cuarto. Ganó con autoridad Ateem, que vino de Francia. El pupilo de los Montfort es un hijo del contraste, el que se produce entre la impecable genealogía clásica de su madre, la no ganadora Jeu de Plume, y la excelencia deportiva y genética en el sprint de su padre, Dark Angel. Jeu de Plume es hija del gran Montjeu –entre otras cosas, padre de cuatro ganadores del Derby- y tiene como cuarta madre a Lady Berry, producto de décadas de selección en dos de las grades operaciones de cría francesas del siglo XX: la de Marcel Boussac, primero, y la de Guy de Rothschild, después.

-Lady Berry, hija del mal semental Violon d’Ingres, fue una excelente corredora -obtuvo su mejor victoria en el Prix Royal Oak G1- y aún mejor yegua madre, pues produjo tres ganadores de G1: Le Nain Jaune (Pharly), Indian Rose (General Holme) y nuestro conocido Vert Amande (Kenmare), ganador en 1993 del Prix Ganay G1 y del Memorial Duque de Toledo, en esta última carrera montado por Olivier Peslier. Otro de los productos de Lady Berry fue la buena reproductora Featherhill (Lyphard), adquirida en su momento por los hermanos Wertheimer por 1,3 millones de dólares y de la que Ateem desciende por línea femenina. (La yegua es asimismo la tercera madre de Falco, padre de Hipodamo de Mileto).

-Ha de ser de su madre de quien Ateem ha heredado su capacidad para la distancia clásica porque su padre es el velocista y excelente procreador de sprinters Dark Angel, y es difícil pensar que provenga de él Este caballo tordo solo corrió a 2 años, edad en la que ganó cuatro de sus nueve carreras, entre ellas el Middle Park Stake sG1 y el Mill Reef Stakes G2. Sorprendentemente, y sin que mediara lesión, el caballo fue retirada a la yeguada, -concretamente al irlandés Yeomanstown Stud, que lo había criado- una vez cumplida su temporada juvenil. Su copropietaria, Catherine Corbett, explicó así en su momento en TDN las razones de la decisión de vender el caballo: “Barry [Hills, entrenador del potro] yo misma y el otro propietario, Chris Wright, discutimos el asunto y Chris y yo  estábamos muy contentos de vender. [Dark Angel] No hubiera corrido en una clásica al año siguiente. Se notaba que iba a ser un especialista en 1.200 metros y es muy duro competir ahí para un 3 años que ha ganado un G1, así que vender ni fue doloroso”.

-Se diría que si Corbett hubiera mencionado también el dinero todo habría resultado más creíble, pero el caso es que los tipos de Yeomanstown tenían razón: Dark Angel ha resultado ser un gran semental; sin aspiraciones clásicas al máximo nivel porque básicamente produce velocistas como él, pero muy bueno. Empezó a cubrir en 2008 al precio de 10.000 euros, llegó a anunciarse a 7.500 y actualmente su monta se cotiza a 80.000, lo que da idea de su éxito. Ha dado ganadores de G1 como Lethal Force, Mecca’s Angel, Harry Angel, Persuasive y Raging Bull. En el momento de escribir ocupa la tercera plaza de la estadística europea de sementales, solo superado por los colosos Galileo y Dubawi, con 299 corredores, 99 ganadores de 133 carreras y ganancias de 2,03 millones de libras. Su última estrella es el castrado de 6 años Battaash, ganador de 13 carreras, 4 de ellas de G1, y que este año ha vencido en los muy importantes Nunthorpe Stakes G1 y King’s Stand Stakes G1. El caballo, al que entrena Charlie Hills –hijo de Barry, preparador de Dark Angel- tiene en su origen dos líneas del citado Mr. Prospector y otras dos Night Shift, una sangre esta última muy presente en España en los últimos años porque este vástago de Northern Dancer es el padre de Dyhim Diamond y Palamoss. Se puede señalar que hace unos días Vaclav Janacek ganó el Oaks eslovaco a lomos de Barthesa, una hija de Alhebayeb, producto de Dark Angel que ganó a 2 años el July Stakes G2.

Dark Angel (Foto cedida por Yeomanstown Stud)

-Dark Angel también desciende de Northern D., pero lo hace a través de una línea masculina productora de sprinters que es un verso suelto en la tribu predominantemente clásica del gran caballo canadiense. El asunto empezó a finales de los 70 con Try My Best, uno de los selectos hijos del propio Northern Dancer con los que Robert Sangster, Vincent O’Brien y John Magnier construyeron los cimientos de lo que hoy es el imperio Coolmore. Fu el mejor 2 años europeo en 1977 y parecía destinado  a lo mejor, pero misteriosamente quedó último en las 2.000 Guineas G1 y luego se lesionó y no volvió a correr. En la yeguada tuvo sus momentos y  a través de su hijo Waajib, ganador de G1 sobre la milla y del hijo de este Royal Applause, sprinter de primera clase, se llega a Acclamation, velocista ganador de G2, muy buen semental en su especialidad y padre de Dark Angel.

-La línea ha tenido digna representación en España y en ese sentido destaca Equiano, un hijo de Acclamation al que Mauri Delcher entrenó para ganar en San Sebastian y en La Zarzuela y ser tercero en el Criterium de Maisons Laffitte G2 a 2 años, y para ganar el King’s Stand Stakes G1 en Royal Ascot a 3. El caballo volvió a ganar esta importante carrera a 5 años, cuando lo entrenaba, justamente, Barry Hills. Otros elementos apreciables descendientes de esta línea de padres a los que hemos visto aquí son Salpado y Vivement Dimanche, ambos por Royal Applause; Half a Billion, Buscavidas y Federico, hijos de Acclamation; y Laffan, por Dark Angel.

-Buen verano donostiarra el de Mauri Delcher, que envió al hipódromo vasco a Prince Hamlet y a Iskanderhon y los caballos respondieron a su confianza ganando el Gobierno Vasco y el Gran Premio de San Sebástián, respectivamente. El de Miraflores es miembro de la primera potrada de Sommerabend, un hijo de Shamardal criado por la famosa yeguada alemana Schlenderhan que se mostró como un competidor duro y de cierta clase: corrió hasta los 7 años, dio su mejor rendimiento alrededor de la milla  y entre Francia y Alemania ganó 12 carreras, cuatro de ellas  de grupo y dos listed. Hace la monta al precio de 4.000 euros en el Haras de Saint Arnoult y en el momento de escribir ocupa la posición 45 de la estadística francesa de sementales con 44 corredores, 9 ganadores de 13 carreras y unas ganancias muy próximas a los 500.000 euros. El origen de Prince Hamlet no tiene ninguna duplicación en las cinco primeras generaciones y destaca en él la selecta línea femenina, de origen Boussac, aunque desarrollada en las generaciones más recientes por el Aga Khan, que a finales de los 70 compró en bloque todo el ganado del mítico criador francés. Una de las yeguas que cambió de manos entonces fue Licata, quinta madre de Prince H.,  y madre en su momento de tres ganadores de G1: Akiyda (Labus), ganadora del Arco, Acamas (Mill Reef), ganador del Prix du Jockey Club, y Akarad (Labus), ganador del Grand Prix de St. Cloud.

-Iskanderhon se apuntó el Gran Premio sin necesidad de esforzarse mucho y propició un bonito doblete para su jockey, Julien Grosjean, que había conducido a la victoria  a Ateem en la Copa de Oro. El primer jinete que ganó ambas pruebas en un mismo año fue Tolo Gelabert, que en 1984 montó a La Novia en la Copa y a El Paleto en el Gran Premio; ambos, propiedad de la Cuadra Mendoza. Iskanderhon está criado en Estados Unidos y es hijo de Exchange Rate, un tordo por Danzig que ganó en G2 y desarrolló una honorable carrera como semental en la prestigiosa Three Chimneys Farm de Kentucky –produjo cinco ganadores de G1 y un total de 49 ganadores de stakes-, pero no tuvo impacto fuera de Estados Unidos. En España han ganado dos hijos suyos, los modestos Formentera y Delta Crucis.

Iskanderhon gana el Gran Premio de San Sebastián (Foto: Rafael Lorente)

-La madre del castrado, Beiramar, está criada por Schlenderhan como Sommerabend y ganó en listed. Tiene un origen más familiar a este lado del Atlántico, pues es hija del gran corredor y semental alemán Monsun y está inscrita en una línea femenina francesa muy prolífica. A ella pertenece, y la encontramos como quinta madre del pupilo de Delcher, India: criada por Guy de Rothschild como Lady Berry,  es la madre de Indian Prince, el vistoso hijo de Margouillat que ganó el Gran Premio de San Sebastián de 1985 y la Copa de Oro de 1983, entre otras buenas carreras de nuestro calendario. Iskanderhon es, por otra parte, un gran nombre para un caballo de carreras (o un corcel de turf, como llamó a los purasangres en su novela La familia de León Roch Benito Pérez Galdós, al que no está de más recordar en el año en que se celebra centenario de su muerte). Iskanderhon (o Iskanderun o antiguamente y en inglés Scanderoon o Alejandreta en español) es una ciudad portuaria turca, cerca de la frontera siria, fundada por Alejandro Magno en el año 333 AC.  En la mañana del 3 de enero de 1704 zarpó de allí el buque de guerra inglés HMS Ipswich al mando del capitán William Wakelin. En su bodega viajaba un potro castaño y cuatralbo de raza árabe que Thomas Darley, agente de la Compañía de Levante en la ciudad siria de Aleppo, enviaba como regalo a su padre. El potro finalmente llegó a Aldby, la casa familiar en Yorkshire, y con el nombre de Darley Arabian ha pasado a la historia de la raza purasangre como uno de sus tres padres fundacionales y a la postre el más importante e influyente, pues actualmente la gran mayoría de los corceles de turf que corren en el mundo son descendientes suyos por línea masculina.

-No hay en el turf mundial preparadores con un pedigree mejor para la tarea que los hermanos Joseph Patrick y Donnacha Aidan O’Brien. Su padre es el genial Aidan O’Brien y su madre, Annemarie Crowley,  la única mujer que ha ganado una estadística de entrenadores en Irlanda, lo que hizo en la temporada de carreras de obstáculos 1992/3. Joseph P. empezó a entrenar en 2016 después de una notable carrera como jockey ya las cosas le van bastante bien: ha ganado ya un Irish Derby G1, una Melbourne Cup G1 y una carrera de la Breeders’ Cup, entre otros éxitos notables. A ellos añadió hace unos días su primera clásica inglesa cuando su pensionario Galileo Chrome ganó el St. Leger en muy bonita llegada. Con ello, y como se encargó de destacar el Racing Post, O’Brien se convirtió en el primer entrenador en cincuenta años en ganar el St. Leger después de haberlo conseguido también como jinete. El anterior titular del logro es Harry Wragg, uno de los grandes jockeys británicos de la parte central del siglo XX y muy famoso por sus carreras de espera. Wragg llevó a la victoria a Sandwich, del Marqués de Rosebery, en el St. Leger de 1931, y fue el entrenador de Intermezzo, de Gerry Oldham, vencedor en 1969.  

-Galileo Chrome es el primer ganador clásico que produce Australia, uno de los cinco hijos de Galileo que ha ganado el Derby (lo que hizo, por cierto, montado por Joseph O’Brien). El caballo ejerce como semental en la sede irlandesa de Coolmore al precio de 27.500 euros. Sus primeros productos debutaron en 2017 y hasta ahora no había engendrado más allá de ganadores de G2 y G3. Galileo Chrome procede por línea femenina de Alrucabba, la famosa yegua madre de Lanwades Stud de cuya tribu hemos visto aquí a los buenos Madrileño (el hijo de Sir Percy, no el tordo de Madrileña) y Amedeo Modigliani.

-Conocemos bien a Dream Ahead; es el padre de Antonella, Udalla, Igollo de Camargo y Dream of Words, entre otros que han corrido España. También es una rara avis, porque se trata de uno de los pocos sementales importantes que hay en el mundo que no desciende por línea masculina de Darley Arabian. Lo hace de otro de los tres patriarcas de la raza, Godolphin Arabian (o Barb) a través, por resumir en unos pocos nombres un recorrido de tres siglos, de Matchem (1748, el reproductor que asentó el prestigio de la línea masculina), Sorcerer (1796, padre de siete ganadores clásicos), West Australian (1850, primer ganador de la Triple Corona británica), Man O’War (1917, mito del turf yanqui), Known Fact (1977, primer ganador clásico de Khalid Abdullah), y nuestro también muy conocido Diktat (1995, gran sprinter y semental en Inglaterra, Francia, Japón y España).

-Digno vástago de esta ilustre genealogía, Dream Ahead, que ganó cinco carreras de G1 en distancias breves y ejerce como semental en el Haras de Grandcamp al precio de 12.000 euros, ha tenido muy buen verano: su veterano hijo Dreams of Dreams ha ganado la Sprint Cup G1 y su hija Glass Slippers se ha impuesto en el Flying Five Stakes G1. Virrey se ha sumado en la fiesta en España, con dos buenas victorias en San Sebastián sobre algunos de los mejores especialistas locales en metrajes breves. El castrado de Rocío tiene un pedigree interesante, pues contiene duplicaciones sobre Green Desert, Sharpen Up y Sadler’s Wells. Su cuarta madre es Prospector’s Fire, una de las tres hijas que Native Street engendró con Mr. Prospector.