martes, 17 de mayo de 2022

DE ODESSA A VARSOVIA, AL WUKAIR Y OTROS NOVATOS, GALILEO Y SEA THE STARS EN DÍAS DE GLORIA

Dedicado a la memoria de César Guedeja, lector sabio y generoso

 -Una mañana de principios de abril de 1919, una singular caravana avanzaba por el puerto de Odessa. Había salido poco antes del hipódromo de la bella y elegante ciudad portuaria ucraniana y la formaban 262 purasangres, la colonia de preparadores, jinetes y mozos que los tenían a su cargo y sus familias, y  carromatos con enseres, heno y agua. El singular grupo Iniciaba un incierto viaje hacia Varsovia, tenía por delante  ruta de casi 1.780 kilómetros. Terminada la I Guerra Mundial, la colonia del turf local había confiado en algún momento en poder celebrar una nueva temporada de carreras. Pero el Ejército Rojo sitió la ciudad y el mando francés que la tenía en custodia ordenó a sus tropas evacuar  la ciudad, que quedó a merced de las bandas criminales y las facciones bolcheviques y las opuestas a ellas. La gente del hipódromo supo que era el momento de irse, pero no se planteó dejar sus caballos atrás.

-Este era para muchos de ellos el segundo traslado en el plazo de pocos años. Odessa, capital de la llamada Riviera del Mar Negro, había acogido por un lado a los profesionales y caballos polacos, que en 1915 habían dejado a tras su país, asolado por la guerra; por otro, a buena parte de los jinetes, preparadores y caballos que habían dado lustre al turf moscovita y que en 1917, cuando los primeros temblores del seísmo bolchevique se iniciaron y el hipódromo de la capital dejó de operar, emprendieron el camino del sur.

-En Odessa el capitán del turf era el polaco Frederick Jurjevich, que desde 1915 se las había arreglado para encender y mantener viva la llama de las carreras a orillas del Mar Negro lidiando con las diferentes administraciones que los avatares de la guerra iban trayendo a Odessa y también sobornando a los delincuentes y matones para que salvaguardaran todo el montaje.  En 1917, con algo más de 300 caballos en la ciudad, se dieron 94 días de carreras y se disputaron 800 pruebas. El equivalente al derby la ganó un caballo de Jurjevich que se llamaba Liege. En 1918 la actividad se mantuvo y el derby  fue para un tal Horoscope, entrenado por otro gran hombre de caballos polaco, Ruszard Zoppi, que había sido director de las yeguadas del zar.

-Viajaron a Madrid los dos ganadores de las poules: Catapum, vencedor en el Cimera, desde San Sebastián; en Insihnee, que se apuntó el Valderas, con salida desde París. Los empareja también el hecho de que ambos son productos de la primera promoción de sus respectivos padres que además comparten patio en el francés Haras de Bouquetot, el depósito de sementales y yeguada que cerca de Daeuville tiene el catarí jeque Al Thani. Catapum, un vistoso y robusto alazán pelo de vaca es por Ectot, un hijo de Hurricane Run que ganó dos carreras de G1, el Criterium International a 2 años y el Joe Hirsch Memorial a 5. Hace la monta al precio de 5.000 euros y  entre sus primeros vástagos hay algunos ganadores, pero ninguno particularmente destacado. Catapum es el tercer producto en pista y segundo ganador que produce Virimoon, la alazana por Doctor Dino que ganó en 2013 el Criterium Internacional y el Carlos Sobrino. La yegua defendió en la pistas los colores de su criador, José Manuel García-Sahagún,  que falleció en noviembre de 2020 y es también el criador del potro de Elarre.

Catapum gana el Cimera (Foto. Rafael Lorente)

-Inishnee,  una refinada castaña criada en Irlanda por Ballysax Bloodstock, fue vendida como yearling en Arqana por 17.400 y su actual propietario, Javier Maldonado, la compró por 49.620 euros el pasado mes de febrero tras ganar una carrera de venta en Chantilly. Antes de venir a Madrid, la yegua fue cuarta en el Prix Vanteaux G3 que ganó Mqse de Sevigné (Siyouni).

-El padre de Insihnee es el muy buen millero Al Wukair, del que aquí ya habíamos visto a la ganadora Family Trip (hija, por cierto, de otra ganadora del Valderas, Honeymoon Trip). El caballo obtuvo su triunfo más importante el Prix Jacques Le Marois G1 y en su historial destaca asimismo un tercer puesto en las 2.000 Guineas que ganó Churchill. Su cubrición cuesta 8.000 euros y el triunfo de su hija en el Valderas completa una bonita secuencia paterna: Al W. es hijo de Dream Ahead, que dio a Udalla, ganadora del Valderas para Bering en 2019; y Dream Ahead es hijo de Diktat, padre de Zenside, que le dio a Safsaf la victoria en la Poule de Potrancas de 2009. Esta es una de las pocas líneas masculinas activas a buen nivel en la raza PSI actual que no desciende de Darley Arabian -el más influyente por vía paterna de los tres sementales fundadores-, sino de Godolphin Arabian (o Godolphin Barb –bereber-, como también se le llamaba, en atención al hecho que llegó a Europa desde Túnez).  Inishnee es hija de la no corredora Al Kirana, un producto del gran velocista australiano Exceed and Excel, a su vez hijo de Danehill. En su línea femenina destaca la cuarta madre, la irlandesa Grey Goddess, doble laureada de G3 de la que descienden múltiples ganadores, entre ellos Pipalong, sprinter ganadora de G1. En el pedigree del origen de la pupila de Delcher destaca una duplicación 5 x 4 sobre el semental Green Desert, una gran fuente de brillantez.

Inishnee, con 1 año (Foto cedida por Arqana)

- El argumento de los sementales novatos y las clásicas tuvo también su capítulo en la Rowley Mile de Newmarket, donde la castaña Cachet mostró clase y muchas ganas de que nadie la adelantara para ganar de punta a punta las 1.000 Guineas G1. La potranca es producto de las primeras cubriciones de Aclaim, un ganador del Prix de la Foret G1 que hace la monta en el National Stud británico al precio de 6.000 libras. El caballo está inscrito en la línea femenina del gran Montjeu  y por el lado masculino de su pedigre es hijo de Acclamation, el más importante vástago de una línea de sprinters cuyos descendientes no suelen asomarse a las llegadas clásicas porque les falta calidad para ello. De Aclaim corre aquí Azul, que no ha ganado, y de Acclamation vimos en su día a los buenos Equiano y Half a Billion. Cachet está criada en Irlanda por el Hyde Park Stud –como Samedi Rien, tercera en el Valderas y ganadora del Atlántida- y tiene un cruce muy bonito que seguramente explica parte de su calidad, con duplicaciones 4 x 4 a través de macho y hembra sobre dos caballos muy rápidosen la pista  y grandes sementales, Danehill y Ahonoora.

-Cachet defiende los colores celestes de Highclere Thoroughbred Racing-Wild Flower, uno de los sindicatos de propietarios organizados por Harry Herbert, uno de los personajes más notorios del turf británico. Herbert es hijo de Lord Porchester, destacado propietario, criador y directivo  del Jockey Club, y director de la cuadra de carreras de la reina Isabel II desde 1969 hasta su muerte en 2001. Porchester era hijo de Lord Carnarvon, asimismo criador y propietario, y conocido para el mundo en general como mecenas de la expedición en la que Howard Carter descubrió la tumba de Tutankhamon, efemérides de la que el próximo mes de noviembre se cumplen cien años. En septiembre de ese mismo 1922, su caballo Franklin vino a San Sebastián a disputar el Gran Premio del Medio Millón, en el que no se colocó; al domingo siguiente, sin embargo, ganó la carrera de consolación.  

-Las 2.000 Guineas las ganó Coroebus para otra chaquetilla azul, en este caso la muy conocida casaca azul real de Godolphin. Aquí no estamos hablando del hijo de un semental novato, sino del vástago de uno de los mejores reproductores  del mundo, Dubawi, que hace la monta en Darley, la estación de sementales del jeque Mohammed, al precio de 250.000 libras. Coroebus es su tercer ganador de las 2.000 Guineas después de Makfi, que lo hizo en 2010, y de Night of Thunder, que se impuso en 2014 batiendo, entre otros, a Kingman, Australia y Noozhoh Canarias. Dubawi encabeza ahora, con 19, la clasificación de padres de ganadores de stakes de este año y, en total, de su producción han salido 149 ganadores de grupo, según los datos que publica la página web de Darley.

-Cachet y Coroebus comparten la letra inicial de sus nombres, el hecho de haber ganado las Guineas de la actual temporada, la capa castaña y dos cosas más: una es que ambos tienen como abuelo materno a Teofilo, el buen semental hijo de Galileo al que aquí conocemos por Amazing Red y Cabuérniga, entre otros,  y otra, que ambos fueron conducidos a la victoria por ese elegante jockey que es James Doyle, que lograba así sus primeros triunfos clásicos. El primer jockey que ganó las dos carreras por las Guineas en la misma temporada fue Frank Buckle, en 1820. Lo hizo a lomos de Pindarrie en las 2.000 y Rowena en las 1.000, ambos criados y propiedad del cuarto Duque de Grafton -el propietario más importante de la época y uno de los criadores que dieron forma a la raza PSI- y entrenados por el genial Robert Robson, un adelantado a su tiempo. Buckle era un jockey honrado e insobornable, lo que hacía de él una avis bastante rara en el rufianesco turf inglés de la época. Una vez le cruzó la cara de un fustazo a un espectador que le sugirió “tirar del caballo” en una carrera. En total ganó 27 clásicas, un record que se mantuvo intacto hasta que en 1984 Lester Piggott condujo a la victoria en el St. Leger a Commanche Run, logrando así su victoria número 28 en las clásicas inglesas.

Algunas partes de Odessa eran pasto del fuego y las bombas lanzadas por los cañones del Ejército Rojo mientras Jurjevich, a lomos de Liege, y su insólito  grupo abandonaban la ciudad. Tomaron la ruta el Este. El viaje por la ruta más directa a Varsovia se antojaba demasiado peligroso en medios del caos revolucionario. La idea era llegar a Bucarest, a unos 480 kilómetros, y que allí mujeres y niños tomaran un tren a la capital polaca. Hombres y caballos seguirían a pie durante los más de 1.000 kilómetros restantes. Entre los primeros, formaban parte de la cabalgata dos grandes jockeys estadounidenses: Eddie Dugan, que había ganado el Belmont Stakes en 1909 sobre Joe Madden, y, sobre todo, el gran Jimmy Winkfield, último jinete negro en ganar del Kentucky Derby, lo que había conseguido en 1901 y 1902 a lomos de His Eminence y Alan-a-Dale, respectivamente. Emigrado a Europa, se había convertido en el ídolo de la afición rusa al ganar cinco veces el oaks local; cuatro, el Derby y tres, la Copa del Emperador.

-Poco después de abandonar la ciudad, la caravana se topó con un escuadrón de lanceros polacos al mando de oficiales franceses. Se les había ordenado volver a Polonia y se unieron al grupo: una escolta armada muy bienvenida. La ruta les llevó hacia el sudeste para atravesar las llanuras de Besarabia. La zona estaba siendo asolada por el Ejército Rojo, dedicado con crueldad a sus purgas, y por los delincuentes que aprovechaban la situación. En alguna ocasión, la caravana fue atacada por los campesinos, que los tomaban o por patrullas del Ejército Rojo o por gitanos. Pero llegaron a Bucarest y mujeres y niños se separaron de aquel grupo de hombres y caballos que habían cambiado los esfuerzos explosivos al galope en las pistas del hipódromo por días de marcha interminable. En muchas ocasiones, los jinetes echaban pie a atierra y caminaban junto a los caballos para aliviar su esfuerzo.

-El grupo avanzó hacia el Noroeste por los Alpes de Transilvania. El frío y la lluvia dificultaban mucho la marcha. Los carromatos se quebraron y la expedición se quedó sin heno  ni avena. Caballos y hombres se alimentaban de lo que iban encontrando. Se dormía por turnos para tener vigilados a los animales. Algunos murieron y su carne enriqueció la magra dieta de los expedicionarios.  Una yegua se puso de parto y todos colaboraron para que el potro naciera felizmente. Jurjevich, que a pesar de contar con más de 60 años de edad, había sido el líder incansable, se puso muy enfermo pero se recuperó milagrosamente. El casi famélico grupo llegó a la ribera sur del río de Dniester. Estaban de nuevo en tierra ucraniana.  

-Teofilo es también el abuelo paterno del nacional Sohrab, que ganó Primer Paso mostrando posibilidades. El potro, criado por Loughtown Stud (Felipe Hinojosa)  es miembro de la potrada inicial de Havana Grey, un buen velocista ganador del Flying Five Stakes G1 y de otras cinco carreras. Su padre, Havana Gold, brilló sobre la milla y aquí lo conocemos por, entre otros, el buen Sallab. Sohrab es otro con un cruce muy bien construido: tiene duplicaciones 5 x 4 sobre Sadler’s Wells a través de macho y hembra; y 5 x 4 x 4 sobre Green Desert también a través de ambos sexos. Para redondear, su madre tiene dos líneas del citado Ahonoora.

-Galileo murió en julio del año pasado  convertido ya hacía tiempo en una leyenda de la cría del purasangre inglés. Doce veces campeón de sementales en las Islas Británicas, con más de 90 ganadores de G1 entre su progenie y una pléyade de hijos e hijas –encabezada por otro animal no menos legendario, Frankel- difundiendo su influencia en el más alto nivel de turf, las primeras semanas de la temporada 2022 han visto como el ganador del Derby de 2001 y después semental en Coolmore sigue añadiendo renglones brillantes a su currículum. Uno de ellos lo firmó el pasado 4 de mayo, cuando su hija Thoughts of June –entrenada, como él propio Galileo y tantos de sus mejores hijos, por Aidan O’Brien- ganó el Cheshire Oaks y se convirtió en el 348 ganador de stakes engendrado por su padre, que batía así el record mundial que hasta entonces ostentaba Danehill con 347.

La cifra subió a 349 un rato después de que Thoughts of J. consiguiera su victoria, y en la propia pista circular de Chester. Su hermano paterno Changingoftheguard, asimismo entrenado por O’Brien, y montado por Ryan Moore como lo había sido la potranca, ganaba el Chester Vase G3 de manera fácil y se postulaba con rotundidad para el Derby. Cuatro días más tarde, el mismo trío de ases, un hijo de Galileo –en este caso Stone Age-, O’Brien y Moore, unió fuerzas para ganar con rotundidad otra buena preparatoria para la clásica de Epsom, el Derby Trial Stakes G3, disputado en el irlandés Leopardstown.

-Otro gran candidato para la 243 edición del Derby es Desert Crown, que hace unos días y en su primera carrera en la edad clásica y segunda de su vida se apuntaba con suficiencia el Dante Stakes, una de las preparatorias canónicasde la clásica. Seguimos hablando de la familia, porque el pupilo de Sir Michael Stoute –que ganó el Derby por primera vez en 1981 con el gran Shergar- es hijo de Nathaniel, uno de los mejores hijos de Galileo en la pista –ganó el King George VI & Queen Elizabeth Diamond Stakes G1- y que como semental destaca sobre todo por el ser padre de la magnífica Enable. En la línea femenina de de Desert Crown encontramos a Peace, yegua por Klairon de la que descienden por vía de madres también dos que conocemos bien:  el multiganador y laureado de listed Legionario, de Santa Bárbara, y el refinado Australia Cape, que se postuló para el Premio Villapadierna, nuestro derby, al ganar el Velayos con un vistoso remate. El parentesco del potro de Mediterráneo con Desert Crown es aún más acusado, pues como el ganador del Dante es nieto paterno de Galileo, en su caso a través de Australia, uno de los cinco ganadores del Derby que ha dado el coloso de Coolmore. En el pedigre de Australia Cape destaca sobremanera una duplicación 3 x 4 sobre el gran Sadler’s Wells a través de un hijo (Galileo) y una hija (Interim, tercera madre del potro de Arizkorreta); Australia, que ganó el Derby en 2014, es también el padre de Hades, que ha ganado un par de veces esta temporada mostrándose muy útil.  El Derby de 2013 lo ganó otro Galileo, en este caso Ruler of the World, que es el padre de nuestra campeona Maracay, buena ganadora en su reaparición hace unas semanas.

Australia Cape (Foto: P. Chapa)

-Coroebus le dio a Godolphin su cuarto triunfo en las 2.000 Guineas. El primero llegó en 1996 de la mano del castaño Mark of Esteem, montado por Frankie Dettori y entrenado por Saeed Bin Suroor. Las discrepancias sobre la gestión de  Mark of Esteem había sido la mecha que, en la temporada anterior, había alimentado un desacuerdo en el jeque Mohammed y Henry  Cecil que acabó con la decisión del dubaití de que sus cuarenta caballos abandonaran Warren Place, el patio del gran entrenador. Mark of Esteem fue retirado como semental a Darley y allí dio como mejor producto a Sir Percy, que ganó el Derby en  2006. El caballo ha ejercido como reproductor en el Lanwades Stud, donde ha firmado una trayectoria muy sólida aunque no estelar que ha tenido un notable capítulo español, pues aquí han ganado nada menos que dieciséis productos suyos, entre ellos algunos tan destacables como Madrileño, ganador del Gran Premio de Madrid; Madrileña, vencedora en seis carreras y colocada en el Blasco y el Hispanidad, o Sir Roque, que hace unas semanas y a su 6 años ganó por fin el gran premio que siempre ha dado la impresión de estar a su alcance. Fue en el Alburquerque y lo hizo después de un gran remate  y defendiendo los colores naranjas de Los Peques, sección alevín del patio de Gullermo Arizkorreta.

Sir Percy (Foto cedida por Lanwades Stud)

-Sir Roque, un compacto y bonito caballo castaño oscuro, fue criado por Luis Álvarez Cervera y tiene un atractivo pedigree en el que destaca un inbreeding 3 x 4 sobre Darshaan, ganador para el Aga Khan del Prix du Jockey Club en 1984 y uno de los mejores abuelos maternos de la cría europea en los últimos treinta años. Sir Roque es hijo de Afriketa, ganadora del Benítez de Lugo y madre también de Ketala, que ganó el Valderas en 2012. Afriketa es nieta por línea materna de Partition, de la que aquí tuvimos al espléndido Partipral, ganador de dieciséis carreras, entre ellas el Memorial Duque de Toledo y el Hispanidad, ambas por partida doble, el Hong Kong International Vase G1 y el Prix Maurice de Nieuil G2.

La línea femenina se remonta a Musidora, una hija de Nasrullah que ganó las 1.000 Guineas y el Oaks G1 en 1949. La yegua fue entrenada por el capitán Charles Elsey en Yorkshire y desde 1961 el hipódromo de la capital del condado, York, la recuerda con el Musidora Stakes G3, destacada preparatoria para el Oaks. Este año la ha ganado con muy bien aire Emily Upjohn, pupila de John Gosden.  La potranca está criada siguiendo el patrón de Harzand, ganador del Derby para el Aga Khan en 2017. Este caballo es hijo del campeón en la pista y gran semental Sea The Stars y de la yegua Hazariya, por Xaar y Hazaradjat, por Darshaan; Emily U. es por STS y Hidden Brief, esta por Barathea y Hazaradjat; la cual, por cierto, hija de la yegua Hazy Idea, madre de Rubric, el que fuera muy buen caballo de la Cuadra Rosales.

-Sea The Stars, medio hermano de Galileo- pues ambos son hijos de Urban Sea, ganadora del Arco- es uno de los jefes de la cría europeade hoy. Hace la monta en el Gilltown Stud, establecimiento del Aga Khan en Irlanda, al precio de 150.000 euros. Ha dado 90 ganadores de stakes y es el padre de dos de los mejores y más admirados caballos que corren actualmente en el mundo. Uno es el inefable y extraordinario fondista Stradivarius, que hace unos días se apuntó por tercera vez la Yorkshire Cup G2 consiguienso así su victoria número 18 en carreras de grupo, lo que constituye un record para un caballo europeo. El otro es Baaeed, que mantuvo su imbatibilidad después de siete salidas a la pista al ganar en su reaparición a 4 años el prestigioso Lockinge Stakes G1. El pupilo de William Haggas se mostró muy brillante y da la impresión de ser un caballo estelar. Desciende por línea femenina de Height of Fashion, yegua criada por la reina Isabel II que Hamdan Al Maktoum compró al terminar su ilustre vida de competición, en 1982. El precio no se hizo público, pero los rumores apuntaban aque fue de un millón de libras. Los responsables de la cuadra de la reina, entre los cuales estaba Lord Porchester, consideraron que la yegua era demasiado grande para ser una buena madre. En la yeguada, Height of Fashion dio al espectacular Nashwan y a los excelentes Nayef y Unfuwain, y  fundó una familia de gran éxito.

-La vía fluvial bullía de actividad en una Europa que recobraba el pulso tras la guerra. No iba a ser fácil cruzarlo. Finalmente, después de seguir la ribera en busca de un paso, apareció una posibilidad, aunque poco tranquilizadora: un viejo y muy maltrecho puente ferroviario de madera, excesivamente alto, con las tablas de desvencijadas y oscilantes y llenas de clavos desencajados y amenazantes. Llevando a los animales del diestro, intentando calmarles para que superaran su instintivo rechazo a la aventura, Winkfield y sus compañeros lograron llevar a todos los purasangres a la otra orilla. Uno por uno. Los lanceros polacos, admirados de aquel alarde de destreza hípica, pasaron al final. La expedición, sin apenas alimento y agotada por la tensión, quedó  paralizada, a causa del agotamiento, por espacio de dos días.

-Reanudad la ruta, poco después tuvieron su recompensa. Llegaron a Kizil, que fue para ellos uno oasis. La localidad estaba poblada por colonos alemanes que proveyeron a hombres y bestias e abundante alimento. El siguiente destino fue Chernivtsi, hoy ciudad ucraniana, pero que a la sazón se encontraba bajo jurisdicción polaca. En cierto modo, habían llegado a casa, Pero no estaban salvados. El país, que acababa de ser declarado independiente, estaba en guerra con Rusia y la amenaza del avance del Ejército Rojo se volvió a cernir sobre ellos. Los soldados polacos allí estacionados les aconsejaron disciplina militar para su marcha: avanzar en formación, en un grupo compacto y tan rápido como fuera posible, comiendo lo que encontraran por el camino, durmiendo lo menos posible –incluso a caballo- y dejando pastar a los animales en los prados que encontraran a su paso.

En el Kentucky Derby G1 de este año se escribió una de esas historias algo rocambolescas que alimentan la leyenda del turf. Lo ganó el descargadísimo en apuestas Rich Strike, que solo había tomado la salida por la retirada a última hora de uno de los potros que se había ganado el derecho a correr por el sistema de puntos que determina el campo de veinte corredores, máximo que admite la pista de Churchil Downs. Rich Strike era el primer reserva y se apuntó la victoria después de un espectacular remate por dentro. El potro es producto de la segunda promoción de  Keen Ice, un hijo del gran Curlin que alcanzó su momento de mayor gloria en la pista cuando ganó el Travers Stakes G1  de 2015 batiendo a American Pharoah, ganador de la Triple Corona en esa temporada. Rich Strike fue criado por la histórica Calumet Farm, en donde han nacido otros nueve ganadores de la gran carrera americana, el primero de ellos Whirlaway en 1941. Keen Ice, que cubre en la propia Calumet y no había tenido apenas éxito como padre hasta ahora -solo había dado un ganador de stakes- ha hecho la monta este año al muy económico precio de 7.500 dólares. El pedigree de Rich Strike es inusual en el sentido de que tiene un muy cerrado inbreeding 3 x 2 sobre el importante semental Smart Strike a través de un hijo, el citado Curlin, y una hija, la campeona canadiense Gold Strike, madre de Rich Strike. Smart Strike es padre aquí del muy bien Oriental, ganador de los premios Gobierno Vasco e Hispanidad y ahora semental en Yeguada Montanesa.

- Sir Mauro es otro hijo de Sir Percy  que, como Sir Roque, corre para Peques. Estuvo a punto de ganar el Corpa y darle otro gran premio a la cuadra, pero en la meta misma lo batió el visitante francés Plontier. El Premio Corpa es, con sus 3.000 metros de distancia y su situación en el calendario, una de las carreras más singulares y bonitas del programa local. Junto con el Gran Premio de Madrid y las clásicas define la temporada de primavera. Su relación de ganadores incluye a gran parte del Gotha del turf español desde los años 40: Ivanhoe, Pumba, Sultán El Yago, Wildsin, Frisco, Maspalomas, Donagua, Terborch, Chacal, El Señor, El País, Coloso, Richal, Brezo, Casualidad, Dariyoun, Domeside, Entre Copas, Tuvalu, Hipodamo de Mileto… Ha de haber una razón singularmente poderosa para que la carrera no ocupe el lugar de honor de la jornada en la que se disputa.

- Plontier desciende por línea femenina de Grey Godess, al igual que Inishnee, una bonita coincidencia. El caballo entrenado en Francia por el italiano Simone Brogi es hijo de Planteur, un muy buen hijo de Danehill Dancer criado por los Wildenstein, corredor hasta los 6 años, ganador del Prix Ganay G1 y mútiple colocado en carreras de la máxima categoría. No ha sido un semental  de gran éxito, aunque da buenos saltadores y actualmente ejerce como reproductor para caballos de obstáculos en el inglés Chapel Stud al precio de 4.000 libras. Su mejor producto es el gran fondista inglés Trueshan, ganador de 11 carreras, entre ellas la Goodwood Cup G1 y el Prix de Cadran G1. Plontier es propiedad del empresario polaco Slawomir Pegza, importante dueño de caballos de carreras en su país.

Planteur (Foto cedida por Chapel Stud)

- Así cubrieron la recta final de su carrera y el 29 de junio, tres meses después de salir de Odessa, llegaron a la meta: Varsovia. Jurjevich, a lomos del campeón Liege, encabezaba la marcha. Le seguían todos los hombres que habían salido de la ciudad portuaria y 251 purasangres. Increíblemente, solo habían perdido diez por el camino.  Recorrieron las calles de la capital polaca hacia un destino inevitable: Pole Mokotowskie, el hipódromo de la ciudad, donde Winkfield había ganado el derby local en 1904 y 1905. Allí quedaron  estabulados los equinos después de su increíble odisea y semanas después estaban compitiendo en las primeras pruebas del renacido e independiente  turf polaco. Winkfield marchó a París, donde reanudó su carrera con éxito montando para uno de los grandes propietarios y criadores rusos, Leon Mantacheff, que como tantos otros compatriotas huidos de la revolución, se había establecido en la capital francesa. En septiembre de 1922, Jimmy Winkfield se subía a Le Prodige en el paddock de San Sebastián para disputar el Gran Premio del Medio Millón. Acabó tercero, por detrás de Ruban, ganador para Alfonso XIII, y de Rambour, y por delante de Franklin, el caballo de Carnarvon.

sábado, 12 de febrero de 2022

LEGIONARIO Y CONJURE, SEMENTALES LIDERES, EL AGA KHAN, SMIRKE Y DARK JAPAN, LAS IMPORTACIONES DE TORR

- Legionario desfilo muy por delante del resto de la tropa en las últimas semanas aportando categoría y calidez al invierno, que en términos de carreras siempre es el de nuestro descontento. El robusto castaño de la cuadra Santa Bárbara, criado en Reino Unido por Mrs. B. E. Moore y entrenado por Joannes Osorio, cruzó la península en medio del frio y ganó tres carreras en otros tantos hipódromos, con los que su contador de victorias ya ha subido a once, conseguidas ocho en La Zarzuela (8) y una, respectivamente, en San Sebastián (la única en hierba de su historial, el resto en fibra o arena), Pineda y Vila Seca. Aquí ya tuvimos, hace cuarenta años, a otro Legionario, un hijo de Epicur criado en Torre Duero en que en 1982 obtuvo su única victoria con los colores de la cuadra Tercio, montado por Ceferino Carrasco y entrenado por Jesús Méndez.

- El de Santa Bárbara es hijo de la yegua Break Time, una no corredora criada por Juddmonte, la operación de carreras  del difunto Khalid Abdullah,  y portadora de un origen bien selecto. Su padre es el recientemente muerto Dansili, uno de los mejores sementales europeos de este siglo; su madre, la bonita alazana Interval, hija de Habitat ganadora del Prix Maurice de Gheest G2 y tercera de las 1000 Guineas G1. Break Time ha dado hasta ahora dos ganadores más: mi tocayo Manolito, un hijo de High Chaparral nacido en 2012 que ganó dos veces en Gran Bretaña, y Guille (2015), por s, al que se vio en nuestras pistas defendiendo asimismo los colores rojinegros de Santa Bárbara y entrenado también por Osorio; solo corrió tres veces, todas en la primavera de su 3 años. En la última ganó con cierto estilo, pero, lamentablemente, no volvió a las pistas. El caso es que había impresionado a su preparador lo bastante como para que este, el año anterior, adquiriese en Goffs, por 25.000 libras, al entonces yearling Legionario. El potro ya había pasado un año antes por el anillo de subastas,  el de Tattersalls en este caso, y se pagaron por él 31.000 guineas.

- La línea femenina llegó a Juddmonte cuando Abdullah compró los caballos del gran criador estadounidense Jock Whitney, miembro de una de las grandes dinastías del turf estadounidense, embajador de su país en el Reino Unido entre 1957 y 1961, y empresario de múltiples intereses, entre ellos el cine, en el que contribuyó a la financiación de películas tan famosas como Lo que el viento se llevó y Rebeca. En aquel lote que le vendió a Abdullah estaban Intermission, una hija de Stage Door Johnny –caballo que había ganado el Belmont Stakes G1 para Whitney en 1968- que es la bisabuela materna de Legionario, y su hermana paterna Rockfest, que ocupa esa misma posición en el pedigree del excepcional Frankel.

La tribu materna a la que pertenecen Break Time, Interval e Intermission lleva en la élite desde el año 1900, cuando el joven Waldorf Astor -miembro como Whitney de una de las grandes familias de la aristocracia empresarial estadounidense-, todavía estudiante en Oxford, compró por solo 100 libras a la castaña oscura Conjure. Ganadora de una modesta carrera a 2 años en el hace mucho tiempo desaparecido hipódromo londinense de Alexandra Park, y varias veces sobre las vallas,  el destino inicial de Conjure era unirse al pequeño grupo de yeguas con el que Astor estaba criando caballos para cazar, aunque provenía de una línea femenina estimable: su media hermana, Merry Wife, dio a Santoi, ganador de la Ascot Gold Cup G1 en 1901. Así, durante sus primeros años en la yeguada, Conjure fue servida por caballos muy modestos, pero en 1906, Astor decidió jugar en otro nivel y mandó a la yegua a cubrir por William The Third, un hjo de St. Simon que había ganado la Copa de Oro de Ascot un año después que Santoi. El producto fue la hembra Third Trick, ganadora de dos carreras y germen de la familia de la que procede Legionario.

- Dos años después de que la ganara William The Third, la Ascot Gold Cup registró la victoria de Throwaway. La carrera se disputó el 16 de junio de 1904, día elegido por James Joyce para situar la acción de Ulises, su famosísima e influyente novela, de cuya publicación se celebra estos días el centenario. En el capítulo 6, Leopold Bloom, personaje principal de la obra, deambula por Dublín a primera hora de la mañana con el periódico enrollado bajo el sobaco. Se encuentra con su amigo Bantam Lyons, que se lo pide para echar un vistazo a los participantes de la Copa de Oro. “Quiero ver lo de ese caballo francés que corre hoy”, dice. Bloom le comenta que puede quedarse el periódico si quiere, que de todas formas “iba a tirarlo por ahí” (“throw it away”, en inglés): Lyons decide su apuesta en ese momento y el soplo involuntario de Bloom no puede ser más certero. Throwaway, un descargado en las apuestas (se pagó 20 a 1), ganaría esa tarde batiendo a dos campeones como Zinfandel y Sceptre, segundo y tercera. El “caballo francés” a que se refiere Lyons debía de ser Maximum, que había ganado la carrera el año anterior y fue cuarto en esta edición. Más tarde, Maximum fue el padre y el abuelo paterno, respectivamente, de Larrikin y Premontré, los dos buenos sementales del Conde la Cimera.

- Conjure tuvo tres productos más con William The Third, caballo propiedad del Duque de Portland: los machos Pillwinikie –buen ganador y útil semental en Francia- y Winkie –discreto competidor que fue exportado a Nueva Zelanda y tiene un lugar en la historia de las carreras como abuelo materno del mítico campeón australiano Phar Lap- y la hembra Winkipop, que fue con mucho la mejor de los hermanos: ganó diez carreras, entre ellas cinco que son hoy de G1: 1000 Guineas, Coronation Stakes, Nassau Stakes, Falmouth Stakes y Sussex Stakes. Fue asimismo una muy buena continuadora de Conjure en la yeguada. El de Waldorf Astor fue uno de los grandes nombres del turf británico en la primera mitad del siglo XX. Winkipop fue el primero de los once ganadores clásicos que crio y portaron en la pista sus colores celestes con banda y gorra rosas. Tuvo muy buena suerte y muy mala suerte en Epsom: cinco de sus potrancas ganaron el Oaks y cinco de sus potros quedaron segundos en el Derby.

- Ciento tres años después de que Winkipop ganara el Sussex Stakes, el 3 años Toronado, montado por Richard Hughes y entrenado por Richard Hannon (padre), inscribía su nombre en el historial de la carrera. Este caballo, defensor de los colores de Al Shaqab, también ganó el Queen Anne Stakes G1 y el Champagne Stakes G2 y es el padre de Legionario. Dedicado a la reproducción desde 2015, hace la monta tanto en el hemisferio boreal (Haras de Bouquetot, al precio de 8.000 euros) como en el austral (Swettenham Stud,  al precio de 45.000 dólares en 2021). El año pasado, el caballo dio veintiún ganadores de stakes, entre los que hubo dos laureados de G1: Tribhuvan, que se apuntó el United Nations Stakes en Estados Unidos, y Masked Crusader, triunfador en el William Reid Stakes en Australia. Toronado es hijo de High Chaparral, muy buen corredor, ganador del Derby e hijo del gran Sadler’s Wells. En España hemos visto a varios útiles productos suyos, aparte del castaño de Osorio: My Flinders, Pelliquero, El Ingrato y Sir Iker.

Toronado (Foto cedida por Swettenham Stud)

-  Dansili, el abuelo materno de Legionario, se murió el 22 de diciembre en el Banstead Manor Stud, donde había nacido 25 años antes, producto del cruce de un gran semental, Danehill, y de una yegua madre legendaria, Hasili, madre de cinco ganadores de G1. Dansili no fue uno de ellos, aunque, entrenado por André Fabre, fue segundo cuatro veces en carreras de máxima categoría y ganó tres pruebas de G3. En la yeguada se acabaron las colocaciones y llegaron las victorias: Dansili engendró 23 ganadores de G1 y sus hijas han parido 13 por ahora. En España hemos visto ganar a algunos de sus productos y el mejor ha sido Lordofthehorizon, ganador de la última edición del Gran Premio de Madrid. Legionario es producto del cruce de un semental perteneciente a la línea masculina de Sadler’s Wells y de una hija de Dansili; Lordofthehorizon nace de Dansili cruzado con una hija de Galileo, este por Sadler’s W.

- Unos días después de que muriera Dansili, la 2 años Portalma, defensora como Lordofthehorizon de los colores negros y dorados de Santiago, ganó en Madrid de la mejor manera. La castaña entrenada por Olave está criada en el irlandés Barronstown Stud, una de las más selectas yeguadas comerciales de Europa. Allí se han criado, según se informa en la página web del establecimiento, 29 ganadores de un total de 44 carreras clásicas y de G1, entre ellos animales tan notables como Generous, Yeats, Horatio Nelson, Imagine y Oratorio. Portalma fue comparada cuando era yearling por 145.000 euros en la venta de selección de Arqana y es un producto de la primera producción de Churchill, un bello hijo castaño de Galileo que resulto imbatido a 2 años, edad a la que ganó el National Stakes G1 y el Dewhurst Stakes G1, y a 3 se apuntó dos clásicas, las 2.000 Guineas G1 y las Irish 2.000 Guineas G1. El caballo defendió en las pistas los colores de Michael Tabor, uno de los socios de Coolmore, y hace la monta en la yeguada irlandesa de este emporio al precio de 25.000 euros.

- Portalma tiene en su origen un inbreeding 3 x 4 sobre Sadler’s Wells a través de hijos y desciende una famosa línea femenina desarrollada en Irlanda que llegó a la élite con Arctic Melody, una yegua de origen discreto (la cubrición de su padre, Arctic Slave, costaba 80 guineas cuando ella fue concebida) que el gran entrenador irlandés Paddy Prendergast compró por 210 guineas. Se reveló como muy buena corredora –entre sus tres victorias está el Musidora Stakes, hoy carrera de G2- y en la yeguada lo hizo asimismo muy bien. Una de sus hijas, Le Melody, dio a Ardross, ganador de 14 carreras, entre ellas la Ascot Gold Cup y el Pirx Royal Oak G1; fue segundo del Prix de l’Arc de Triomphe G1 y se le considera uno de los mejores fondistas europeos de la segunda mitad del siglo XX; y otra hija de Arctic Melody, Arctique Royale, ganó las Irish 1.000 Guineas G1 entrenada por Kevin Prendergast, hijo de Paddy, y después, incorporada como yegua madre al importante Kilfrush Stud –la yeguada que su propietario, Jean-Pierre Binet, había creado con el estadounidense Robert Strauss- fundó una destacada línea femenina a la que pertenecen ganadores de grupo como Moonstone, Cerulean Sky, Wareed, Truly a Dream y Truly Special. Pariente de todos estos es asimismo Catcher in the Rye, segundo de la Poule d’Essai des Poulains G1 y padre en España de Yepes, que ganó el Cimera y el Carudel en 2008. 

Portalma (Foto: Rafael Lorente)

- La madre de Portalma es Portrayal, yegua criada por el jeque Mohammed y defensora de los colores azules de Godolphin, para los que ganó un listed en Newmarket montada por Dettori y se colocó en varias carreras de grupo. La yegua es madre de 6 ganadores de diez productos, entre ellos Come Alive, una hija de Dansili que ganó en listed. El padre de Portrayal es el buen caballo estadounidense Saint Ballado, nacido en 1989, ganador de G2 e hijo de Halo y Ballade; propio hermano, por tanto de los campeones Devil’s Bag y Glorious Song. Tenía feas manos y cuando se retiró a la yeguada su hermano Devil’s Bag ya había fracasado como padre, de modo que a pesar de su buen valor empezó a cubrir en Florida al modesto precio de 2.500 dólares. Murió en Kentucky, con solo 13 años, y para entonces su canon de monta era de 150.000 dólares. Sus mejores hijos fueron Saint Liam, Caballo del Año en Estados Unidos en 2005 (y que lamentablemente murió tras solo un año en la yeguada), y Ashado, campeona USA a 3 y 4 años. Terminada su vida deportiva, Ashado fue adquirida en subasta por Darley, la operación de cría del jeque Mohammed, por 9 millones de dólares. Como tantas otras grandes corredoras, no ha destacado como reproductora. 

- Saint Ballado ganó la estadística estadounidense de sementales en 2005, como había hecho su padre, Halo, en 1989 y 1983, y como el padre de este, Hail To Reason, había logrado en 1970. Su heredero en lo alto del ranking de sementales USA en 2021 ha sido Into Mischief, que ya lo había conseguido en las temporadas 2019 y 2021, y ganó la estadística del pasado año con la cifra récord de ganancias de 24.411.267 dólares, batiendo la que él mismo había alcanzado cuando fue campeón en 2020 (22.071.223). El semental de Spendthrift Farm hará la monta este año al precio de 250.000 dólares, el más alto entre la cabaña yanqui de padrillos, y aunque la nueva temporada acaba de empezar,  ya está primero en la estadística 2022, y con mucha ventaja sobre el segundo, Quality Road. Ello se debe, sobre todo, a la rotunda victoria de su muy buen hijo Life Is Good en la Pegasus World Cup Invitational G1, quizá la carrera con el nombre más pretencioso del planeta. Otro de su hijos, My Prankster, se ha postulado ya para las clásicas estadounidenses de este año con una victoria de G3.

- Into Mischief, nacido en 2005, solo corrió seis veces, con tres victorias –entre ellas el Cash Call Futurity G1 a 2 años- y tres colocaciones, dos de ellas en carreras de grupo; problemas físicos lastraron su carrera en la edad clásica. En 2009 fue retirado a la yeguada sin mayor fanfarria: en Spednthrift le adjudicaron un precio de monta muy asequible, 12.500 dólares, y para hacerlo más atractivo incluyeron al caballo en su promoción Share The Upside por la cual se regalaba un derecho vitalicio de monta al criador que, en los dos primeros años de servicio, del caballo, le enviara una yegua y la dejara un año en pensión en Spendthrift. Aun así, no hubo precisamente avalancha de solicitudes: su primera potrada solo tuvo 42 productos, y las tres siguientes, 34 de media. El precio de monta cayó a 7.500 dólares. Pero la vida del caballo cambio en 2012, por tres razones: sus productos empezaron a correr y lo hicieron tan bien como para situarle en tercer lugar de la estadística de sementales nuevos; su padre, Harlan’s Holliday, ganó la estadística de padres de 2 años en Estados Unidos y su medio hermana Beholder fue la mejor potranca de 2 años de temporada. En 2013, Into M. cubrió 210 yeguas y todo le ha ido bien desde entonces.

- 1900, el año en que Astor compró a Conjure, vio al gran St. Simon conseguir el octavo de sus nueve campeonatos británicos de sementales. 1922, año de la publicación de Ulises, registró el liderazgo de Lemberg, ganador del Derby en 1910, año en que Winkipop ganó las 1.000 Guineas; uno de los mejores productos de Lemberg esa temporada fue Pogrom, que ganó el Oaks para Waldorf Astor). Y 2021 ha tenido como  líder de la clasificación a Frankel, con unas ganancias de 5.262.659 libras y con los excelentes 3 años Adayar y Hurricane Lane como mejores portaestandartes. El singular campeón de Juddmonte ha encabezado la estadística por primera vez, un éxito rodeado de dos interesantes circunstancias: una, que supone la quiebra de la racha de once campeonatos seguidos acumulada por su propio padre, el muy notable Galileo (líder un total de doces veces) y que además murió justamente en 2021; y otra, que Frankel ha sido el primer semental estabulado en el Reino Unido que gana la estadística británica desde 1987, cuando la encabezó MIll Reef a título póstumo. Entretanto, todo triunfos de residentes en Irlanda –Sadler’s Wells (14 lideratos), Galileo (12), Danehill (3), Caerleon (2) y Danehiil Dancer (1)- y Estados Unidos – Blushing Groom (1)-. El último semental campeón estabulado en UK y vivo en el momento de su éxito fue el gran millero Kris, en 1985.

- El difunto Sir Henry Cecil, que entrenó a Frankel (y a Kris, por cierto), dijo del primero, en cita ya famosa: “Es el mejor que he tenido, el mejor que he visto y me sorprendería mucho si ha habido alguno mejor”. No es previsible que el caballo alcance como semental las cimas a las que ascendió en la pista, pero sin duda lo está haciendo bien y valga como muestra que en 2021 se convirtió en el semental que en menos tiempo ha acumulado cincuenta hijos ganadores de grupo. De cara a esta temporada, su canon de cubrición ha subido a 200.000 libras después de haber estado cuatro años en 175.000 El semental más caro de las Islas Británicas es Dubawi, cuyo servicio cuesta 250.000 libras.

- En España el semental líder ha sido Lightning Moon, que desafortunadamente murió en 2020 y que encabezó la estadística con la cantidad irrisoria, incluso para nuestra pequeñez, de 177.750 euros en ganancias. Digamos, salvando las distancias turfísticas, que son bastante mayores aún que las geográficas, que el líder de la estadística japonesa fue asimismo un caballo ya muerto: el brillante Deep Impact, fallecido en 2019, y que ha ganado la estadística por décima vez, todas consecutivas. Hijo de Wind in her Hair, yegua criada en Barronstown como Portalma, sus ganancias al frente de la tabla han sido de casi 6.900 millones de yenes, unos 53,3 millones de euros. En Europa ha dado este año a la muy buena y tristemente desaparecida Snowfall, ganadora del Oaks Stakes G1 por unos espectaculares dieciséis cuerpos, y en su país natal, entre otros de calidad, en los últimos días de la temporada apareció el 2 años Killer Ability, que se postuló para las clásicas de este año ganando el Hopeful Stakes G1.

- El semental nipón con la monta más cara en 2022 (el equivalente a unos 140.000 euros) es Epiphaneia, un descendiente por línea masculina del influyente Roberto que hace la monta en Shadai y que con solo tres potradas en pista ha dado: en la primera, a Daring Tact, ganadora de la Triple Corona para hembras; en la segunda a Efforia, Caballo del Año 2021 en Japón, vencedor en las 2.000 Guineas, en la Tenno Sho de otoño y, el pasado diciembre, en el Arima Kinen G1, la carrera más popular de Japón, en la que parte del campo es elegida por los votos de los aficionados; y en la tercera, a Circle of Life, mejor potranca de 2 años en Japón la temporada pasada. La cuarta madre de Epiphaneia es Principia, de la que aquí vimos a principios de los 80 a El Muñeco, un hijo de Malacate que ganó un par de carreras –una de ellas el Nouvel An- para Mendoza montado por Tolo Gelabert y entrenado por Francisco Miliá.

- Siyouni fue el semental campeón de Francia el pasado año, después de que su progenie acumulara unas ganancias de 3.720.120 euros. El mejor de entre ella, el excelente St. Mark’s Basilica, ganador en el país galo de la Poule d’Essai des Poulains G1 y del Prix de Jockey Club G1, y ya incorporado a la alineación de sementales de Coolmore, donde sirve a sus primeras partenaires al precio de 65.000 euros. Siyouni, por su parte, se halla estabulado desde el principio de su carrera reproductora en el Haras de Bonneval, sede francesa de la operación ganadera del Aga Khan, su criador y propietario. El hijo de Pivotal empezó a cubrir allí en 2011 al precio de 7.000 euros y este año por lo mismo se cobran 140.000. Una del muy selecto lote de yeguas que este año cubrirá Siyouni es la campeona Zarkava, imbatida y brillante campeona, ganadora del Pris de l’Arc de Triomphe G1 de 2008 y uno de los grandes nombres de la historia de la cuadra Aga Khan y del turf mundial. Zarkava, que emparejada con Siyouni ya ha dado a la ganadora de listed Zaykava, es también la madre de Zarak, por Dubawi, otro producto de la escudería verdirroja del Aga Khan, ganador del Grand Prix de St. Cloud G1 y primero de la estadística de sementales novatos en Francia en 2021. Es compañero de patio de Siyouni en Bonneval, donde este año cubre al precio de 25.000 euros.

Siyouni (Foto cedida por The Aga Khan Studs)

- Siyouni y Zarak obtuvieron, una por cabeza, dos de las 93 victorias de G1, 77 de ellas para el Aga Khan, que jalonan la carrera de uno los más grandes entrenadores europeos del último medio siglo, el francés Alain de Royer-Dupré, que se jubiló a finales de 2021. Entrenó para la casaca verde con hombreras rojas de Karim Aga Khan caballos tan importantes como Darshaan, Dalakhani y  la citada Zarkava. “Era un genio, y sin razón para serlo”, dijo de ella ARD. “No era perfecta, especialmente de aplomos, he tenido muchos caballos más bonitos, pero ¡qué clase, que impulsión, qué motor extraordinario!”. También consiguió grandes éxitos para otros propietarios, entre ellos Eduardo Fierro, para quien ensilló dos ganadores: el útil Generalissime (Literato), tres veces ganador, y el muy bueno Ivory Land (Lando), ahora semental en España y ganador de nueve carreras, entre ellas el Prix Vicomtesse Vigier G2 y dos pruebas de G3.

- La retirada de Royer-Dupré marca sin duda un hito en la historia de la cuadra del Aga Khan y abre la puerta a otro aún más significativo: este año se celebrará el centenario del debut, que tuvo lugar en Inglaterra,  de los históricos colores –“green & chocolate hoops, chocolate cap”- de Sultan Mohammed Shah, Aga Khan III, abuelo de Karim, antecesor suyo como imán de  los ismaelitas chiíes y fundador de una de las cuadras de caballos de carreras más importantes, influyentes y longevas a historia del turf. Su primera victoria llegó en Royal Ascot de la mano de la potranca Cos, una hija de Flying Orb producto de las iniciales compras de yearlings, que ganó en su debut el importante Queen Mary Stakes (hoy una carrera de G2). Vencedora en cinco de sus seis restantes carreras a 2 años –fue la mejor de su edad esa temporada- y de dos de las tres carreras que disputó en la edad clásica, se convirtió en una de las primeras importantes reproductoras que han formado parte de la cabaña de la  familia a lo largo de estos cien años.

- La más importante de esas yeguas de vientre – y una de las más influyentes, si no la más, de la historia de la raza- fue incorporada a la cuadra en septiembre de 1922. Era una preciosa yearling torda criada en el Sledmere Stud, hija de The Tetrarch, y que fue adquirida en subasta por 9.100 guineas, el precio más alto hasta entonces pagado por un yearling en el siglo XX. El Aga Khan le puso el nombre de Mumtaz Mahal. Era rapidisíma y el público la apodó The Flying Filly. Corrió a 2 y 3 años y ganó siete de sus diez carreras, fue la mejor 2 años de 1923 y el más destacado sprinter en 1924. De ella descienden caballos como Mahmoud, Nasrullah, Petite Etoile, Kalamoun, Shergar, Oh So Sharp y Zarkava.

- Aparte de las potrancas que se estaban comprando para la futura yeguada, la chaquetilla marrón y verde fue defendida también en aquellos años primeros por varios machos, algunos adquiridos como yearlings y otros, en entrenamiento. Entre los primeros estuvo Niceas, criado por el barón Maurice de Rothschild. Entrenado en Francia por el estadounidense William Duke, al que el Aga Khan había puesto al frente de su cuadra en el país galo, Niceas viajó a España en el verano de 1923 y se apuntó el Gran Premio de San Sebastián con la monta del también estadounidense Guy Garner. Segundo fue Incroyable, del Marqués de San Miguel.

- Así informó sobre la carrera el anónimo cronista de Tribuna Deportiva: “El ganador, Niceas, es un hijo de Sundridge y Nika, propiedad del Aga Khan, príncipe indio que posee una cuadra en Francia y otra en Inglaterra, ambas importantísimas. Sus performances múltiples y un poco irregulares en la vecina República, le colocan en buena situación entre los productos de su año, pues más que su victoria en el Prix Boïard (2.000 metros), es digna de mención su colocación de segundo en el Prix del Jockey Club (Derby francés, 2.400 metros), y su victoria en el Prix des Marettes de Deauville (1.200 metros), sobre Sir Gallahad. Su preparador, Duke, conoce la pista de Lasarte, por hallarse al frente de la cuadra Vanderbilt, cuando, durante la guerra, trajo su contingente al país. Así ha acertado en traer un caballo veloz, de cierta clase, de acción potente y un poco alta, que se ha acomodado bien a correr sobre la arena. Su jockey Garner, bien acreditado para necesitar elogio, le montó finamente, conociendo la potencia del animal y regulando el tren en cabeza a la perfección”.

- Hubo uno más entre aquellos primeros corredores del Aga Khan que viajó a nuestro país. Fue Dark Japan, adquirido por el propietario indio después de ganar para el conde R. d’Hauteville la edición de 1926 del Prix Juigné, la tradicional carrera francesa para 3 años debutantes. El hijo de Dark Legend fue adquirido por 500.000 francos (antiguos) y resultó una compra inspirada pues ganó en Francia el Prix Chemin de Fer du Nord y en Reino Unido -en donde fue puesto al cuidado de Dick Dawson, primer entrenador del Aga Khan en ese país- se reveló como muy buen fondista al ganar la Chester Cup, la Manchester Cup y la Goodwood Cup (esta hoy carrera de G1).

- En su etapa inglesa fue montado por Charlie Smirke, uno de los grandes jinetes británicos del siglo XX, famoso tanto por su talento como por su fanfarronería. Habiendo destacado como gran aprendiz, a finales de 1926, con 18 años de edad le fue ofrecido el puesto de primer jockey  de la cuadra del Aga Khan, seguramente uno de los contratos más jugosos, si no el más, a que podía aspirar un jinete en Reino Unido en aquel momento. Smirke recuerda en sus memorias, tituladas “Finishing post”, las victorias que consiguió con Dark J. y cómo el Aga Khan –estaba muy ilusionado en ganar con el caballo la más importante carrera para fondistas, la Ascot Gold Cup, entonces una carrera aún mucho más prestigiosa que hoy. “Gana esta carrera para mí, Charlie”, recuerda el jockey que el Aga Khan le dijo en el paddock, “y te haré el regalo que quieras. ¿Qué te haría ilusión?”. Smirke comenta `que no era la pregunta más fácil de responder en paddock de Ascot momentos antes de subirse a caballo para disputar una gran carrera, pero al final no se anduvo con pequeñeces. ““Su Alteza”, respondí después de unos segundos de pausa, “me conformaría con un Bentley descapotable de 3 ½ litros””. Cuenta el jockey que, ante la “absurdamente exagerada petición”,  a Dawson le dio un ataque tos y al Aga otro de risa, pero que este le aseguró que la satisfaría si ganaba la carrera. No hubo tal, finalmente: Dark Japan, favorito de la prueba, fue tercero. Ganó Foxlaw, de Sir Abe Bailey.

- El castaño oscuro Dark Japan volvió a Francia como semental y se mostró como un reproductor útil. En 1934 llegó a España, importado por el marqués de San Damián y, a pesar de que su actividad como padrillo se vio muy alterada, obviamente, por la Guerra Civil, hizo una apreciable contribución a las depauperadas carreras españolas de los primeros años 40. Sus más destacados productos fueron Velázquez (Criterium internacional 1942, Cimera 1943, Premio Villamejor-Gran Premio de los Tres Años 1943), Dark Toki (Cimera 1944),  Jap (Cimera 1945, Gran Premio Nacional 1945, Gladiateur 1946) Fusi Yama (GPN 1945, empate con Jap) Ayete (Criterium internacional 1945, Gran Critérium 1945, GPN 1946, Villamejor 1946), Sandra (Cimera 1946) Amaya (Cimera 1947, GPN 1947) y Alí Babá (GPN 1948). Ganó la estadística de sementales en 1943, 1945 y 1946. El diario Abc de 7 de octubre de 1947 informaba de su muerte. La nota terminaba de modo estupefaciente: “Últimamente desempeñaba un importante cargo en la Yeguada de Gamero Cívico, donde ha muerto”

- A diferencia de lo que sucedió con otros grandes criadores europeos de la primera mitad del siglo XX –Derby, Boussac, Tesio- no tardó mucho en llegar a España la influencia de los caballos criados por el Aga Khan. Sucedió con la importación de los medios hermanos Brehon Law y Recherché, ambos hijos de la yegua Constant Law, que llegaron a nuestro país desde Irlanda traídos por el general Torr, que fue el agregado militar de la embajada británica en Madrid desde 1939 a 1945. Brehon Law, tordo nacido en 1940, era hijo del gran Bahram, imbatido en sus nueve salidas a la pista, ganador de la Triple Corona en 1935 y uno de los más notables corredores de toda la historia de la cuadra de la familia Aga Khan. Recherché, castaño nacido un año después, era por Umidwar, que había ganado para la chaquetilla verde y chocolate el importante Champion Stakes y después fue un buen semental.

- Ambos caballos defendieron aquí con distinción, entrenados por George Higson, la chaquetilla cereza y gorra gris de Torr y después fueron buenos sementales. Brehon L. ganó el Diputación Provincial de Madrid y el Gran Premio de San Sebastián en 1944 y sirvió como reproductor en Lore Toki, donde dio a Jabato (Cimera 1949), Grey Eagle (Memorial Duque de Toledo 1951), Murillo (Villamejor 1952), Ascar (Beamonte 1953), Calesa (Villamejor 1953, Memorial 1953), Goyito (GPN 1953), Narrichkin (Cimera 1953), Naranco (Gran Premio de Madrid, 1953) y Pumba (Corpa 1951, 1953). Ganó la estadística en 1949, 1952 y 1953.

Brehon Law (Foto: Catálogo Lore Toki, 1948)

- Recherché dominó ampliamente la temporada 1944, en la que ganó ocho de sus nueve carreras, entre ellas el Opcional, el Nouvel An, el Villamejor y el Gran Premio de Madrid. Ejerció como semental en Arizabalo, donde dio a Raca (GPN 1950, Villamejor 1950, GPM 1950),  Turandot II (Gran Critérium 1950,  Cimera 1951, Villamejor 1951, GPM 1951), Ederra (Beamonte 1952, Villamejor 1952), Aurrera (GPN 1954) y Riu Kiu (Cimera 1956). Fue campeón de sementales en 1950 y 1951. 

- Cabe imaginar que con el cargo que tenía y la época en que lo desempeñó –posguerra en nuestro país, II Guerra Mundial- el brigadier William Wyndham Torre Torr, nombre completo del militar británico, estaría bastante atareado; pero el caso es que encontró tiempo para ayudar a la Sociedad de Fomento en la recuperación de las carreras en España facilitando la importación de las Islas Británicas de varios lotes de ejemplares para la competición y la cría. Además de Brehon Law y Recherché, seguramente el animal más notable que logró traer a nuestro suelo fue la yegua madre Still Water. Esta hija del muy buen semental Fair Trial dio aquí a la ya citada campeona Turandot II; a Touragua (Tourbillon), ganador para Villpadierna del Gran Premio de Madrid en 1955 y ocho veces campeón de sementales en nuestro país; y a La Baroda (Brehon Law), madre de Sultán El Yago (Goyaz), ganador para Antonio Blasco del GPN, Villapadierna, Gran Premio de San Sebastian y Corpa, entre otras carreras. Still Water era hija de Cattewater,  por Solario y  Plymstock, esta por Polymelus y Winkipop, la ganadora de las 1000 Guineas de 1910 para Waldorf Astor e hija de William The Third y Conjure.   

domingo, 12 de diciembre de 2021

STORM CAT POR EL MUNDO, HIRSCH & JACOBS Y HAIL TO REASON, GLORIAS DE SCHLENDERHAN

 - Brillante el remate de Rodaballo para ganar el Antonio Blasco en la que probablemente ha sido la más alta demostración de clase vista esta temporada en las pistas españolas. Su victoria le dio el primer éxito en esta importante carrera a la línea masculina del gran padrillo americano Storm Cat, dos veces ganador de la estadística de sementales USA, padre de 108 ganadores de grupo, y fundador de una de las ilustres estirpes de padres descendientes del patriarca Northern Dancer. Al refinado castaño oscuro de Arizkorreta se llega desde Storm C. pasando por Giant’s Causeway, Shamardal y Lope de Vega, todos ellos múltiples ganadores de G1, laureados en clásicas europeas y muy buenos sementales.

- Storm Cat, cuya cubrición en la cúspide de su carrera llegó a costar 500.000 dólares, ya había aparecido en el origen de un ganador del Blasco: Mariscal, vencedor en 2009 para La Rozas montado, como Rodaballo, por José Luis Martínez; la madre de este alazán era hija de Catrail, un hijo de Storm Cat que ganó en G2 y G3 sobre distancias breves para el jeque Mohammed de Dubai. La línea masculina que más éxito ha tenido en el Premio Antonio Blasco desde la reapertura de La Zarzuela es de la de otro de los grandes continuadores de Northern Dancer, Danzig, del que proceden Great Prospector, Another Day of Sun, Growing Glory, Mil Azul (doble ganador de la prueba, montado por Martínez en su segunda victoria), Lorgan y Lessing.

- Miembro de la línea masculina de Stom Cat era asimismo Lightning Moon, un hijo de Shamardal que gano una carrera de G3 para Godolphin y ejerció como semental durante tres temporadas en Torre Duero antes de morir, con solo 9 años de edad, en agosto de 2020. El desempeño de sus hijos en la pista hace más lamentable aún su temprana muerte, pues se ha mostrado capaz de dar caballos muy útiles. Esta circunstancia, unida a la muy depauperada cabaña de sementales de que adolece la cría española hoy, hace que prácticamente con una sola potrada en pista, la nacida en 2018- de la siguiente solo han corrido dos productos, aunque uno, Vincenzo, ya es ganador- el caballo figure en primera posición de nuestra estadística de sementales. Sus hijos, entre los que se puede destacar a Upa Lola y Tunante, han ganado 17 carreras y un discreto total de 160.800 euros en el momento de escribir estas líneas. El récord de ganancias para un semental campeón en nuestro país lo tiene Dyhim Diamond, que en 2013 ganó la estadística con algo más de 533.000 euros; y solo hace tres años, en 2018, Caradak la encabezó con casi 395.000.

- El padre de Rodaballo, Lope de Vega, se retiró a la yeguada –concretamente al irlandés Ballylinch Stud, donde sigue residiendo- el año 2011, el mismo en que nació el malogrado Lightning M. Alazán de físico poderoso y un punto ordinario –nuestra ganadora clásica Navia, hija suya asimismo, se le parece mucho, al contrario que el de Pata Negra-, el caballo había sido criado por la prestigiosa operación alemana Gestüt Ammerland y llevado sus colores rojos y verdes a la victoria en la Poule d’Essai des Pouliches G1 y en el Prix du Jockey Club G1. Empezó cubriendo al precio de 15.000 euros y este año sus servicios se han cotizado a 125.000, precio que se mantiene para 2022. En conjunto, ha producido 88 ganadores de stakes, entre ellos 13 ganadores de G1 en cuatro países distintos. Este año ocupa, a la hora de escribir, la octava posición en la clasificación europea de sementales que elabora la revista Owner Breeder, con 296 corredores, 127 ganadores de 191 carreras y unas ganancias de 3,80 millones de libras.  

Lope de Vega (Foto cedida por Ballylinch Stud)

- A la línea masculina de Storm Cat pertenece también Into Mischief (Harlan’s Holliday), que va a ganar la estadística de sementales de esta temporada en Estados Unidos, como ya hizo en 2019 y 2020. Inscrito en la nómina de reproductores de la histórica Spendthrift Farm, en Kentucky, se ha convertido en 2021 en el primer reproductor estadounidense cuya progenie gana en un año más de 22 millones de dólares; de hecho, a la hora de redactar sus datos eran 437 corredores, 249 ganadores (de ellos, 28 de stakes) y ganancias de 23,65 millones de dólares. Su mejor hijo ha sido el poderoso Life Is Good, que ganó con brillantez la Breeders’ Cup Mile G1. Como sucedió en el caso de su bisabuelo, Storm Cat, el semen de Into Mischief se vende congelado a criadores de caballos cuarto de milla para inseminación artificial; cada dosis, según informa la autora estadounidense Avalyn Hunter en su página web American Classic Winners, cuesta 10.000 dólares.

- Into Mischief tiene un inbreeding 4 x 5 sobre el importante reproductor Hail to Reason. Este caballo, nacido en 1958, solo corrió a 2 años, pero lo hizo 18 veces, desde enero hasta septiembre, cuando se lesionó y hubo de ser retirado. Ganó 9 carreras y fue declarado mejor 2 años estadounidense de la temporada. Después se convirtió en un gran semental –encabezó la estadística USA en 1970- y abuelo materno, y ejerce una importante influencia en la cría actual a través sobre todo de sus hijos Halo y Roberto. Los criadores y propietarios de Hail To Reason fueron Isidor Bieber e Hirsch Jacobs, una pareja singular que gozó de gran éxito como propietaria y criadora durante las décadas centrales del siglo pasado en el turf yanqui. Bieber era soltero, excéntrico, se daba aires intelectuales y había hecho su fortuna en Nueva York con actividades como la reventa de entradas, las apuestas, los taxis y la propiedad de bares en Broadway, entre otras; era un tipo algo pendenciero y dado a filosofar y a citar a los grandes escritores. Jacobs era un hombre de familia y gran trabajador; nacido en Brooklyn y  de origen humilde, se hizo muy pronto entrenador –de niño adiestró pichones para carreras- y preparó purasangres durante casi 50 años con la idea básica de que para los caballos es mejor correr que entrenar, con lo que sus pupilos salían a la pista todo el rato; tenía muy buen ojo para encontrar gangas en las carreras de venta y cuando falleció en 1970, con 65 años, había ensillado la increíble cifra de 3.596 ganadores.

- Bieber y Jacobs se asociaron en 1935 y se mantuvieron juntos hasta la muerte del segundo. En 1943 compraron a Stymie por 1.500 dólares después de la tercera carrera del caballo a 2 años; este alazán criado por King Ranch y gran rematador corrió para ellos 128 carreras, ganó 35 -entre ellas no pocas hoy calificadas de G1-, se colocó en 61 y se retiró con unas ganancias de 918.485 dólares, más que ningún otro caballo hasta entonces. Ese dinero les permitió a Bieber y Jacobs crear su operación de cría, de la que entre muchos ganadores salió, tres décadas más tarde, la mítica Allez France (Sea BirdPriceless Gem, por Hail To Reason), a la que Ángel Penna (padre) entrenó para ganar el Prix de l’Arc de Triomphe G1 de 1974, entre otras grandes carreras. 

- En el origen de Rodaballo, Hail To Reason aparece seis veces, cinco  a través de Halo y una, de Roberto. Tres de las presencias de Halo son como abuelo materno de Machiavellian, que está en Rodaballo 4 x 4 x 3, lo que seguramente es una de las razones de su calidad. Machiavellian, hijo de Mr. Prospector, fue un buen 2 años y un semental de éxito criado por Flaxman Holdings, la operación de cría los Niarchos. La victoria en el Blasco del pupilo de Arrizkorreta fue, en cierto modo, un homenaje a esta familia, que poco antes, en el fin de semana de la Breeders’ Cup, había recibido el premio Longines/IFHA Award of Merit por su enorme contribución al desarrollo de las carreras y la raza PSI durante los últimos 45 años. Machiavellian es asimismo, a través de su hijo Medicean, abuelo paterno de Resacón, que ha cubierto una muy buena temporada de otoño en la que ha firmado dos victorias, entre ellas el Hispanidad, y un tercer puesto en el Blasco.

- La otras dos presencias de Halo en Rodaballo se producen a través de su hija Glorious Song, gran corredora en Canadá, su país de nacimiento, y Estados Unidos, y madre de dos muy buenos caballos y más que apreciables sementales: Rahy (Blushing Groom), que está en Lope de V., y Singspiel (In The Wings), abuelo materno del ganador del Blasco. Singspiel defendió en las pistas los colores granate y blanco del jeque Mohammed y ganó para él, entrenado por Sir Michael Stoute, cinco carreras de G1 en cuatro países distintos. Es el único caballo de la historia de las carreras en cuyo CV figuran victorias en la Dubai World Cup G1 y en la Japan Cup G1. Fue un buen semental y en España nos ha entretenido bastante, pues aparte de que de su progenie han corrido aquí los muy rentables Brindos, Teobaldo y Lince así como la marroquí Blue Denim, ganadora de la Mijas Cup en 2009, dos hijas suyas nos han dado a otros tantos de los mejores caballos que han corrido nunca en nuestro país: son Rodaballo, protagonista hoy, que es hijo de Short Affair, doble ganadora y colocada de G3 en Italia; y Noozhoh Canarias, producto de Noozhah, ganadora de ocho carreras en nuestro país –la mayor parte en Gran Canaria-. Singspiel, hay que añadir, también está en Resacón: es el padre de Atiza, segunda madre del castaño criado por Fernando Hernández-Font.

Short Affair (Foto cedida por Spencer Chapman / The Aston House Stud)

 - Noozhoh Canarias ha protagonizado el debut más interesante de un semental en España desde que en 2011 se estrenaran los primeros productos de su padre, Caradak, entre los que estuvo Matusalen, ganador del Gran Criterium. El semental de Torre Duero ha puesto en pista nueve productos, de los que han salido cuatro ganadores. Entre ellos, Bribón ha ganado el Criterium Nacional y Tritón, la Copa de Criadores-Manuel Delgado Sánchez Arjona, pero quizá la que más ha gustado ha sido Casilda, cuya clase y cambio de ritmo la han llevado a la victoria en tres de sus cuatro carreras en el año, entre ellas el Gran Premio Subasta ACPSIE y la Copa de Criadores-Javier Navarro Reverter, disputadas este otoño. Criada por Wallhouse (José Hormaeche) y adquirida por 10.000 euros por el que hoy es su preparador, Manuel Álvarez, en la venta de la asociación de criadores, la de Celso Méndez es el cuarto, y el mejor, ganador que ha engendrado hasta el momento la no corredora La Copa, una hija del gran Pivotal.

- La línea femenina de Casilda se remonta a Aimée, abuela del gran Blushing Groom, y llegó al turf española cuando en 1999 José Hormaeche compró por 21.000 guineas en Tattersalls a Fluorescence (Alzao), yegua que, entrenada por Carlos Laffón, llegaba al anillo de subastas habiendo corrido cuatro veces sin ganar. De ella desciende, en primera o segunda generación, un grupo de caballos bastante útiles en el que están -.aparte de Casilda- Cañedo, Cecilius, Tazones, Zubieta, Barbado y La Catedral.

Casilda (Foto: P. Chapa)

- Pivotal, el padre de La Copa, murió hace pocas semanas en su prado de Cheveley Park Stud, la yeguada que habían fundado sus criadores y propietarios, Patricia y David Thompson. El alazán del distintivo flequillo había nacido  allí en 1993 y allí pasó, salvo los dos años que estuvo entrenamiento en casa de Sir Mark Prescott, toda su vida. Fue sin duda uno de los grandes. Producto de la primera cubrición que hizo su padre, Polar Falcon, y primer foal de su madre Fearless Revival (Cozzene), sus propietarios decidieron quedárselo y no presentarlo en subasta, como hicieron con el resto de machos hijos de Polar F.

- Pivotal solo corrió seis veces, pero le dio tiempo de ganar dos de los mejores sprints de turf británico: el Nunthorpe Stakes G1 (primera victoria de máxima categoría de los ahora famosísimos colores rojos, azules y blancos de Cheveley) y el King Stand Stakes G2. Como semental ha sido en verdad  sobresaliente: en su producción se cuentan 157 ganadores de stakes, entre los que hay 32 ganadores de G1; además, sus hijas han engendrado por ahora 127 ganadores de stakes, de los que 74 son ganadores de grupo. Su excelencia como abuelo materno brilló especialmente en las temporadas 2017 y 2019, en los que encabezó la estadística europea de padres de madres. Pivotal tiene un notable sucesor en su hijo Siyouni, que lleva años produciendo ejemplares de primer rango: entre ellos, en 2021, el muy brillante St. Mark’s Basilica, ganador de la Poule d’Essai des Poulains G1, el Prix du Jockey Club G1, el Eclipse Stakes G1 y el Irish Champion Stakes G1. En España han corrido algunos productos de Pivotal, y entre ellos han ganado las yeguas Rosaura y Zaldia y el ya veterano Obanos, caballo de calidad que nunca ha tenido, lamentablemente, demasiado interés en mostrarla. El último día de la temporada de otoño rindió a su padre, sprinter insigne, un improbable homenaje al ganar sobre los 4.000 metros del Gladiateur. Fue su novena victoria de 37 salidas a la pista.

- Singspiel es hijo de InThe Wings, un producto de la primera potrada del gran Sadler’s Wells, el semental que sobre todo a través de su hijo Galileo, pero también de otros, ha dominado el panorama clásico europeo en el último cuarto de siglo. El caballo defendió, como Singspiel, los colores de su criador, Mohammed bin Rashid Al Maktoum, y entrenado por André Fabre ganó la Breeders’ Cup Turf G1 y la Coronation Cup G1, entre otras carreras. Hijo suyo era el bonito alazán Adlerflug, que este año ha sido noticia dos veces por motivos de índole opuesta. La primera, su muerte, acaecida en abril y debida a un ataque cardíaco sufrido tras cubrir una yegua, la segunda llegó en otoño, cuando su hijo Torquator Tasso ganó el Grosser Preis Von Baden un rato después de que Rodaballo ganara el Oettingen Rennen G2 y pocas semanas más tarde viajó a París y remató con gran estilo, bien ayudado por el elegante braceo de su jinete, Rene Piechulek, para ganar el Prix de l’Arc de Triomphe G1.

- La temprana muerte del alemán Adlerflug, nacido en 2004, ha supuesto una pérdida sensible para la cría europea pues el caballo se había mostrado bien capaz de dar caballos de primera fila internacional. Ganador del Deutsches Derby y G1  colocado en otras carreras de la categoría máxima en su país y en Francia, nunca cubrió muchas yeguas pero en el momento de su muerte contaba entre sus producción con doce ganadores de grupo, entre ellos cinco de G1. Su perfil se elevó mucho en 2020, cuando su hijo In Swoop, después de emular a su padre en el Deutsches Derby –haciendo gemela con Torquator T., por cierto- fue segundo del Grand Prix de Paris G1 y del Prix de l’Arc de Triomphe; este año, el caballo había ganado dos carreras de grupo en Francia cuando en agosto se lesionó y fue retirado de la competición. Aquí vimos la pasada primavera ganar el Premio Velayos a otro hijo de Adlerflug: el castrado Sincelejo, criado por la familia Cocheteux.

- Intriga esa erre añadida al final de la primera palabra de su nombre -con el que obviamente se recuerda al gran poeta sorrentino Torquato Tasso (1544-1595)- y gusta el elegante físico de Torquator Tasso, que fue criado por Paul H. Vandeberg y comprado por 24.000 euros en las ventas de yearlings de BBAG por el Gestüt Auenquelle, cuyos colores oro, rojo y negro –como la bandera alemana- defiende el caballo. Este es el tercer ganador del Arco entrenado en Alemania en la historia de la carrera: le precedieron Star Appeal (Appiani), ganador en 1975 para el preparador Theo Grieper y el jinete Greville Starkey, y Danedream (Lomitas), que se impuso en 2011 entrenada por Pieter Schiergen y montada por Andrasch Starke. (Star Appeal -en cuyo Arco Allez France solo pudo ser cuarta- es el padre de Isabena, ganadora del Hispanidad en 1988, yegua base de la ganadería de Fernando Hernández-Font y tercera madre de Resacón).

- Dos factores interelacionados hacen muy interesante el origen de Torquator Tasso: uno, que es un monumento a la excelencia del Gestüt Schlenderhan; y otro, que sus dos progenitores descienden por línea femenina de sendas propias hermanas, las alazanas Alya y Allegretta, hijas ambas de Lombard y Anatevka y criadas las dos en la histórica yeguada germana.  Allegretta, nacida en 1978, ganadora de dos carreras y colocada de G3 en Reino Unido, es, por expresarlo de manera sencilla, uno de los ejemplares con más influencia en los pedigrees del PSI contemporáneo. Le bastaría para ello con la producción de su hija Urban Sea (Miswaki), ganadora del Prix de l’Arc de Triomphe G1 en 2003 y madre de ocho ganadores de stakes, entre ellos dos caballos de la enorme importancia de Galileo (Sadler’s Wells), fallecido este año y uno de los mejores sementales de la historia, y Sea The Stars (Cape Cross), impresionante campeón en la pistas y muy notable semental asimismo. Pero, además, y por citar lo más notable de su restante descendencia, Allegretta es madre de King’s Best (Kingmambo), ganador de las 2.000 Guineas G1 y semental clásico, y de Allez Les Trois (Riverman), madre de Anabaa Blue, ganador del Prix du Jockey Club; y ancestro por línea femenina de Santiago, ganador el pasado año del Irish Derby G1. Este otoño, la yegua Eshaada (Muhaarar), criada por Shadwell y descendiente asimismo de Alles Les Trois por línea femenina, ha ganado en Ascot el British Champions Fillies & Mares Stakes G1.

- El Gestüt Schlenderhan es el criador de Adlerflug y de Tijuana, los dos progenitores de Torquator Tasso; asimismo, de las primera nueve madres del semental, y de nueve de las diez primeras madres de la yegua, y además de algunos de los sementales, como Lombard o Magnat, que engendraron a estas reproductoras. La yeguada es un mito del turf alemán y un nombre señero de la cría del PSI en Europa. Fue fundada en 1859 por Edouard von Oppenheim, miembro de una importante familia de banqueros de origen judío establecida en Colonia, quien tuvo la idea criar caballos de carreras en la finca cercana a la ciudad que su padre Simon había comprado un año antes como residencia de verano. Los primeros caballos que llegaron allí como sementales fueron, curiosamente, The Colonel y The Lamb, sendos ganadores del Grand National, a los que acompañaron yeguas importadas también de Inglaterra. De mayor relevancia para el futuro del establecimiento fue la importación en la década de 1870, de un lote de yeguas húngaras entre las que se encontraba Kisasszony, ancendiente de Sieger, que en 1908 le dio a los famosos colores azules, rojos y negros de Schlenderhan su primera victoria en el Deutsches Derby, una carrera de que los productos de la yeguada han ganado dieciocho veces más.

- Schlenderhan continúa siendo propiedad de la familia Oppenheim y entre la multitud de buenos caballos que se han criado allí se encuentra Asterblute (Pharis), ganadora del Deutsches Derby y del Preis der Diana G2 (oaks alemán), y cuarta madre de Allegretta; Schwarzgold (Alchimist), ganadora de nueve de sus doce carreras, entre ellas el Derby y el Diana de 1940, considerada una de las mejores, si no la mejor, yegua de carreras alemana de todos los tiempos y ancestro por línea femenina de caballos tan importantes como Sagace y Slip Anchor; y Oleander (Prunus), un caballo nacido en 1924 que, a pesar de haberse roto la pelvis a 2 años,  ganó diecinueve de sus 23 carreras (entre ellas el Grosser Preis von Baden G1 tres veces) y que, de acuerdo con las crónicas, bien pudo proceder a Star Appeal, Danedream y Torquator T. como ganador del Arco. Disputó las ediciones de 1928 y 1929 y, según cuentan Arthur Fitzgerald y Michael Seth-Smith en su libro sobre la historia de la carrera parisina, en la primera, que ganó Kantar, se vio encerrado en plena recta cuando parecía venir mejor que sus rivales y acabó quinto; y en la segunda, en la que venció Ortello, su jinete atacó quizá demasiado pronto y aunque entró primero en la recta al final quedó tercero, a solo un cuerpo del ganador.

- Oleander sirvió como semental en su lugar de nacimiento, Schlenderhan, y fue un gran reproductor que encabezó la estadística alemana nueve veces, en 1935 y desde 1937 a 1944 ininterrumpidamente. Uno de sus mejores productos fue Orsenigo, nacido en 1940 y criado por Giuseppe del Montel (el gran rival de Tesio), para el que ganó importantes carreras como el Derby Italiano, el Gran Premio d’Italia y el Gran Premio de Milano. Campeón de sementales en su país, fue exportado a Brasil en los años 50 y allí, entre otros buenos productos, dio al excelente Escorial, ganador de la Triple Corona brasileña y del Gran Premio Carlos Pellegrini G1, la carrera más prestigiosa de Sudamérica. Escorial sirvió como semental en Francia y concitó el interés de Ramón Beamonte, que le envió algunas de sus mejores yeguas: con Folie le dio a Ferial, ganadora del Villamejor y el Costa Vasca, y madre después del muy buen Serial; con Karelica, a Kairel II, que venció en el Infanta Beatriz y engendró a los apreciables Takir y Blukir; y con Trucial, a Emir II, que se apuntó los premios Diputación de Guipúzcoa, Jefatura de Cría Caballar y Ayuntamiento de Madrid.

- Orsenigo también aparece en el pedigree de Caro, muy bien corredor en Francia en los primeros 70 –ganó el Prix Ganay G1 y el Prix d’Ispahan G1, entre otras carreras- y después aún mejor reproductor en el país galo y en Estados Unidos. Dio 77 ganadores de stakes y sus hijas produjeron 114. El bello tordo Caro aparece por dos  veces, 5 x 5 a través de hija e hijo, en el pedigree de Calcas, el 2 años criado y entrenado por el Duque de Alburquerque que tan buena impresión causó el ganar en La Zarzuela hace pocas semanas. No habrá muchos purasangres en España que, como él, puedan presumir de que sus tres primeras madres han sido criadas en nuestro país. La línea femenina llegó a España a principios de los 80 con la importación, por parte de la Yeguada Gracijo, de Yolanda, una hija de Run The Gantlet criada en Francia. Entre su producción está Krone -hija de Crystal Palace (Caro), laureado del Prix du Jockey Club-, no ganadora y madre de tres excelentes corredores: El Hechizado, El Trastámara y El Ceremonioso; también de la no ganadora Leonor de Guzmán, entre cuya producción están el espléndido corredor Abdel; Marmaria, ganadora y madre de Dikta del Mar, vencedora de listed en Francia; el buen Checo e Ifigenia, no corredora hija del excelente competidor  Sulamani (ganador asimismo del Jockey Club), y madre de Calcas, su primer producto. El potro es hijo de Planteur (Danehill Dancer), un buen corredor de Wildenstein –ganó también el Prix Ganay- que no ha sido buen semental, aunque su hijo Trueshan ha dado nuevas muestras este otoño de su categoría como fondista al ganar el Prix Cadran G1 y la British Champions Long Distance Cup G2.

Calcas (Foto: Rafael Lorente)

- Portador de sangre Wildenstein con un toque de Danehill Dancer, aunque en su caso en la línea femenina, es también Luxembourg, el potro de Coolmore y Westerberg que se postuló como candidato para el Derby de 2022 con una victoria bastante rotunda en el Futurity Trophy G1. El castaño entrenado por Aidan O’Brien mostró muy bonita acción y luce en su pedigree una inbreeding 4 x 3 sobre Danehill a través de hija e hija.  Luxembourg desciende por línea masculina de Sadler’s Wells a través de Montjeu, su abuelo, y de Camelot, su padre. La línea masculina de Sadler’s W. ha tenido también presencia destacada en algunas buenas carreras de 2 años que hemos visto aquí este otoño; por ejemplo en el Premio Veil-Picard, que tuvo como ganador a White King, que es hijo de Free Eagle, un ganador del Prince of Wales Stakes G1 y a su vez vástago de High Chaparral, uno de los dos ganadores del Derby que produjo Sadler’s Wells. El otro fue Galileo, un coloso de la cría como su padre, y abuelo por línea masculina de Vito Caos, que ganó con buen remate en su primera y por ahora única salida a la pista. El potro de AGF pertenece a la primera potrada de Highland Reel, uno de los más destacados y duros corredores que ha dado Galileo: ganador de diez carreras, siete de ellas de G1 y en tres continentes distintos, tiene, con 9,5 millones de euros, el record de ganancias para un caballo entrenado en Europa. Hace la monta en Coolmore y su precio de cubrición para 2022 es de 10.000 euros.   

- Tanto White King como Vito C. descienden de líneas femeninas originariamente cultivadas por Marcel Boussac y desarrolladas en las últimas generaciones por el Aga Khan, que a finales de los 70 adquirió todo el ganado del que había sido el más importante y exitoso criador francés del siglo XX. El origen del tordo de Martul, White K., es destacable además porque su tercera madre es Daltawa, madre de los campeones Dalakhani y Daylami, y porque presenta un inbreeding 3 x 3 sobre Sadler’s Wells a través de macho y hembra.

- Fuera de las carreras para los 2 años, la sangre de Galileo fue protagonista con el triunfo de su nieta Maracay (hija de Ruler of the World, uno de los cinco ganadores del Derby que produjo el gran padrillo) en el Gran Premio Nacional, éxito que unió a los logrados en primavera en el Opiconal, el Valderas y el Beamonte; y la de su medio hermano Sea The Stars, con el primer puesto de Chevalier Cathare en el Premio Memorial Duque de Toledo. Este caballo, criado en Francia por el Haras de Saint Faust y Gerard Larrieu, tiene también en su origen una duplicación de Sadler’s Wells (5 x 3, en su caso) y es hijo de Sea The Moon, muy fácil ganador del Deutsches Derby en 2014 y hoy semental en el inglés Lanwades Stud.

- No fue criado en Schlenderhan, pero hizo la monta allí con singular éxito, el gran Monsun, campeón de sementales en Alemania en cuatro ocasiones y progenitor de primer nivel internacional. Sus hijos no están siendo buenos reproductores pero uno de ellos, Triple Threat, se ha hecho buena publicidad en nuestras pistas este otoño con los buenas carreras de su hija Super Trip, que llevó los colores de Agrado a la victoria en dos carreras, la segunda de ellas el Gran Criterium, en el que se impuso con gran facilidad. Triple Threat es un ganador de G2 y G3 en Francia y Estados Unidos y semental desde 2017 en el primero de estos países, donde el año que viene cubrirá en el Haras de Toury al asequible precio de 2.200 euros. Super Trip procede de otra línea femenina desarrollada por la familia Wildenstein, que la incorporó a su yeguada con la compra de Schonnbrun, una ganadora  del Preis der Diana G2 y del Schwarzgold Rennen G2 (1.000 Guineas alemanas ) criada, también, por el Gestüt Schlenderhan. A sus nuevos propietarios les dio a Seneca, madre de Sagace, ganador del Arco en 1989 y a Southern Seas, bisabuela de Super Trip y madre de Steinlen, ganador de la Breeders Cup Mile G1 y de otras carreras estadounidenses de la máxima categoría en 1989.

- Monsun ha tenido su papel en el mitin de la Breeders Cup de este año, que tuvo lugar en la poco lucida pista de Del Mar. Es el abuelo materno de Yibir, el castrado de Godolphin que ganó con un brillante remate la BC Turf G1. Esta caballo esté inscrito en la misma femenina de Riocorvo, el muy buen ejemplar alemán de Bering. El castaño que entrena Remolina desciende, por línea de padres, de Soldier Hollow, como Adlerflug un gran producto de la cría germana hijo de In The Wings. Yibir es por Dubawi, que fue el semental triunfador de la reunión de la Breeders’ Cup, pues también ganaron en la misma sus hijos Modern Games (BC Juvenile Turf G1) y Space Blues (BC Mile Turf G1). Ambos, como Yibir, criados por el jeque Mohammed y defensores de la chaquetilla azul real de Godolphin.

- Dubawi es otro de los muy buenos sementales que han marcado la evolución de la cría europea en la última década. Hace la monta en el Dalham Hall Stud al precio de 250.000 libras y en el momento de escribir es tercero de la ya citada estadística europea de sementales de Owner Breeder con 234 corredores, 131 ganadores de 211 carreras y ganancias de 5,23 millones de libras. En España, su nieto paterno Media Storm (hijo de Night of Thunder, ganador de las 2.000 Guineas G1 en que corrió Noozhoh Canarias) ganó de forma sorprendente el Premio Román Martín.

Dubawi (Foto de John Reardon cedida por Darley).

- Entre los pedigrees de los ganadores de las carreras de la Breeders’ Cup, y por referirnos a líneas mencionadas en el texto, se pueden destacar el de Golden Pal, el buenísimo velocista ganador del BC Sprint G1, que tiene en su origen sendos inbreedings 5 x 5 sobre Caro y sobre Roberto, en ambos casos a través de hijo e hija; y el de la imbatida potranca de 2 años Echo Zulu, hija de Gun Runner (Candy Ride), campeón USA de sementales novatos, y con Storm Cat 4 x 4 en su linaje. Storm Cat también aparece en el origen de Loves Only You, que se llevó la BC Fillies & Mare Turf G1. 

- Loves Only You formó con Marche Lorraine, vencedora por poco en la BC Distaff G1, la pareja de yeguas que dio a Japón sus primeras victorias en el millonario mitin americano. Entrenadas ambas por Yoshito Yahagi, fueron abanderadas en el hipódromo californiano de la ya probada gran calidad de la cría del país asiático. Como lo fueron en su día en las pistas, y lo siguen siendo a través de su progenie, sus respectivos padres, Deep Impact y Orfevre. El primero, que lamentablemente murió  en 2019, es también el padre de Contrail, ganador de la Triple Corona japonesa en 2020 y que se despidió de las pistas hace pocos días con un triunfo lleno de clase en la Japan Cup G1. 

- Deep Impact es hijo y Orfevre, nieto paterno de Sunday Silence. Este caballo castaño oscuro casi negro, ganador en 1989 del Kentucky Derby G1, del Preakness Stakes G1 y de la Breeders’ Cup Classic G1, fue despreciado por los criadores estadounidenses cuando le llegó la hora de retirarse a la yeguada. El gran criador japonés Zenya Yoshida fue más presciente: adquirió el caballo, lo instaló como semental en su Shadai Stallion Station y el animal le correspondió ganando trece veces consecutivas la estadística de padres de corredores y nueve veces la de abuelos maternos, y situando a la cría japonesa, prácticamente él solo, en el lugar de preeminencia internacional de que ahora goza. El abuelo paterno de Sunday Silence es Hail To Reason; el materno, Understanding. Ambos, caballos criados por Isidor Bieber y Hirsch Jacobs.