miércoles, 27 de junio de 2018

CAMPEONES DE ABDULLAH, GUNTHER Y WOODWARD EN ASCOT, LAURENS Y ZOFFANY


-Se quedó dormido Argüero en la salida del Carudel pero su jinete, Julien Grosjean, lo despertó enseguida y no dejó que se relajara ni un momento hasta que el 5 años de Rocío pasó la meta el primero, una cabeza por delante de Noray y tras una vistosa remontada.  El campeonato primaveral de la milla le daba al admirable castaño oscuro con el cordón corrido en la cara el primer gran premio de su buen historial desde que a 2 años ganara el Gran Criterium. Grosjean, jockey, francés y rubio como Carudel, ganaba por tercera vez la carrera que recuerda a su inolvidable compatriota. Sus anteriores victorias fueron con Lorgan, de Miranda, y con Silverside, de Safsaf, ambos entrenados por Mauri Delcher.

-La carrera se disputó por vez primera en 2006 y la ganó la nacional Dirce, de Alburquerque. Otros criados aquí que la han ganado son Matusalen, hijo de Caradak y criado por Dehesa de Milagro; Noozhoh Canarias, también hijo de Caradak y criado por Grupo Bolaños, y ahora Argüero, hijo de Diktat y criado por la Cuadra La Cincha. El de Arizkorreta es el mejor hijo español de su padre, un semental irregular pero capaz de transmitir calidad de forma ocasional. Llegó a España en 2010, ya veterano, importado por Milagro, y fue campeón de sementales aquí en la fantasmal temporada 2015.

Argüero (en primer término) y Noray en el Carudel (Foto: Rafael Lorente)

- Diktat, que fue jubilado después de la temporada de monta de 2013 y pasa su retiro en la yeguada de Felipe Hinojosa, es hijo de Warning, que fuera excelente millero de Khalid Abdullah y descendiente, digamos como curiosidad, de la línea estadounidense de Man O’War-In Reality, el único linaje masculino viable en la cría actual que desciende de Godolphin Arabian, uno de los tres padres de la raza junto con el absolutamente predominante Darley Arabian y Byerley Turk.

-Comprado por 13.000 euros en la subasta de la ACPSIE de 2014, Argüero es hijo de la francesa Double Mix, ganadora tres veces en su país y una en España. Excelente reproductora, aparte de Argüero ha dado a las buenas Rocho y Poti y al prometedor Planteur Davier, inédito desde el pasado año. La yegua es hija de Sagamix, un ganador del Arco que fue mal semental, y desciende de Rajput Princess, ganadora de la Poule d’Essai des Pouliches G1 de 1964 montada por Lester Piggott.

-La línea femenina es también la de Reltaj, el gran caballo de Villapadierna entre cuyas victorias se encuentra el Premio Urquijo, y por partida doble. Hace días se sumó al historial de esta prueba para velocistas el castaño encendido Presidency, criado por Juddmonte Farms, la operación de cría del citado Khalid Abdullah, y defensor aquí de los colores de su preparador, José Carlos Cerqueira. El caballo es hijo de Oasis Dream, un muy buen semental –es padre de 53 ganadores de grupo, entre ellos 15 de G1- que en los últimos dos años no ha estado a su alto nivel habitual. La madre de Presidency, Quest for Peak,  lo es también de la doble ganadora clásica Special Duty, vencedora en la Poule d’Essai des Pouliches y en las 1.000 Guineas G1 (en este caso por distanciamiento).

Presidency, en el aire (Foto: Rafael Lorente)

- El cruce básico del pedigree de Presidency es semental de línea Green Desert, el gran patriarca del sprint, más yegua hija de Distant View, otro buen millero de Juddmonte. Esta espléndida yeguada ha criado también a Calyx, el 2 años más prometedor que ha galopado en el reciente Royal Ascot, donde se ha apuntado el histórico Coventry Stakes, que se disputa desde 1890. Era solo la segunda carrera del atlético ejemplar después de su victorioso debut, y su desparpajo y calidad impresionaron a su preparador, John Gosden, que ha dicho que el potro es un poco fantasma y, traduciendo algo libremente, que “está tan encantado de conocerse como su jinete”, lo que no es poco decir porque este es el gran Lanfranco Dettori, al que sin duda no le falta autoestima (ni maestría en la silla, añadamos rápidamente).

- Calyx es un producto de la primera potrada de Kingman, otro campeón de Juddmonte sobre la milla que quedó segundo en las muy selectivas 2.000 Guineas en las que corrió Noozhoh C.. El potro es, como Presidency, producto de un cruce Green Desert-Distant View; de hecho, sus pedigrees se parecen aún más pues además de esos comparten los nombres de la yegua Hope (madre de Oasis Dream, abuela de Kingman) y de Nijinsky.

-Gosden y Dettori formaron equipo ganador de otras dos grandes carreras del meeting real: el St. James Palace Stakes G1, fundada en 1834, y la Gold Cup G1, que se disputa desde 1807. La primera la ganaron con el imbatido Without Parole, un 3 años hijo del venerado Frankel, el más grande campeón criado por Juddmonte, y la segunda, con Stradivarius, vástago de otro espléndido corredor, Sea the Stars. Ambos sementales tuvieron un buen Royal Ascot: Frankel ganó además con Monarchs Glen (Wolferton Satkes, Listed) y Baghdad (King George V Handicap), y Sea the Stars, con el magnífico y bello Crystal Ocean (Hardwicke Stakes G2).

- Without Parole fue criado por John Gunther y a su hija Tanya en su yeguada  Glennwood Farm, de Kentucky. En la misma potrada, los Gunther, originarios de Canadá, criaron un alazán careto  hijo de Scat Daddy y Stage Magic, por Ghostzapper, que fue presentado a las ventas de yearlings de Keeneland de 2016, donde se vendió por 500.000 dólares. Con el nombre de Justify y entrenado en California por Bob Baffert, el potro no debutó hasta el pasado febrero, pero ya es el decimotercer ganador de la Triple Corona estadounidense y está imbatido después de seis carreras. El animal es producto de la penúltima potrada del fallecido Scat Daddy, que había dado pruebas rotundas de su calidad como semental a los criadores de Estados Unidos, Europa y Chile cuando en diciembre de 2015, con solo 11 años, murió víctima de un colapso cardíaco en el Ashford Stud, también de Kentucky. Desde entonces han llegado otros grandes corredores suyos como Lady Aurelia, Caravaggio, Mendelsshon y ahora el mejor de todos, Justify, que tiene en las cinco primeras generaciones de su origen repeticiones de la buena reproductora Narrate, como comentábamos en un artículo previo;  del gran Mr. Prospector, que curiosamente aparece a través de tres hijas, y de Nijinsky, que también ganó una Triple Corona; en su caso fue la inglesa, lo hizo en 1970 y no hay caballo que le haya emulado desde entonces.

- Baffert es el segundo entrenador estadounidense que ensilla a dos ganadores de la Triple Corona USA. El primero fue el legendario Sunny Jim Fitzsimmons, que tuvo a su cargo a Gallant Fox, que la consiguió en 1930, y al hijo de este Omaha, que se la apuntó en 1935. Ambos caballos fueron criados por el banquero William Woodward, uno de las más importantes figuras de la historia del turf estadounidense, y defendieron en la pista la famosa chaquetilla blanca con lunares rojos de su Belair Stud. Woodward, como los Gunther, también tuvo sus momentos de gloria en Royal Ascot. Después de sus éxitos americanos, Omaha fue enviado a Inglaterra para intentar ganar la Gold Cup de 1936 y falló por corta cabeza tras una muy dura pugna con la yegua Quashed que ha pasado a la leyenda de la carrera. En 1938, su propio hermano Flares, entrenado en las islas desde el principio de su carrera, ganó la prueba para banquero neoyorquino. Además, en 1948, setenta años antes que los Gunther –que, por cierto, también han desarrollado su actividad profesional en el sector de las finanzas-, William Woodward ganó el St. James Palace Stakes con su potro Black Tarquin.

- Es curioso señalar que los cuatro grandes caballos de Woodward que se han mencionado fueron malos sementales, aunque Omaha tiene una mínima cuota de notoriedad por aparecer en el origen de Nijinsky, del que hablábamos por su presencia en Presidency, Calyx y Justify y al que también tenemos en la genealogía de la bonita y corpulenta Laurens, que luchó bien para ganar el Prix de Diane G1, oaks francés. La yegua está entrenada en Inglaterra por Karl Burke y es interesante señalar que aunque la carrera se disputa desde 1841, no fue hasta 1974 en que la ganó una potranca entrenada en las islas. La protagonista de esa victoria fue Highclere, una hija de Queen’s Hussar criada por la reina Isabel II y defensora de sus colores, entrenada por Dick Hern y montada por Joe Mercer. Después han llegado nueve triunfos british en la carrera, entre los que hay que destacar el de Sil Sila, una hija de Marju criada y propiedad de Luis Älvarez Cervera, preparada por Brian Smart y montada por Cash Asmussen. Cinco años antes, el gran jockey estadounidense había montado en La Zarzuela a Salaam para ganar el Premio Valderas; la estupenda yegua de Alborada criada por Pepe González procedía, justamente, de la misma línea femenina, con origen Boussac, de la que viene Laurens.

-Laurens es hija de Siyouni, que hace la monta en el Haras de Bonneval,  yeguada francesa del Aga Khan, al alto precio de 75.000 euros, y esta es su segunda ganadora clásica después de Erveyda, que ganó la Poule d’Essai des Pouliches en 2015. En España sus mejores productos son las propias hermanas criadas por la Cuadra Odisea y defensoras de sus colores Vamos España, nacida en 2012 y ganadora de cinco carreras a 2 años, y Caleta, nacida en 2016 e imbatida en sus dos carreras esta temporada. Siyouni es hijo del gran semental Pivotal y de una yegua que es medio hermana de dos corredores aquí para Cortiñal: Slipstream King -que ganó algunas carreras y que ha producido varios ganadores modestos, entre ellos el rentable Camuray- y Sliploge que quedó segundo el Premio Carudel de 2009, por detrás de su compañero de cuadra Trueno Negro.

-Fernando Bermúdez (Cuadra Chamartín) se apuntó un bonito éxito como criador hace unos días en Irlanda cuando su producto Fleeting, potranca hija de Zoffany y nuestra ganadora clásica Azafata ganó debutando en Limerick para el consorcio Magnier-Tabor-Smith. La yegua está entrenada por Aidan O’Brien y fue montada por Padraig Beggy, que se hizo famoso al conducir a la victoria al outsider Wings of Eagles en el Derby de 2016. Zoffany (Dansili), padre de Fleeting, hace la monta en Coolmore al precio de 25.000 euros y nos interesa por dos razones más: una, ha tenido también éxito en Royal Ascot, donde otra de sus potrancas de 2 años, Main Edition (que por cierto es pariente cercana de Vamos España y Caleta) ganó el Albany Stakes G3; y otra, que es el padre del primer producto de Friné, la gran yegua de Alburquerque, nacido en 2017. La madre de Friné, Castalia, es medio hermana de Dirce, primera ganadora del Carudel.

sábado, 9 de junio de 2018

DE WHALEBONE A MASAR PASANDO POR LA META DE EPSOM, CHAQUETILLAS AZULES Y CRIADORES ESPAÑOLES

-Después de viajar por medio mundo, el elegante alazán Masar solo tuvo que trasladarse desde Newmarket a Epsom para conseguir la más notable victoria de su historial, y la mejor a la que puede aspirar un purasangre: el Derby. El defensor de la casaca azul real de Godolphin emuló así a su padre, New Approach, que ganó la clásica en 2008, y a su abuelo paterno, Galileo, que venció en 2001. Esta secuencia de abuelo a nieto en el rol de ganadores del Derby no se producía desde que la protagonizaron Mill Reef (que venció en 1971), Shirley Heights (1978) y Slip Anchor (1985). La primera de la historia de la gran carrera de Epsom tuvo como actores a Waxy (1793), a su hijo Whalebone (1810) y no a uno sino a tres vástagos de este ganadores del Derby: Moses (1822), Lap-Dog (1826) y Spaniel (1831). Añadamos que de esta rama Waxy-Whalebone  de la línea del mítico Eclipse desciende por vía masculina más del 90% de los PSIs, que corren hoy en el mundo; pero no a través de ninguno de esos tres ganadores del Derby sino de otro producto de Whalebone que se llamaba Sir Hercules y que lo máximo que pudo hacer en una clásica fue quedar tercero del St. Leger.

-El Derby de 2018 ha servido para que se estrenen en el historial de la prueba la cuadra Godolphin, propiedad del jeque Mohammed Al Maktoum y dueña de Masar; el jinete William Buick; el entrenador Charles Appleby, y el ya citado progenitor del potro, New Approach, que hace la monta en Darley, el depósito de sementales que el jeque tiene en Newmarket, al precio de 30.000 libras. El caballo inició su actividad reproductora de manera muy notable, con seis ganadores de G1, incluidos los vencedores clásicos Talent y Dawn Approach, en sus dos primeras potradas, pero en los últimos años había entrado en un bache del que Masar lo saca de manera muy notoria. El ganador del Derby tiene un pedigree interesante en el que aparte de su línea masculina destacan sendas duplicaciones sobre, uno, el velocista Ahonoora –una gran fuente de clase y precisamente uno de los pocos buenos sementales europeos de los últimos treinta años que no desciende por línea masculina de Eclipse, Waxy, Whalebone, etcétera-; y, dos, sobre la buena corredora y excepcional yegua de vientre Urban Sea, ganadora del Arco en 1993 y uno de los animales más influyentes en la raza en el momento presente merced a sus excepcionales hijos Galileo y Sea The Stars, y a una floreciente línea femenina, a la que pertenece Khawlah, la madre de Masar.

-A través de estos tres ejemplares, Urban Sea está en el origen de siete de los últimos once ganadores del Derby: son los citados Masar, New Approach y Galileo, a los que se añaden  Ruler of The World y Australia, los otros hijos del Galileo que han ganado la carrera; y  Sea The Stars y el hijo de este Harzand (se puede comentar aquí que, además, la madre de Urban Sea, Allegretta, está en la genealogía de Workforce, que ganó la carrera en 2010). La potente fórmula Derby en el pedigree de Masar se completa con su abuelo materno, el buen millero y singular padre de campeones Cape Cross, que ya había dado a dos buenísimos ganadores de la carrera: Sea The Stars, en 2009, y Golden Horn, en 2015, y era el abuelo materno de otro, Australia, que venció en 2014. Federico Tesio, cuya yeguada, Dormello, da nombre a estas divagaciones, dijo en frase ya tópica de tan repetida que “el purasangre existe porque su selección no ha dependido de expertos, técnicos o zoólogos, sino de un trozo de madera: el poste de llegada de Epsom”. Quién sabe de qué material estará hecha hoy la meta de Epsom, pero en caso del Derby se diría casi monopolizada por ciertas sangres.

- Y el gran culpable de que el casi no sea todo es el gran Montjeu, que no ganó el Derby pero engendró en Coolmore, donde compartió patio con Galileo hasta su muerte en 2012, cuatro ganadores de la clásica por excelencia: Motivator (2005), luego padre de la gran Treve; Authorized (2007), primera monta victoriosa en la carrera de Frankie Dettori: Pour Moi (2011), último Derby-winner entrenado en Francia,  y Camelot (2012), animal de gran clase y hoy prometedor semental; Pour Moi es, por su parte, padre de Wings of Eagles, que ganó el año pasado en notable sorpresa. Montjeu ha hecho sentir su influencia aquí en fechas recientes, pues es el abuelo materno de Hipodamo de Mileto, buen ganador del Corpa criado por su propietario, Enrique Beca, y de Don Sancho, que en su tercera  salida a la pista ganó el Villapadierna con brillantez.

-Don Sancho es, tras Plantagenet, Rilke y Arkaitz, el cuarto producto nacional que gana nuestro derby desde la reapertura de la Zarzuela y el tercer ganador clásico que procrea nuestro campeón de sementales, Caradak, que ya había dado otros dos ganadores cláscios, Karetas y Navarra, vendedores respectivos del Cimera y del Beamonte en 2013. La madre del potro de Sayago, Monyaar, fue criada por Felipe Hinojosa y ganó una carrera en Francia antes de venir aquñi, donde apuntó posibilidades y carácter ardiente y no logró pasar por ganadores. En su línea femenina encontramos a un ganador del Eclipse Stakes, Pieces of Eight, y a tres brillantes corredores yanquis: Tiller, Endear y el excelente hijo esta, Lure, dos veces ganador de la Breeders’ Cup Mile G1.

Don Sancho (Foto: P. Chapa)

-El pedigree del potro de Sayago contiene cuatro líneas del patriarca Northern Dancer, como tantísimos ejemplares  de la raza hoy día, y un bonito inbreeding a través de hija e hijo sobre High Top, ganador de las 2.000 Guineas en 1972 y muy buen semental. Es interesante observar las fotos de este caballo, pues nos muestran a un ejemplar robusto, de musculosos cuartos traseros, cerca de tierra y de tronco largo y algo ensillado. Justamente, como Caradak, como tanta de su progenie incluido Don Sancho… y un poco como Whalebone también, por cierto. En su impresionante libro Mr. Darley’s Arabian, el periodista británico Chris McGrath cita al mozo que cuidaba del animal y que lo recodaba como “el caballo de menos alzada, más largo (…), con las mejores extremidades y peores cascos que haya visto nunca”. También dejó dicho que cuando estaba en entrenamiento “solía ponerse de manos y golpear una pezuña con otra como un par de castañuelas”.

- Don Sancho está criado por el inolvidable Gonzalo Ussía Figueroa, fallecido en noviembre de 2016. Para sus característicos colores verdes con estrellas amarillas y gorra negra corrió en España la díscola Monyaar, cuyo primer producto, Ratambor (Caradak, 2013), propio hermano de Don Sancho, se lesionó fatalmente en el Nacional cuando apuntaba muchas posibilidades; después llegó Triquiñuelas (2014, Henrythenavigator), ganadora de una carrera en Sanlúcar, y al año siguiente, el flamante ganador del Villapadierna. En 2016 la yegua tuvo una hembra por Pyrus que hubo de ser sacrificada después de una grave lesión. Actualmente, Monyaar forma parte del plantel de yeguas de Torreduero y según ha publicado la propia yeguada en Twitter, se encuentra llena de Noozhoh Canarias.

-Ussía y Figueroa son dos apellidos muy imbricados en la historia de las carreras españolas desde hace más de un siglo, y el segundo ya había tenido algún protagonismo en el Villapadierna. La primera edición de la carrera e disputó en 1952 y la ganó Ayuco, un alazán careto criado por Marta Figueroa O’Neill, Vizcondesa de Irueste, y que defendió en la pista sus famosos colores totalmente azules –como los de Godolphin y como los de Coolmore, por cierto, aunque de diferente tono-. Ayuco era hijo de Amorgos, semental en Lore Toki, y de la espléndida nacional Aya (Toribio), una de las mejores yeguas de vientre de la historia de nuestra cría, para la que produjo cinco ganadores de grandes premios: Bot, Ayete, Amaya, Goyito y el citado Ayuco, que aparte del Villapadierna ganó el Cimera, el Nacional y el Gran Premio de San Sebastián. Lo entrenaba Vicente Díez y lo montaba el hermano de éste, Álvaro.

-Marta Figueroa volvió a ganar el Villapadierna en 1961 con el gran Caporal y en 1969 con El Santo, ambos criados por ella y ambos hijos de Le Paillon, un ganador del Arco y de la Gran Carrera de Vallas de Auteuil que acabó sus días como semental en España. El último episodio, antes del protagonizado por Don Sancho, del éxito de los Figueroa en el Villapadierna tuvo lugar en  1977, cuando lo ganó Manet, tras una enérgica monta de ese espléndido jinete que fue Pat Eddery. El potro había sido criado por Luis Figueroa y Pérez de Guzmán el Bueno, Conde de Romanones ´-y tío carnal de Gonzalo Ussía, por cierto-, y Eduardo Sainz de Vicuña, que corrían en asociación bajo el nombre de Cuadra Pascualete (cuyos colores también contenían el azul, en su caso combinado con lunares, mangas y gorra blanca). Manet era hijo de Mamoon, un producto del ganador del Prix de Jockey Club G1 y del Grand Prix de Paris G1 Charlottesville que hizo algunos años la monta en España.

-El Oaks de Epsom lo ganó Forever Together, hija del inevitable Galileo, hijo a su vez de otro semental superlativo, Sadler’s Wells. De este desciende también por línea masculina, via los excelentes High Chaparral y So You Think, este campéon austral y europeo, Nieves, ganadora en bonito final del Premio Beamonte, nuestro oaks doméstico. Esta potranca de aparatoso físico es producto del primer grupo de caballos criado por la Cuadra Altamira, que se apunta así un bonito éxito en esta faceta. La potranca entrenada por Rodríguez es hija de la nacional Wad Ras, criada por la Yeguada Cortiñal y ganadora de tres carreras en Lasarte. Es hija del gran millero Sherman, ilustre defensor de los colores rojos con cruz de Santiago amarilla y útil semental después en su yeguada, y de Broadview Heights, ganadora del Criterium de Potrancas en 1990 para la Cuadra Pleno montada por Tolo Gelabert y entrenada por Antonio Peralvo. Wad Ras ya había puesto en puesta otros seis corredores, de los que habían salido dos muy rentables ejemplares, Wad Vision y Deseado. Es interesante y bonito ver a un ganador de uno de nuestros grandes premios con un origen vinculado al turf local durante varias generaciones.

La torda Nieves adelanta a Tregua en el Beamonte (Foto. P. Chapa)

-Azules son también los colores de la chaquetilla de los Niarchos, una de las familias de propietarios y criadores que más brillantes páginas han escrito en la historia del turf europeo en las últimas cuatro décadas. Su primer ganador importante, sin embargo, es anterior: se trata de Pipe of Peace que, entrenado por el legendario jinete Sir Gordon Richards, fue el 2 años campeón en Gran Bretaña en 1956 y más tarde dio bien como semental en Australia. El caballo corrió para el fundador de la gran fortuna familiar, el armador griego Stavros Niarchos, que después de aquel éxito inicial abandonó el turf durante veinte años pero retornó con armas y bagajes en los 70. Su primer gran caballo fue Nureyev, y no parece descabellado afirmar que de la interminable lista de buenos ejemplares que han defendido la chaquetilla azul oscuro con cruz de San Andrés celeste de la familia, el mejor es una hija de ese caballo, la impresionante millera Miesque, ganadora de diez carreras de G1 entrenada por François Boutin y montada por Freddy Head, y uno de los mejores purasangres que jamás hayan corrido.

-Al contrario que otras grandes campeonas en la pista, Miesque ha resultado ser una reproductora sensacional y ha dado origen a una línea femenina de primer orden que acaba de dar a los Niarchos dos nuevos ganadores clásicos: Alpha Centauri (Mastercraftsman), que ha ganado la 1.000 Guineas irlandesas G1, y Study of Man, que se ha apuntado el Prix de Jockey Club. Este potro es hijo del gran semental japonés Deep Impact, del que hablábamos en la anterior entrega y que padrea así a su segundo ganador clásico europeo de la temporada después de Saxon Warrior, ganador delas 2.000 Guineas. Hijo de Deep Impact es también Wagnerian, que se apuntado hace poco el Tokyo Yushun, derby nipón. Es la cuarta vez en siete años que un hijo de Deep Impact gana esta carrera
.

-Ganador de tres carreras de G1 para los Niarchos a principios de este siglo, entre ellas el prestigioso Prix Jacques Le Marois, es Whipper, que también tiene a Miesque en su origen y es el padre de Recoletos. Este caballo le dio a Darío Hinojosa un espléndido éxito como criador y propietario al ganar hace unos días otra carrera de la máxima calificación, el Prix d’Ispahan. Dos detalles sobre el origen del 4 años que entrena Carlos Laffon: uno, la línea femenina procede de Shademah, una yegua de la cría Aga Khan que dio a Sharastani, ganador del Derby en 1986; y otro, muestra un cruce muy cuidado, lo que es norma en su criador, en el que destaca el inbreeding 3 x 3 sobre los propios hermanos Sadler’s Wells y Fairy King. Este nos resulta familiar porque es el padre de Helissio, que ganó el Arco para Enrique Sarasola. Y Sadler’s Wells, porque está en la línea masculina de Masar y de, en total, once de los últimos dieciséis ganadores del Derby.  

domingo, 13 de mayo de 2018

FEOLA Y EL JUGADOR DE POLO, IMPACTO JAPONÉS Y LOS ÉXITOS DE HINOJOSA


-El brigadier Henry Archdale Tomkinson, al que según parece sus amigos llamaban Mouse, fue uno de los mejores jugadores de polo ingleses de su época y capitaneó al equipo nacional que ganó dos veces, 1914 y 1921, la famosa International Polo Cup contra Estados Unidos. Abandonada la actividad deportiva, ocupó para Jorge V el cargo de director de la cuadra de carreras y la yeguada reales. Actuando como tal, compró en las Newmarket First July Sales de 1934 por 3.000 guineas una potranca castaña oscura criada por Lord St. Davids e hija de Friar Marcus, excelente padre de corredoras y yeguas de vientre, y de Aloe, por Son-in-Law, segunda del Oaks.

-La potranca, a la que se impuso el nombre de Feola, no se colocó en sus seis salidas a 2 años, pero en la edad clásica (en la que corrió con los colores negros con gorra blanca de Lord Derby debido al luto de los royals por el fallecimiento de Jorge V) mejoró bastante: ganó dos carreras y se colocó segunda en las 1.000 Guineas y tercera en el Oaks.  Y aún mejoró más en la yeguada, donde hizo bueno el pronóstico del anónimo reportero de la famosa Bloodstock Breeders’ Review que escribió en el momento de su compra por parte de Tomkinson: “Haga lo que haga en la pista, esta potranca será a su debido tiempo una preciosa posesión como yegua madre”.

-Feola tuvo en los prados reales diez productos, de los que ganaron siete, entre ellos Hypericum (Hyperion) que se apuntó las 1.000 Guineas de 1946 después de tirar a su jockey, Doug Smith, camino de la salida y hacer sola, ante de ser recogida, un cánter de unos tres cuartos de milla. Entre los espectadores que contemplaron aquel día en Newmarket el díscolo desempeño y posterior victoria de Hypericum para los colores de Jorge VI había una chica de 20 años recién cumplidos que seguramente disfrutó mucho con la carrera. Siete años más tarde, esa misma joven, que se llamaba Elizabeth Alexandra Mary Windsor, era coronada en Westminster y empezaba a reinar con el nombre de Isabel II. Pocos días después, su gran caballo Aureole, ¾ hermano de Hypericum, se colocaba segundo en el Derby.

-El buen registro de Feola como madre palidece, sin embargo, ante la influencia internacional de la línea femenina que engendró. La temperamental Hypericum hizo una de las más relevantes contribuciones a la misma a través de su nieta Highclere (por Queen’s Hussar), ganadora asimismo de las 1.000 Guineas y también del Prix de Diane, y tercera madre del campeón japonés Deep Impact, que en las últimas semanas ha hecho sentir con rotundidad en Occidente la gran calidad como semental que lleva años acreditando en su país. Y lo ha hecho sobre todo a través del castaño encendido Saxon Warrior, que con su robustez y perfil acarnerado se apuntó con muy buen estilo las 2.000 Guineas G1, convirtiéndose así en el segundo ganador clásico europeo engendrado por su padre, después de la hembra Beauty Parlour, que ganó la Poule d’Essai des Pouliches G1 de 2012 para los colores de Wildenstein.

-Poco más tarde de que Saxon W. le diera su noveno triunfo en las 2.000 Guineas a Aidan O’Brien, otros dos tres años hijo de Deep Impact conseguían triunfos notables: en Tokyo, Kaeai Nautique ganaba la NHK Mile G1, y St. Cloud, Study of Man –nieto por otra parte de la mítica Miesque- era un prometedor primero en el Prix Greffulhe G2, presentando candidatura a las clásicas. Deep Impact, hijo del patriarca Sunday Silence, se convirtió en 2005 en el sexto ganador de la Triple Corona japonesa y al año siguiente quedó tercero, muy cerca del ganador Rail Link, en el Prix de l’Arc de Triomphe G1, aunque luego fue distanciado al detectársele Ipratropium, un medicamento que ayuda a la respiración y que se le administró sin respetar los plazos debidos para que desapareciera del organismo antes de correr. Deep Impact ha ganado la estadística nipona de sementales todos los años desde 2012 a 2017. Hace la monta en la Shadai Stallion Station por el precio 221.000 euros, el más alto del mundo entre los sementales con tarifa de monta publicada.

-En 1941, y producto de su cruce con el velocista Sir Cosmo, Feola parió una potranca castaña a la que se impuso el nombre de Knight’s Daughter. Temperamental y con feas rodillas, solo corrió a 2 años –cuatro salidas, tres victorias- pues una lesión en una cuartilla obligó a retirarla. En 1951 fue presentada a la venta de diciembre de Tattersalls y el gran criador estadounidense Bull Hancock, dueño de Claiborne Farm, la compró por solo 1.500 guineas. Una ganga, aunque solo fuera porque Knight’s D. parió al férreo Round Table (Princequillo), ganador de 43 carreras, Caballo del Año USA en 1958 y uno de los mejores purasangres americanos de la historia.

-Pero la producción yanqui de Knight’s Daughter incluyó también a Monarchy, propia hermana de Round Table, buena corredora ella misma y madre de cinco ganadores, entre los cuales está la hembra State (Nijinsky), un animal definido como feo y basto, pero yegua de cría muy influyente en Estados Unidos. Entre su producción, Narrate (Honest Pleasure), ganadora de G3 y buena reproductora también a la que encontramos por dos veces (5 x 5), y llegamos así al final de esta ruta, en el pedigree de otro robusto 3 años contemporáneo: el alazán Justify, que el mismo día en que Saxon Warrior ganaba en Newmarket se apuntaba sobre el muy feo barrizal de Churchill Downs la edición número 144 del Kentucky Derby G1.

-La influencia de Feola, la castaña oscura comprada en 1934 por el expolista Tomkinson, ha llegado pues por diferentes caminos a dos ganadores clásicos de 2018 a los que se considera candidatos a las triples coronas inglesa y estadounidense. En caso de que Justify consiguiera esta última, sería el segundo pupilo de su entrenador, Bob Baffert, en apuntarse este esquivo éxito. El otro fue el muy jaleado American Pharoah en 2015, primer triple coronado desde 1978. Aunque si Saxon W. lograra la inglesa sería el primer autor de tal éxito desde 1970, cuando la ganó el citado Nijinsky. Justify, que costó 500.000 dólares como yearling -y tiene también una conexión oriental, pues es copropiedad del China Racing Club-, debutó solo 76 días antes del Kentucky Derby y es hijo del prematuramente fallecido semental Scat Daddy (murió en 2015 con 11 años) y al que conocemos en Europa por los muy rápidos Caravaggio, Lady Aurelia y Mendehlsson. Baffert, entrenador de Justify, ganaba la gran clásica estadounidense por quinta vez. La primera fue en 1997 con el tordo Silver Charm.

- El primer Kentucky Derby se corrió en 1875 y lo ganó el alazán Aristides. Seis años más tarde se disputó en La Castellana la primera edición del Gran Premio de Madrid, que desde 1919 y hasta hoy se llama Gran Premio Nacional. Sobre la distancia de 2.500 metros y con una dotación de 10.000 pesetas más el 50% de las matrículas, lo ganó la potranca Sirena, de José P. de Aladro, empleando en el recorrido, según informó la prensa de la época, nada menos que 3 minutos y 5 segundos. No parece descabellado pensar que ese nombre de “José P. de Aladro” que figura en las guías de carreras sea un error y que el propietario de aquella yegua fuera el diplomático jerezano Juan Pedro de Aladro, un interesante personaje que intentó hacer valer sus derechos al trono de Albania en función de su ascendencia materna. Sobre la ascendencia de su yegua, las propias guías informan de que era hija de Dalnacardoch, un caballo inglés que ganó el prestigioso St. James Palace Stakes en el meeting de Royal Ascot. Si la información a la que ha accedido es buena, Dalnacardoch fue criado por el importante propietario y criador William Stirling Crawfurd, que aquel mismo año de 1881 ganó las 1.000 Guineas con Thebais.

-El Nacional de este año, que no ha parecido de mucho nivel,  lo ha ganado otra potranca, Cherina Dynamite, producto de Yeguada de Milagro, el establecimiento de Felipe Hinojosa. Este criador es responsable, solo o en asociación, de otros tres ganadores de la tradicional prueba: Queenrose, hembra asimismo que la ganó el pasado año; Alonso, que lo hizo en 2012, y Plantagenet, que triunfó en 2010. En el Nacional ha sucedido lo mismo que en al Valderas: lo ha ganado una maiden hija de Kodiac. El origen de Cherina D. presenta un cruce incestuoso y muy interesante: su padre, el citado Kodiac, del que hablaba hace poco, y su abuelo materno, Invincible Spirit, son ambos hijos de la ganadora clásica Rafha, que por tanto aparece 2 x 3 en el origen de la pupila de León, la cual presenta asimismo una triple presencia de la yegua Border Bounty. Un pedigree muy bien construido en el que, si bien la inmediata presencia de Kodiac e Invincible Spirit invitaba a pensar en que los 2.200 metros le vendrían largos a la potranca, la de Frippet, abuela materna, la habilita en ese sentido porque esta yegua es ¾ hermana de Snurge, ganador del St. Leger en 1990 con la monta de Richard Quinn; curiosamente, Snurge era maiden cuando ganó la clásica. Abuela materna de Snurge, y quinta madre de Cherina Dynamite, es Musical, una ganadora de G3 que es asimismo bisabuela materna de Partipral.

-Felipe Hinojosa se apuntó hace poco un importante éxito en la histórica pista redonda de Chester cuando el 4 años Forest Ranger, criado por él en Irlanda y entrenado por Richard Fahey, ganó con solvencia Huxley Stakes G2. Forest R., un castaño de gran físico, es hijo de Lawman, un ganador del Prix de Jockey Club G1 que a su vez es hijo del citado Invincible Spririt. La madre del caballo es Alava, una propia hermana de Abril (madre de Abrantes y Ategorrieta) de la que vimos aquí al muy prometedor pero al fin decepcionante Ombos.

-Volvamos al pedigree de Saxon Warrior y fijémonos ahora en su madre, la ganadora de G1 Maybe, uno de los muchos buenos productos que ha dado el cruce de Galileo con hijas de Danehill. En su caso la hija de Danehill es Sumora, una medio hermana de la ganadora del Oaks Dancing Rain por Indian Ridge y por la que en diciembre de 2011 se pagaron 2.400.000 guineas estando llena, justamente, de Galileo. El cruce básico Danehill-Indian Ridge que presenta Sumora es el mismo que tiene Luminic, que se postuló para el Beamonte ganando con facilidad el otro día. La yegua, criada por su propietaria, la Cuadra Nearco, es hija del muy buen corredor y no tan buen semental Duke of Marmalade y de Le Muguet, ganadora una vez en Dos Hermanas.

-Un rato después de que ganara Luminic lo hizo Tregua viniendo de atrás con categoría y avisando, igualmente, para nuestro Oaks. La de Aterpe, criada en Francia por Ildefonso León-Sotelo, es producto de un cruce casi idéntico al de la espléndida Treve: las dos son hijas de Motivator y sus respectivas madres son ambas hijas de Anabaa, tienen inbreeding sobre Riverman y presencias de Lyphard y Turn To.


Tregua (Foto: Rafael Lorente)

- Sin preocuparse en absoluto por la poca probabilidad que le daban los apostantes, la alazana Billesdon Brook galopó muy resuelta sobre la Rowley Mile para ganar bien las 1.000 Guineas. Primer triunfo clásico para el semental Champs Elysées, un propio hermano del famoso y recientemente retirado reproductor Dansili que destaca sobre todo como padre de fondistas y saltadores y que aquí nos ha dado dos ganadores modestos, Mr. Luxor y Elysian Star. Al margen de que su dividendo, 66/1, ha sido el más alto de la historia de la cerrera, el triunfo de Billesdon B. ha tenido la particularidad de constituir la primera victoria en una clásica inglesa de un jockey de raza negra, en este caso Sean Levey. Hijo de irlandés y swazilandesa, Levey fue aprendiz en la cuadra de Aidan O’Brien –en cuya casa, por cierto, trabaja la madre del jinete- y ahora monta para Richard Hannon, preparador de la ganadora de las Guineas.

-Los jinetes negros son ahora una excepción en los grandes países del turf. Pero como cuenta espléndidamente el historiador Edward Hotaling en su libro The great black jockeys, estos jinetes, muchos de ellos esclavos,  fueron los primeros héroes populares del deporte en Estados Unidos y lo grandes protagonistas del turf en ese país desde sus inicios en el siglo XVII hasta poco antes de la I Guerra Mundial, cuando el racismo y otros factores socioeconómicos los expulsaron de las filas de preparadores y jockeys (aunque los mantuvo en las cuadras como mozos, por supuesto). Jinetes negros famosos fueron Oliver Lewis, que condujo a Aristides a la victoria en el primer Kentucky Derby; el gran Isaac Murphy, primer jockey en ganar tres derbies de Kentucky en ser incluido en el Salón de la Fama del turf estadounidense, y Jimmy Winkfield, último jinete negro en ganar la gran carrera, lo que consiguió en 1901 y 1902. Winkfield vino después a montar a Europa, y lo hizo con éxito en Alemania, Polonia, Rusia y Francia, donde también ejerció como preparador. Jimmy Winkfield era amigo desde la juventud de Lucien Lyne, el jockey de Alfonso XIII (si empezamos con un polista que trabajaba para un rey, acabamos con un rey que jugaba al polo) y estuvo en España en 1922 para montar en el Gran Premio del Medio Millón. Los dos amigos lo hicieron bien: Lyne ganó con Ruban, propiedad del rey, y Winkfield estuvo tercero montando a Le Prodige, de Thibault-Cahn.

jueves, 26 de abril de 2018

DANEHILL Y LAS POULES, LAS HIJAS DE ANABAA, CARADAK Y LOS PATRONES


-El sensacional progenitor Danehill procreó 347 ganadores de stakes, en su día la cifra más alta alcanzada por un semental en la historia de las carreras. Entre todos esos ejemplares no figura, en cualquier caso, su hijo Kodiac, un velocista útil que corrió de 2003 a 2006, ganó cuatro carreras de 20 salidas, se colocó varias veces de grupo y hoy es, por decirlo llanamente, uno de los reyes  de la cría comercial europea, es decir, de la producción masiva de velocistas precoces, esa práctica medio perversa. Es posible que con su nada más que aceptable CV, Kodiac no hubiera encontrado sitio en la yeguada en un mercado de primer rango turfístico, pero quiso el destino que durante su último año en las pistas, su medio hermano Invincible Spirit (ambos son hijos de Rafha, ganadora del Prix de Diane G1 en 1990 entrenada por Henry Cecil), padreara 35 ganadores de 2 años. Eso llevó a Kodiac al irlandés Tally Ho Stud, donde cubrió sus primeras yeguas al precio de 5.000 euros. Docenas de ganadores después, aunque ninguno con aspiraciones clásicas, su cubrición cuesta 50.000.

-Kodiac engendró el año pasado la cifra record de 62 ganadores de 2 años, batiendo la marca de 51 que Sunday Silence había establecido en 2004. Entre todos esos ejemplares no figuraba, en cualquier caso, su bonita hija Kodiak West, que salió de maiden en el Valderas, nuestro equivalente a las 1.000 Guineas. La yegua le dio así segundo triunfo consecutivo en la carrera a la estirpe de Danehill, pues de este coloso de la cría desciende también por línea de padres Honeymoon Trip, ganadora de la accidentada edición de 2017. De Kodiac ya habíamos visto en nuestros hipódromos al útil Makalali, ganador del Memorial Javier Piñar Hafner en 2008, y a Miss Moneypenny, segunda del Valderas de 2016. Apuntemos también que el 3 años inglés James Garfield (Exceed and Excel), que como Kodiac combina en su pedigree las sangres de Danehill y de la línea femenina de la que proviene Rafha, ha ganado hace poco el Grenham Stakes G3, una de las preparatorias para las 2.000 Guineas británicas.

-Kodiak West, a la que José María Maldonado compró por 60.000 guineas en una subasta de yearlings de Tattersalls, está entrenada por Mauri Delcher, que nunca había ganado la clásica en su notable carrera como entrenador y llenó con esta victoria un hueco en el palmarés familiar pues si lo habían hecho su hermano Christian (en 2006 con Nurenieva y en 2013 con Filly Medi) y su padre, Mauricio (en 1996 con Sua).  Aparte de ser hija de uno de los sementales de moda en Europa, el origen de Kodiak W. es interesante porque tiene nada menos que tres líneas (4 x 4 x 5), sobre el buen corredor y excelente semental Sharpen Up, del que hablábamos en una entrega reciente. Como se comentó entonces, El Puntal, que ganó bien sobre dos curvas hace pocas semanas, tiene asimismo en su origen dos líneas de ese caballo.

Kodiak West (Foto: Rafael Lorente)

- También es nieto de Danehill por línea masculina Another Day of Sun, que se apuntó con solvencia el Cimera. No había coincidencia entre la línea masculina inmediata de los ganadores del Valderas y el Cimera de un mismo año  desde 1985, cuando los vencedores respectivos fueron Caruchita y Pepes, ambos hijos de Habitancum. La prueba entonces estaba reservada a nacionales.

-Another Day of Sun completó con su victoria un trío inédito con Opcional y Torre Arias. Su jinete, Borja Fayos, ya había ganado el Cimera  en 2008 con Yepes (asimismo nieto de Danehill), mientras que para el entrenador Óscar Anaya esta era su primer triunfo en la clásica. El anterior preparador argentino que la ganó fue Enrique Bedouret en 1992; lo hizo con Istmo Blanco, propiedad de Alborada y montado por John Reid. Fayos y Anaya ya habían ganado una clásica juntos, el Valderas de 2014, con Vallila como colaboradora equina. Ya hablamos del pedigree de Another Day of Sun, que no parece un corredor particularmente bueno, aunque su temporada hasta ahora es irreprochable. Este compacto alazán está criado en Irlanda, como Kodiak West,  y su origen a cinco generaciones tiene duplicaciones de Danzig, Mr. Prospector y Buckpasser. 

Another Day of Sun (Foto: P. Chapa)
-La tribu de Danehill ha sido noticia también estos días por el anuncio de la retirada de la actividad reproductora de su hijo Dansili, de 22 años, uno de los mejores sementales de Europa en este siglo. Criado por Juddmonte (Khalid Abdullah), ganador de G2 y varias veces colocado de G1, ha dado veinte ganadores de un total de 35 carreras de G1, entre ellos caballos tan buenos como Harbinger, Flintshire, The Fugue y Rail Link. En España alguno de sus productos se ha mostrado prometedor –Dansico, recordemos- pero no más. Su hijo Zoffany, ganador de G1 a 2 años y útil semental en Coolmore, es el padre del primer producto de Friné, yearling ahora.

-Danzig es, como se sabe, uno de los bastiones de la ubicua y fundamental tribu Northern Dancer y si Danehill es su más grande continuador, no le va muy a la zaga Green Desert. Ambos fueron muy buenos, aunque no estelares, velocistas en las Islas Británicas y en la yeguada se han convertido en jefes de raza. Green Desert es el abuelo paterno de nuestro vigente campeón de sementales, Caradak, estabulado en Milagro desde su llegada a nuestro país en 2008 y cuya progenie ha conseguido nada menos que siete victorias en las tres últimas jornadas de carreras celebradas en España. Es interesante comentar que todos estos ganadores tiene al menos una duplicación en la cinco primeras generaciones de su pedigree, y más aún que aparecen patrones en ellas: Sabateret, Abrantes y Doctor Óscar tienen inbreeding sobre el americano Sir Gaylord, muy bueno él mismo y medio hermano del gran Secretariat; y Faramond, Carolini y Don Sancho, sobre el inglés High Top, ganador de las 2.000 Guineas y gran semental; y Amoet pone la nota original con repeticiones de Nijinsky y Darshaan. Caradak, como Danehill,  es un castaño genéticamente puro: es decir, que no engendra alazanes.

- Abrantes, de nuevo, brilló en el sprint. Criado por Rafael Usoz, es otro ganador más de la excelente Abril, madre también de Andalucía, Mayo, Arnulfo y Ategorrieta, todos sus productos en pista. Abril ganó el Kutxa en 2008 montada por Óscar Ortiz de Urbina y encabezando una gemela de futuras notables yeguas de vientre, porque segunda fue Light Impact, madre de Tuvalu.

-Posibles razones por las que Abril está siendo un éxito en la yeguada: una, su padre, Anabaa (hijo de Danzig, por cierto) es muy buen abuelo materno, y ejemplares como Treve –nada menos-, Capri, Dalkala y Style Vendome son prueba de ello; dos, la yegua está inscrita en una línea femenina muy prolífica en la que figuran dos alazanes importantes en la historia de nuestras carreras, Reltaj, el versátil campeón de Villapadierna, y Bannaby, el gran fondista entrenado por Mauri Delcher; y tres, el hecho de que la yegua tiene un inbreeding 4 x 4 sobre Gay Missile, estadounidense ganadora de G1 en la pista y muy influyente reproductora. La yegua dio al buen corredor francés Gay Mecene y a Lassie Dear, ancestro por línea femenina de una impresionante pléyade de campeones en la pista y la yeguada en Estados Unidos, Europa y Sudáfrica: AP Indy, Summer Squall, Lemon Drop Kid, Wolfhound, Al Mufti, Ruler of The World y Duke of Marmalade.

-Gay Missile era hija de Sir Gaylord, del que ya hemos hablado, y seguramente el detalle es significativo porque este castaño oscuro, que se lesionó sin remedio para la competición cuando era favorito para el Kentucky Derby de 1962, aparece dos veces en el pedigree de Caradak y ya hemos visto que el caballo es sensible a su presencia en el origen de sus parejas.  He leído que este año Abril será cubierta por el citado Ruler of The World (Galileo), ganador del Derby en 2013 y semental en Coolmore. El cruce es vistoso, pero sobre todo interesante y prometedor por cuanto que refuerza la presencia de Gay Missile.

- Anabaa, gran sprinter enternado por Criquette Head, es famoso por ser el padre de la excepcional millera Goldikova, a la que el hermano de Criquette, Freddy, entrenó para ganar catorce carreras de G1. Aquí es el padre de Abril, y también de Yes My Love, que en 2005 ganó un par de carreras para Javier Gispert en Mont de Marsan y que ahora nos ha dado a Karlsburg, que se impuso de manera brillante en el Alburquerque.  El castaño oscuro está entrenado por Carlos Fernández, cuyo padre, José Carlos, tuvo uno de sus mayores éxitos como jinete con cuando ganó con Finissimo, propiedad del Duque de Alburquerque, el Villapadierna de 1985.

Karlsburg se va a ganar el Alburquerque (Foto: P. Chapa)
- El padre de Karlsburg es Sageburg, que desciende por línea masculina de Storm Cat, del que hablábamos el otro día, y obtuvo su mejor victoria en el Prix d’Ispahan G1 defendiendo los colores del Aga Khan. Empezó como reproductor en Francia, pero desde hace tres años está en Irlanda como semental para caballos de obstáculos, especialidad en la que produce bien. También ha dado algunos buenos en liso, como Spain Burg, de la que ya hablamos con ocasión de un anterior triunfo del pupilo de Fernández; criada por Pedro Pérez, esta yegua ganó para Roberto Cocheteux el Rockfel Stakes G2 en Newmarket.  Su madre, como la de Karlsburg, tiene sangre de Anabaa. Con Karlsburg, la Cuadra Habit ganaba el Alburquerque por tercera vez. Las dos anteriores fueron en 2013 y 2014 por mediación de Celtic Rock, hijo de Rock of Gibraltar, este ganador de siete carreras de G1 consecutivas e hijo de Danehill.

sábado, 7 de abril de 2018

LA DINASTÍA DE STORM CAT, FERNÁNDEZ Y LUKAS, SOUMILLON Y OTROS ASUNTOS BELGAS


- El musculoso Storm Cat (Storm BirdTerlingua, por Secretariat) fue el gran semental estadounidense del cambio de siglo.  Ganó la estadística general en 1999 y 2000, la de potros de 2 años en siete ocasiones -batiendo el record de seis que había establecido el gran Bold Ruler en los 60– y la de abuelos maternos en tres (2012 a 2014) por ahora. Produjo 177 ganadores de stakes y ganadores de G1 a ambos lados del Atlántico entre los que quizá el durísimo Giant’s Causeway y el temperamental Tabasco Cat fueron los mejores. Storm C. tenía algo de  carácter y lo transmitía en ocasiones, pero la precocidad, calidad, competitividad y vistosidad física de su producción lo convirtieron asimismo en una máquina comercial: nada menos que 91 de sus yearlings alcanzaron en subasta precios superiores a un millón de dólares.

- En 2001 se convirtió en el semental más caro del mundo al estipularse su canon de cubrición en 400.000 dólares, y al año siguiente aun subió a 500.000; en 1987, su primer año de monta, sus servicios habían costado 30.000 dólares, y en 1991 se habían rebajado a 20.000. Storm Cat  sirvió durante toda su vida reproductora en Overbrook Farm, la yeguada de su propietario y criador, William T. Young; el caballo tenía las rodillas defectuosas, según la autora estadounidense Avalyn Hunter le gustaban especialmente las pastillas de menta –parece que a Tabasco Cat también- y en los últimos días su nombre ha estado muy presente en la genealogía de los ganadores.

- Así, en la del pequeño y distinguido Cuppacoffee, que se anotó de punta a punta el Habitancum. El pupilo de Augelli es hijo de Intense Focus, que ganó el para el gran entrenador Jim Bolger una mediocre edición del prestigioso Dewhurst Stakes G1 en Newmarket y después ha tenido un desempeño anodino como semental. Intense F. es hijo del gran Giant’s Causeway, el alazán indestructible al que el año 2000 Aidan O’Brien hizo correr en nueve carreras de G1 seguidas, de las que el caballo ganó cinco y fue segundo en las restantes, una de ellas la Breeders’ Cup Classic, en la que sucumbió por poco tras un singular duelo con Tiznow. Despues. Giant’s Causeway ha sido tres veces campeón de sementales en Estados Unidos. (El caballo ha tenido mucha influencia también en Europa, donde su mejor producto ha sido Shamardal, doble ganador clásico en Francia en 2005 y buen semental; su hijo Lightning Moon, ganador de G3 para Godolphin, ejerce desde 2017 como reproductor en Torreduero).

- Aidan O’Brien entrena ahora al atlético Mendelssohn, que el año pasado ganó su carrera en la Breeders’ y que el otro día se paseó en Meydan postulándose para el Kentucky Derby. El castaño es hijo de Scat Daddy, un precoz y buen corredor en Estados Unidos que ha demostrado ser un semental espléndido pero que lamentablemente murió en 2015, con solo 11 años. Scat Daddy desciende por línea masculina de Storm Cat a través de, sucesivamente, Hennessy y Johannesburg, excelentes 2 años asimismo. Si Mendelssohn gana la gran clásica de Churchill Downs se convertirá en el primer descendiente por línea masculina de Storm Cat en lograrlo; y en el segundo caballo entrenado en Irlanda en ganar una clásica yanqui. El primero fue Go and Go, un hijo de Be My Guest al que Dermot Weld envió a Nueva York en 1990 para ganar el Belmont Stakes. Mendelssohn es medio hermano de la campeona estadounidense Beholder, cuyo padre, el modesto semental Henny Hughes, desciende asimismo de Hennessy; el cruce funcionando dos veces.

- Cambiándose de línea pero con mucha clase vino Pantheur a ganar en su carrera de debut. Victoria prometedora y muy emotiva del potro criado en Francia por el Haras de Grandcamp porque la prueba servía para recordar al buen jinete y preparador José Carlos Fernández, fallecido en 2014, y Pantheur está entrenado por su hijo Carlos y pertenece a la Cuadra Habit, tan vinculada a la trayectoria del profesional desparecido. Pantheur es hijo de Planteur, el que fuera buen corredor de Wildenstein -y del que aquí hemos visto a Planteur Davier, otro animal prometedor-  pero se ajusta a nuestro guion porque su origen presenta una cerrada duplicación 4 x 3 sobre Storm Cat.

Pantheur (Foto: Rafael Lorente).
- Si el potro de Habit se vinculó el domingo a una emotiva historia protagonizada por padre e hijo, el gran caballo de Overbrook lo hizo asimismo, con tonos quizá más trágicos. En diciembre de 1993, su vástago Tabasco Cat, que entonces tenía 2 años, se escapó en la cuadra de su preparador, D. Wayne Lukas, en Santa Anita. El hijo y primer asistente de este, Jeff, trató de detener al desbocado animal, pero este lo arrolló y su cabeza golpeó duramente el suelo. La lesión mantuvo en coma a Jeff Lukas durante semanas, aunque a la postre  se curó. Su padre, el mítico D. Wayne, decidió concentrarse en el caballo que casi mata a su hijo. Lo atendió personalmente durante semanas y Tabasco Cat le correspondió ganando el Preakness Stakes G1 y el Belmont Stakes G1, las dos últimas patas de la Triple Corona USA. Jeff, que nunca se recuperó del todo y no pudo seguir trabajando con caballos, murió en 2016. Su padre sigue al pie del cañón, persiguiendo esta temporada el sueño clásico con un potro llamado Bravazo.

- También opta a las clásicas estadounidenses Audible, entrenado por Todd Pletcher, ex asistente de Lukas y uno de los preparadores de más éxito en Estados Unidos desde hace décadas. Su potro, que ganó bien el otro día el Florida Derby G1, es hijo de Into Mischief, uno de los mejores sementales jóvenes del país americano y descendiente asimismo de Storm Cat por línea de padres.  Al hijo de Terlingua lo encontramos también en los orígenes de Jungle Cat y Hawkbill, dos de los ganadores de Godolphin en la lujosa jornada celebrada en Meydan el sábado último; en ambos casos, a través de sus respectivas madres. Volviendo a la línea masculina, tenemos a Stormy Antarctic, nieto paterno de Storm Cat, que ganó en Francia el Edmond Blanc G3 bajo la singular conducción de Cristophe Soumillon, que lo sacó totalmente por fuera y logró aguantar.

 - El gran y expresivo jinete venía de hacerlo muy bien en Dubai, donde había llevado a la victoria a Thunder Snow en la Dubai World Cup G1 y al gran fondista Vazirabad, que ganó la Dubai Gold Cup G2 por tercera vez. Thunder Snow es hijo del buen millero australiano Helmet, padre de nuestra conocida Satine Rouge, e hijo a su vez de Exceed and Excel, del que aquí tuvimos al muy bien Cielo Canarias. El tordo Vazirabad, criado por y propiedad del Aga Khan, es el mejor hijo del campeón alemán Manduro. Su madre, Visorama, es medio hermana de Visindar, que hizo la monta en España hace unos años sin mayor éxito. Duendecillo ha sido su mejor producto.

- Soumillon es seguramente lo mejor que ha dado Bélgica al turf mundial desde que empezó la historia de las carreras. También hay que citar a este respecto a Prince Rose: criado por Lord Durham en Inglaterra en 1928 y adquirido como yearling por el propietario belga H. Cpppez, ganó todas las grandes pruebas del país y el Prix du President de la Republique en Saint Cloud. Fue asimismo tercero del Prix de l’Arc de Triomphe y un buen semental que dio tres grandes reproductores: Prince Chevalier, Prince Bio y Princequillo. Este aparece en el pedigree de Storm Cat como abuelo materno del gran Secretariat. Y si hablamos de Bélgica y de carreras hay que hacerlo, cómo no, de Adolphe de Neuter, que entrenó los caballos de Alfonso XIII desde 1916 hasta 1930 y que en los siete tomos de sus Memoires d'un entraineur escribió una sui generis enciclopedia del turf. En ella cuenta que la propia cuadra real ganó algunas carreras en los hipódromos belgas y que la primera de esas victorias la consiguió fácilmente Bolívar en un hándicap. De Neuter señala, y probablemente así sea, que fue la primera victoria en el extranjero de un caballo nacido y criado en España.

- Bolívar, hijo de Antivari y criado por el monarca en Lore Toki, ganó la Prueba de Productos Nacionales de 1924 montado por el jinete titular de la cuadra, el estadounidense Lucien Lyne. Heredero directo de esa carrera es el Premio Cimera, cuya edición de este año se disputa en unos días y para el que no se han visto grandes candidatos, aunque Another Day of Sun, ganador del Opcional y del Torre Arias, se merece desde luego una mención. El compacto alazán de Anaya es hijo de Camacho (Danehill), un ya veterano y muy prolífico productor de ganadores de 2 años y sprinters cuya progenie nunca ha tenido aspiraciones clásicas al máximo nivel. En la línea femenina inmediata si hay, en cambio, ganadores de grupo y colocados de G1, entre los que destaca la yegua Wannabe Grand (también por Danehill), ganadora del Cheveley Park Stakes G1 a 2 años y colocada clásica en las 1000 Guineas. El abuelo materno de Another Day of Sun es Timber Country, ganador del Preakness Stakes G1 en 1995 defendiendo los colores blanquiverdes de William T. Young, el criador y propietario de Storm Cat.

- Storm Cat no pudo correr en las clásicas. Cuando era yearling, William T. Young lo inscribió en las ventas de julio de Keeneland, pero el potro fue rechazado al dar positivo por metritis viral, aunque su criador alegaba que nunca tuvo la enfermedad. La casa de ventas quería contar con el potro para las ventas de septiembre, pero Young decidió quedárselo (una decisión de la que sin duda no se arrepintió). El potro corrió seis veces a 2 años, con tres victorias (una de ellas de G1) y otras tantas colocaciones, la mejor en la Breeders’ Cup Juvenile G1, en la que fue segundo por corta cabeza. Lo operaron de las rodillas en invierno y después se lesionó de un tendón, con lo que no reapareció hasta octubre, cuando ganó una carrera y se colocó en otra. Se le mantuvo en entrenamiento a 4 años, pero ya no volvió a correr. Su sobresaliente carrera como semental terminó en 2008, cuando fue retirado por baja fertilidad. Vivió su retiro en la propia Overbrook Farm, donde murió el 24 de abril de 2013. Pronto hará cinco años, pero parece que su dinastía mantendrá el vigor durante muchos más.

sábado, 24 de marzo de 2018

LOS ALARAZ Y LORD ROSEBERY, LA INFLUENCIA DE SHARPEN UP, PETITE ETOILE Y OTRAS ESTRELLAS


-Alaraz pareció algo aburrido de la existencia en sus dos carreras sevillanas, pero el verde soleado y adherente de La Zarzuela lo activó del todo el otro día y el nacional de Claret se dio un paseo notable. Criado por Feldstein (Íñigo Méndez de Vigo) y nacido en la yeguada de uno de sus copropietarios, Manuel Delgado, Alaraz es producto de la segunda potrada de Le Havre, actualmente uno de los sementales  más cotizados de Francia, donde hace la monta -concretamente en el Haras de La Cauvinière-, al precio de 60.000 euros; cuando en 2011 cubrió a Tadea (Bering), madre de Alaraz, ese precio era de solo de 5.000. Entretanto, Le Havre ha dado una pléyade de buenos caballos – uno de ellos Diego Valor, de Odisea, doble ganador del Blasco- encabezada por las ganadoras clásicas Avenir Certain y La Cressonnière, copropiedad de Gérard Augustin- Normand y Antonio Caro. En 2017, su triunfo más notable se lo dio el veterano Suedois, entrenado en Reino Unido y ganador al otro lado del Atlántico de la Shadwell Turf Mile G1. La madre de Alaraz, Tadea, tiene en su origen una inusual duplicación sobre el gran Sea Bird, uno de los mejores corredores de la historia del turf pero no muy habitual en los pedigrees, que aparece 3 x 4. 

- El pupilo de Arizkorreta es el segundo Alaraz al que vemos correr aquí (o al que hemos visto los ya mayores, valga la precisión). El primero fue criado por el propio Manuel Delgado en su finca cercana a Ciudad Rodrigo, nació en 1981 y era un robusto y careto alazán hijo de Chacal y Lalora (Prince de Galles). Como su tocayo, dio un buen valor, aunque quizá algo inferior al del caballo de Claret, y fue muy duradero; de hecho, defendiendo los colores amarillos con franja morada de la Cuadra Roncal y entrenado por Juan Vicente Chavarrías, el caballo corrió, de los 2 a los 8 años, un total de 77 veces, con 10 victorias y 27 colocaciones. Entre las primeras, una buena prueba internacional de la Fegentri, montado por Mauri Delcher, y el Francisco Cadenas.   

- Hay una coincidencia recóndita pero bonita entre los pedigrees de ambos alaraces, y es que si avanzamos por las respectivas  líneas femeninas de Chacal y de Tadea, llegamos en ambos casos a Valve, una no corredora nacida en Reino Unido en 1900 y criada por Lord Rosebery. De Archibald Primrose, quinto Conde de Rosebery, se cuenta la anécdota, seguramente apócrifa, de que siendo joven expresó una triple ambición: casarse con una heredera rica, ser primer ministro y ganar el Derby. Sea la historia verdadera o no, el caso es que consiguió todo ello: se casó con Hannah Rothschild (para la cual el calificativo de rica es seguramente poco preciso), fue primer ministro de un gobierno del Partido Liberal en los años 1894 y 1895, y ganó el Derby, no una, sino tres veces: las dos primeras, con Ladas y Sir Visto, justamente en los años en que presidía el gabinete; la tercera, con Cicero, en 1905. Este último era hijo de la yegua Gas, como Valve; y Gas era a su vez medio hermana de Ladas.

- En el muy prometedor Olmedo (Declaration of War), segundo en el Prix Jean-Luc Lagardère G1, puede reverdecer los recientes laureles clásicos que las citadas Avenir C. y La Cressonnière y el gran Almanzor  lograron para Caro y Normand, pero entretanto el propietario español vio cómo su 3 años Pradaro salía de perdedor frente a los velocistas más lustrosos de la cabaña local. El potro es miembro de la primera potrada del no muy conocido velocista Penny’s Picnic, ganador de G2 y G3 y perteneciente a la muy notable familia masculina  de sprinters originada por el semental Green Desert. El punto notable del origen de Pradaro es, en cualquier caso, el inbreeding o duplicación del gran Nureyev, que aparece 5 x 3 a través de una hija (la mítica Miesque, por cierto) y un hijo. La línea femenina se remonta a la yegua Valse de Vienne (Vieux Manoir), propia hermana del importante Val de Loir, ganador del Prix de Jockey Club G1 (derby francés) y tres veces campeón de sementales en Francia.


Pradaro gana el Chamartín (Foto: P. Chapa)

-Uno de los bastiones de la estirpe de sementales originada por Green Desert es su hijo Invincible Spirit, nacido en 1997, ganador de G1 sobre las distancias más breves pero sobre todo excelente semental, uno de los más cotizados de las Islas Británicas: hace la monta en el Irish National Stud, ha producido 15 ganadores de G1 (entre ellos el espléndido Kingman) y su cubrición cuesta 120.000 euros. El domingo, su hija Shaya se rehízo tras ser sobrepasada y ganó el Atlántida, postulándose para el Valderas. Comprada en 27.000 guineas el pasado otoño en Tattersalls por Manuel Álvarez, su actual preparador, la castaña de Cocheteux fue criada por Shadwell, la operación de cría de Hamdan Al Maktoum, y tiene el origen lujoso que corresponde a una ganadería de primer nivel como esa. Su madre, Nidhaal (Observatory), ganó dos carreras y ha dado seis ganadores de ocho productos, uno de ellos, además, colocado de grupo. La yegua es bisnieta por línea femenina de Irish Bird, una hija de Sea Bird –del que hablábamos antes- que dio tres ganadores clásicos.

-Es muy adecuado que la preparatoria del Valderas lleve el nombre de la excelente Atlántida, la poco agraciada torda del Conde de la Cimera a la que hay que considerar sin duda una de las mejores, si no la mejor, corredoras del turf español; sin embargo, el hecho encierra una cierta paradoja: Atlántida ganó el Gran Premio de Madrid en 1931 y 1932, después de haber sido segunda en la edición de 1930, y el caballo que evitó que ahora la celebremos como triple ganadora de la prueba fue el temperamental Játiva, potro propiedad, precisamente, del Marqués de Valderas.  

- La interesante genealogía de Shaya contiene una duplicación 4 x 5 sobre el patriarca Northern Dancer a través de un hijo y una hija; y otra, 3 x4 sobre el muy buen millero y semental Kris, que, entrenado por Sir Henry Cecil, ganó 14 carreras y se colocó en dos de 16 salidas a la pista para su propietario y criador, Lord Howard de Walden. Kris era hijo del gran semental Sharpen Up, padre a su vez de más de ochenta ganadores de stakes y de varios campeones, entre ellos el citado Kris, su propio hermano Diesis, y Trempolino, ganador del Arco de 1987 en notable remate tras una gran monta de Pat Eddery y que murió hace unos días en el Haras de Mezeray nada menos que a los 34 años.

-Diesis es, a través de su hijo Elmaamul, al abuelo paterno de Muhthatir, del que vimos ganar bien a otra potranca que podría ser clásica, la atlética alazana Algaida, criada en Francia por el Haras de Sainte Gauburge y adquirida en Arqana por la agencia Outsider por 18.000 euros para importarla a España. De Muhtathir hemos visto en nuestras pistas unos cuantos productos, todos más bien malos. Entre lo mejor del total de su progenie está Doctor Dino que, aparte de ganar muy buenas carreras por todo el globo para el propietario español Javier Salmeán, sí ha dado aquí algunos productos apreciables, notoriamente Musique Sacrée, Virimoon y Arrigunaga.


Algaida (Foto: Rafael Lorente)

- Otra 3 años nacida en Francia que se ha postulado para nuestras clásicas es Bosquimana, que se llevó el tradicional Quinta de la Enjarada con cierto estilo. La pupila de Mariano Hernández es producto de la primera potrada de Style Vendome (Anabaa), ganador de Poule d’Essai des Poulains G1 en 2013, y procede de la más importante de las líneas fundacionales de la yeguada del Aga Khan, la de la mítica torda Mumtaz Mahal. Nacida en 1921 y criada en el histórico Sledmere Stud, la yegua fue comprada como yearling en las ventas de Tattersalls en Doncaster por 9.100 guineas, precio máximo de la venta; se la adjudicó el famoso entrenador George Lambton en nombre del Aga Khan. Después de mostrar una maravillosa capacidad para el sprint en su vida de corredora, Mumtaz M. se convirtió en una de las más importantes reproductoras de la historia del caballo de carreras.  

- Una de las ramas de su líneas produjo en 1956 a Petite Etoile (Petition), torda también y maravillosa corredora que, montada casi siempre por Lester Piggott, ganó las 1.000 Guineas, Oaks, Yorkshire Oaks, Sussex Stakes, Champion Stakes y Coronation Cup (dos veces), todas carreras de G1. Su actividad como yegua de vientre fue frustrante: a lo largo de un periodo de casi quince años solo tuvo tres hijos, de los que salió un ganador, el macho Afaridaan (Charlottesville), y una única hembra Zahra (Habitat), que sin embargo se bastó para instalar firmemente en la raza PSI la sangre de su muy ilustre madre. El producto más acabado de su descendencia es la gran Zarkava, ganadora del Prix de l’Arc de Triomphe G1 e imbatida en sus siete carreras. A la familia de Petite Etoile-Zahra pertenece también un ilustre conocido nuestro, Sir Andrew.   

- Petite Etoile, que al parecer tenía un carácter más bien desagradable y a la que Piggott calificó como la mejor yegua que jamás había montado, no pudo ganar (según algunos por culpa del gran jinete, que atacó muy tarde y por mal sitio) el importante King George VI & Queen Elizabeth Stakes G1, en el que fue batida por medio cuerpo por Agressor. A lo largo de su trayectoria como jinete, Piggott habría de ganar esta importante prueba cinco veces, tres de ellas montado a yeguas. Una de ellas fue la excepcional Dahlia, que ganó para el magnate texano Nelson Bunker Hunt y que era hija de Vaguely Noble y Charming Alibi, por Honey’s Alibi. A Charming Alibi la encontramos en la línea femenina de Sybil, una de las ganadoras en Madrid esta temporada e hija Rock of Gibraltar, al que conocemos sobre todo por Celtic Rock. La potranca tiene un bonito origen en el que destaca una repetición de la  importante yegua de cría River Lady, madre del gran semental Riverman.

- Con Riverman  en su pedigree - y tan digna de figurar en la galería de grandes yeguas del turf mundial como las citadas Miesque, Petite Etoile, Zarkava y Dahlia-, está la pequeña gran australiana Winx (Street Cry), que acaba de obtener en el George Ryder Stakes G1  su vigesimocuarta victoria consecutiva y ha batido, con diecisiete, el récord de carreras de G1 ganadas. Las dieciséis que constituían hasta ahora la mejor marca fueron obra del castrado estadounidense John Henry (Ole Bob Rowers), que corrió de los 2 a los 9 años; otro ejemplar duradero con el que volvemos, como hicimos con el primer Alaraz, a los años ochenta.