viernes, 6 de noviembre de 2020

TARANTELA Y EL MEMORIAL, LA OLA PIVOTAL, THE REVENANT Y UNA YEGUA DE ROSALES

 -La pequeña y bella Tarantela se hizo grande en el Memorial Duque de Toledo, en el que destiló clase y las dos curiosas marcas blancas de su cara puntuaron una victoria brillante. La pupila de Guillermo Arizkorreta le dio su primer gran premio a la chaquetilla tricolor de Antonio García Ferrer y se convirtió en la quinta yegua que gana la importante prueba otoñal desde  la reapertura de La Zarzuela. Las anteriores fueron Jade (ganadora en 2006, por Combsway), Blue Ridge View (2008, por Lomitas), You Or No One (2009, por Falbrav)  y Casaca (2012, por Medicean). Carrera muy femenina esta, lo que históricamente resulta paradójico, si vale expresarlo así,  por cuanto la cuadra de carreras del Duque de Toledo (nom de course del rey Alfonso XIII) no dispuso nunca de una yegua de categoría.

-La prueba se disputa con su actual denominación desde 1941, pero tiene un antecedente claro en el Gran Premio de Otoño, que se corrió por primera vez en La Castellana 1930. Lo ganó Atlántida, la gran y desgarbada torda del Conde la Cimera, que repitió victoria el año siguiente. En 1932 ganó otra yegua, La Cachucha, del Marqués de San Damián, y en 1940, cuando la carrera se disputo en San Sebastián, fue primera L’Astrée, de Charles Forest, montada por Álvaro Díez. En 1941, ya en el recién inaugurado La Zarzuela y con el nombre que recuerda al rey Alfonso –que había fallecido en Roma en febrero de ese año- la francesa L’Astrée se impone de nuevo, este vez defendiendo los colores de Louis Barnier y montada por Vicente Chavarrías. Desde entonces y  hasta el cierre del recinto en 1996 se produjeron en la carrera once triunfos de yeguas, entre los que cabe destacar el de Abe de Fuego en 1957, pues supuso la primera victoria  en nuestras pistas de Claudio Carudel, y el de Folie en 1961, con lo que la elegante alazana de Beamonte, montada asimismo por el jinete francés, rubricó su estatus como una de las mejores yeguas de la historia de nuestras carreras.

Tarantela pasa al frente en el Memorial (Foto: Rafael Lorente).

-Tarantela fue criada en Francia por Claudio y Luca Marzocco y es hija de Testina -a su vez por Lawman, ganador del Prix de Jockey Club G1- y con dos victorias en su CV. Adquirida en las ventas de yearlings de Arqana por su entrenador, Guillermo Arizkorreta, al precio de 40.000 euros, la refinada potranca de AGF tiene como progenitor a Camelot, triple ganador clásico, hijo del gran Montjeu y que en el momento de escribir estas líneas ocupa el puesto duodécimo de la estadística europea de sementales con 209 productos, 73 ganadores de 95 carreras y unas ganancias de 1,80 millones de libras. 

-El caballo hace la monta en la sede irlandesa del emporio Coolmore, donde este año han cobrado 40.000 euros por su cubrición. Sus mejores productos de la presente temporada han sido Even So, ganadora del Irish Oaks G1; Russian Camelot, doble laureado de G1 en Australia, y Sir Dragonet, que en agosto, tras ser vendido, pasó del patio de Aidan O’Brien en Tipperary (Irlanda) al de Ciaron Maher en Caulfield (Australia) y hace poco ha ganado el Cox Plate G1, la prueba a pesos por edad más importante del país oceánico. Sir Dragonet  es producto, como Tarantela, del cruce de Camelot con una yegua descendiente de Green Desert. La combinación también ha dado a otros dos ganadores de G1, el citado Russian Camelot y Athena, así que parece bastante afín.

-Doble ganador de G1 este año en Australia es también el 6 años Addeybb, entrenado en Newmarket por William Haggas y que en su país de residencia se apuntó brillantemente el Champion Stakes G1, disputado en Ascot hace unas semanas. Addeybb desciende por línea femenina de la gran corredora y yegua de cría estadounidense Levee y  es hijo de Pivotal, uno de los colosos de la cría europea. La propia jornada del British Champions Day, que cerró Addeybb con la victoria reseñada, fue escenario del triunfo de otro de sus hijos, Glen Shiel, en el Champions Sprint G1. Glen Shiel, también de 6 años, desciende de otra gran yegua de carreras y de vientre, en su caso la alemana Grimpola.

-Nacido en 1993 e hijo de Polar Falcon, un buen velocista hijo a su vez del gran Nureyev, Pivotal fue criado por  y defendió los colores rojos, blancos y azules del famoso Cheveley Park Stud, propiedad del empresario británico David Thompson y su esposa Patricia, recientemente nombrados Commanders of the British Empire (CBE) en la lista de honores de este año de la reina Isabel II en reconocimiento a sus obras benéficas. Pivotal, un robusto alazán sin marcas blancas y con un poblado y distintivo flequillo, obtuvo sus mejores victorias en el Nunthorpe Stakes G1 y el King’s Stand Stakes G2, ambos sobre 1.000 metros. Fue retirado como semental a la propia Cheveley Park, la yeguada que los Thompson adquirieron en 1975, que ocupa un terreno en Newmarket donde se crían caballos desde que fue propiedad del rey sajón Aethelstan (siglo X) y en el que pastan purasangres desde que el Duque de Rutland empezara a criarlos allí a mediados del XIX.  En 1892, los Rutland le vendieron la finca a Harry McCalmont, que había heredado de su tío 4 millones de libras (el equivalente a unos 2.250 millones en la actualidad) y que a pesar de que murió bastante joven, con 41 años, tuvo tiempo de gastar buena porción de ella; en buena parte, en comprar caballos de carreras y en hacer de Cheveley Park una yeguada provista de todo tipo de lujos, incluidos una gran mansión de estilo neopalladiano, una línea de ferrocarril interna para facilitar los trabajos de construcción y una cuadras palaciegas en las que destacaba el espacioso box construido para Isinglass, el castaño que en 1893 ganó para McCalmont la Triple Corona; box que, según cuenta la página web de la yeguada, es el que ahora ocupa Pivotal. 

-Este ilustre caballo ha producido hasta ahora 150 ganadores de stakes, entre ellos 31 ganadores de G1. Además, es un abuelo materno de primerísima clase. Sus hijas han producido veinte ganadores de G1, entre ellos Magical, Cracksman, Love, Olmedo y One Master, esta última reciente ganadora per tercera vez consecutiva del Prix de la Foret G1. Pivotal ha ganado la estadística británica de padres de madres en 2017, 2018 y 2019, año este en que también encabezó la clasificación europea. En la temporada actual es segundo de ambas clasificaciones, en los dos casos por detrás del inabordable Galileo.

-En España hemos visto a varios hijos del semental de Cheveley, de los cuales el mejor es el enigmático Obanos, ganador de siete carreras, entre ellas el Fernán Núñez. Esta temporada, los mejores productos de sus hijas en nuestras pistas son Cabuérniga, ganadora del Benítez de Lugo, y el útil Melting Dew. El descendiente de Pivotal más notable que ha corrido aquí es Hipodamo de Mileto, ganador del Gran Premio de Madrid, Memorial Duque de Toledo, Villamejor y Corpa entre sus once victorias. El caballo de Enrique Beca es hijo de Falco, un vástago de Pivotal ganador de la Poule d’Essai des Poulains G1. Otro buen hijo de Pivotal, Excellent Art, es padre aquí de Noctalia, ganadora del Beamonte en 2016. Un pequeño detalle que también conecta a Pivotal con nuestras carreras es el hecho de que en la cuarta generación de su pedigree encontramos a Blue Tom, otro ganador de la Poule d’Essai des Poulains. Después de ejercer como semental varios años en Francia, este caballo, criado en Estados Unidos por la familia Widener, fue importado a España en 1977 por la Yeguada Sabel y aquí produjo algunos buenos, como Nimbo, ganador del Memorial; Tijuana Blue, vencedora en el Valderas; Fantomas, que se apuntó dos veces el Gran Premio de Andalucía, y el prematuramente malogrado Reddy Tom.

-  Otro factor que ha contribuido al protagonismo del patriarca de Cheveley en los meses finales de la temporada europea es el desempeño de su hijo Siyouni, ganador del Prix Jean-Luc Lagardère G1 para el Aga Khan en 2009 y que desde 2011 hace la monta en el Haras de Bonneval, la yeguada francesa del imán de los ismailíes. Allí se ha convertido en uno de los mejores sementales de Europa –su precio de cubrición en 2020 ha sido de 100.000 euros-, posición que cimentado en las semanas recientes con los triunfos de sus hijos Sottsass en el Prix de l’Arc de Triomphe G1, y St Mark’s Basilica en el Dewhurst Stakes G1; ambos, por otra parte, son hijos de muy buenas reproductoras hijas de Galileo. Startlet’s Sister, la madre del ganador del Arco, lo es también de dos yeguas ganadoras de grupo, y de ellas destaca poderosamente la campeona Sistercharlie (hija de Myboycharlie, padre de nuestro conocido Putumayo), ganadora de ocho carreras de G1 en Estados Unidos. Cabaret, la progenitora de St. Mark’s B., ha parido asimismo a Magna Grecia (Invincible Spirit), ganador del Futurity Trophy G1 a 2 años y de las 2.000 Guineas G1 en la edad clásica y que este año ha servido a sus primeras yeguas en Coolmore al precio de 22.500 euros. Cabaret desciende por línea femenina de una de las más importantes yeguas madres del siglo XX, Selene, que le dio a Lord Derby el fundamental Hyperion (Gainsborough), uno de los sementales más importantes de la historia de la raza; los buenos propios hermanos Sickle y Pharamond, ambos por Phalaris, muy influyentes en la cría yanqui, y el más que útil ganador Hunter’s Moon (Hurry On), muy buen padrillo en Argentina.

Siyouni (Foto cedida por The Aga Khan Studs)

-Sottsass ha ganado el Prix de l’Arc de Triomphe G1 en el año en que se celebraba el centenario de la primera edición de la carrera. El hijo de Siyouni le dio la primera victoria en la prueba al gran preparador francés Jean-Claude Rouget, al jinete italiano Cristian Demuro y al propietario estadounidense Peter Brant.  El primer entrenador nacido en Francia –aunque era de origen británico- que ganó el Arco fue Percy Carter, que en 1925 ensilló a Priori, vencedor tras el distanciamiento de Cadum. El primer jinete italiano triunfador en la gran carrera parisina fue Paolo Caprioli, que condujo a la victoria a Ortello en 1929, y el primer propietario estadounidense en inscribir su nombre en la prueba fue el empresario –y explorador por tierras africanas en su juventud- Abraham K. Macomber, cuyo potro  de 3 años Parth, entrenado en Inglaterra, se impuso en 1923.

-Tanto Sottsass como su padre, Siyouni, tienen en sus genealogías maternas, al igual que le pasaba a Pivotal con Blue Tom, nombres que los conectan con nuestras carreras. En el caso del pupìlo de Rouget se trata de que su cuarta madre, Alloy, buena ganadora de tres carreras en Francia, es hija de Pharly. Este alazán, hijo de Lyphard, defendió en el país galo los colores celestes y amarillos con que Antonio Blasco corría allí y que llevó a la victoria en el Prix Lupin G1, el Prix de la Foret G1, el Prix de Moulin G1 y en dos carreras más antes de convertirse en un muy útil semental, primero en Francia y después en el Reino Unido.

-Siyouni, que ha dado ganadores aquí como Fongani, Vamos España, Shehab y Caleta, entre otros, se conecta con nuestro turf a través de su segunda madre, la estadounidense Slipstream Queen, una hija del vencedor del Belmont Stakes Conquistador Cielo importada a Francia por Jean-Luc Lagardère y que fue madre de once productos, nueve de ellos ganadores; entre los cuales, nuestros conocidos Slipstream King (Linamix) y Sliploge (Grand Lodge), ambos ganadores aquí para Cortiñal (y para Río Cubas, en el caso de Sliploge). Slipstream King ejerció como semental en la propia Yeguada Cortiñal y dio unos cuantos ganadores, entre ellos los rentables y duros Camuray (16 victorias), Deseado (7) y Enmascarado (6).

-El mejor producto de Slipstream Queen fue Slickly, propio hermano de Slipstream K. y ganador de diez carreras, entre ellas el Grand Prix de Paris G1, el Prix Moulin de Longchamp G1 y el Premio Vittorio di Capua G1 (dos veces). Este caballo, que defendió los colores azules de Godolphin y fue entrenado por Saeed Bin Suroor, ha tenido también ganadores en nuestros hipódromos, como los apreciables Azamor y Zacarías y el prolífico Kuvasz, y ahora nos interesa además porque es el abuelo materno de My Flinders, que hace días se apuntó la quinta y más importante victoria de su carrera al ganar por poco el Premio Aniversario del Hipódromo de La Zarzuela.

-Yegua grande y de notable presencia, la castaña My Flinders está criada en el Reino Unido por Ben Sangster, hijo de Robert Sangster, cuya fortuna –procedente de Vernons Pools, la empresa de quinielas de fútbol fundada por su padre en 1926- sirvió en los años 70 para poner los cimientos de lo que hoy es el imperio Coolmore. My F. es propiedad del británico Liam Norris, que la adquirió como foal en Tattersalls al precio casi irrisorio de 1.500 guineas. El próximo diciembre, el propio Norris vende en Tattersalls, a través de su empresa, Norris Bloodstock (especializada en recría y preparación de potros para subastas), una foal medio hermana de My Flinders por Recoletos, el gran caballo de Darío Hinojosa. La yegua de Arizkorreta es, por otra parte, hija de Toronado, padre también de Sir Iker, que ganó en la misma jornada, y de Legionario, que lo hizo hace unos días. Toronado, muy buen millero hijo del Derby winner High Chaparral, hace la monta en el francés Haras de Bouquetot, donde en 2020 su precio de monta ha sido de 8.000 euros, tarifa que se mantiene para el año próximo.

-La cuarta madre de My Flinders es Park Express, una hija de Ahonoora que ganó el Irish Champion Stakes G1 y dos carreras de G2 y después fue una excelente yegua madre. Entre su producción se encuentra el ganador del Derby y buen semental New Approach, un hijo de Galileo criado por el genial criador y entrenador irlandés Jim Bolger (mentor asimismo de Aidan O’Brien en los inicios de la carrera de este), y autor en las últimas semanas de un espectacular logro con los productos de su operación ganadera: los 2 años Mac Swiney (del que además es propietario) y Gear Up ganaron respectivamente el Futurity Trophy G1 y el Criterium de St. Cloud G1, y hace unos días el 7 años Twilight Payment se apuntó la histórica Melbourne Cup G1. Bolger fue uno de los primeros criadores en apreciar el potencial genético de Galileo y crió con él en los primeros años de monta del caballo al citado New Approach y a Teofilo, este mejor 2 años europeo de 2006. Mac Swiney es hijo de New Approach y una yegua por Teofilo. Este es, a su vez, el padre de Gear Up, de Twilight Payment… y de Cabuérniga. 

-La sangre de Galileo ha tenido éxito también aquí a través de Amedeo Modigliani, que se apuntó con muy buen estilo el Hispanidad; de Lordofthehorizon, hijo de Dansili ganador del Francisco Cadenas que tiene al gigante de Coolmore como abuelo materno (y cuya quinta madre, Soumana, es hija de Pharly); y del 2 años Danko, ganador rematando la carrera de la subasta de la ACPSIE. El potro de Odriozola es hijo de Australia, compañero de Camelot en los boxes de Coolmore y uno de los cinco ganadores del Derby que ha producido Galileo. Danko fue adquirido en 2019 por 50.000 euros en la venta de la asociación de criadores, a la que lo presentó Toorre Duero, que lo había adquirido de foal en Tattersalls. Su madre, Wild Mimosa, pertenece a la misma línea femenina que la campeona The Fugue, mejor yegua de edad en Reino Unido en 2013 y 2014 y es hija de Dynaformer, el gran semental estadounidense hijo de Roberto. De hecho, el físico de Danko, algo destartalado y de gran esqueleto, se antoja herencia de esta parte de su pedigree y contrasta con las líneas más musculosas y compactas que se asocian con la tribu Galileo. El potro recuerda en apariencia, aunque con menos masa muscular al menos por ahora, a Barbaro, el espléndido y malogrado hijo de Dynaformer que ganó el Kentucky Derby G1 en 2006. Como se recordará, Barbaro se destrozó la extremidad posterior derecha poco después de la salida del Preakness Stakes, su siguiente salida tras el KD. Se le envió al New Bolton Center de la Universidad de Pennsylvania para tratar de salvarlo pero al cabo de ocho meses, en los que su caso despertó un enorme interés entre los medios y el público, el animal hubo de ser sacrificado al contraer laminitis. 

- Uno de los triunfadores otoñales en Europa ha sido The Revenant, un 5 años alazán hijo de Dubawi que reapareció en el año ganando el Prix Daniel Wildenstein G2 en el fin de semana del Arco y después cruzó el Canal de la Mancha y ganó el Queen Elizabeth II Stakes G1 en Ascot. El caballo, al que entrena François Graffard, forma parte de la ola Pivotal de que hablamos, pues tiene a Excellent Art como abuelo materno, y es el ganador de G1 número 44 para Dubawi. Sin embargo, fijémonos también en su línea de madres, que tiene en la sexta generación a la irlandesa Solar Echo. Esta yegua produjo al excelente castrado Boldboy (Bold Lad), ganador de 14 carreras en Inglaterra, pero a efectos locales es más interesante el hecho de que engendrara a Princess Solar (Native Prince), yegua que vino a España importada por Antonio Blasco. Ganó aquí tres carreras para la Cuadra Rosales y después produjo para la histórica chaquetilla de la cruz de San Andrés roja varios ganadores útiles como Solarity (Rarity), Prince Pharly (Pharly) y Solar Energy (Ballymore), y el muy buen Pérgamo (Levmoss), un alazán con mucho blanco en cara y extremidades que ganó doce carreras, entre ellas los premios Martorell, Criterium Nacional, Gobierno Civil y República Argentina.  Volviendo por un momento a The Revenant, digamos que es producto de un bonito cruce en el que figuran duplicaciones del ganador del Derby y gran semental Shirley Heights (4 x 4) a través de hijos y del campeón estadounidense Seeking The Gold (3 x 4) a través de hijo e hija.

-Otra que ganó en el meeting del Arco y en la jornada British Champions fue la castaña oscura Wonderful Tonight, que se apuntó un G1 en cada ocasión, el Prix de Royaumont en Longchamp y el Champions Fillies & Mares Stakes en Ascot. La yegua es propiedad del empresario musical británico  Chrstopher Wright, que como los Thompson de Cheveley Park es CBE. Fundador de la disquera Chrysalis, en su curriculum de productor figuran nombres como los de Jethro Tull, Procol Harum, Blondie, Ultravox y Spandau Ballet. Tiene caballos de carreras desde 1981 y entre los que han corrido para sus colores azules y amarillos están la campeona Culture Vulture y el actualmente cotizado semental Dark Angel.

-Wonderful Tonight (nombre que reproduce el título de una canción de Eric Clapton) es hija del muy buen y muy conocido semental Le Havre, que actualmente ocupa el segundo puesto de la estadística francesa de reproductores con 126 corredores, 53 ganadores de 84 carreras y unas ganancias de 1,79 millones de euros. El líder, por cierto, es Siyouni, cuyas cifras correspondientes son 148, 58, 90 y 3,79 millones. La yegua de Wright, criada en Francia por la Ecurie de Montfort & Preaux, tiene como tercera madre a la no corredora Fade, por Persepolis y One Over Parr, por Reform. Esta yegua ocupa el mismo lugar en el pedigree de Camelot, el padre de Tarantela.      

 

 

sábado, 19 de septiembre de 2020

LO QUE TIENE MAGICAL, DARK ANGEL Y VIAJEROS EN SAN SEBASTIÁN, DELCHER (MAURICIO) Y O’BRIEN (JOSEPH)

 -Mágica Magical. No es la más bonita del mundo, pero corre, corre y corre más. Y pelea. “Es dura, consistente, determinada, tiene velocidad… lo tiene todo”. Así hablaba de ella en el Racing Post su entrenador, Aidan O’Brien, después de que la yegua ganara hace unos día el Irish Champion Stakes G1, su séptima victoria de máxima categoría y su segunda en la gran carrera de Leopardstown, en la que este año batió – y casi se diría que intimidó en la lucha- al gran Ghaiyyath, el magnífico hijo de Dubawi propiedad de Godolphin que venía de ganar con estilo imperial el International Stakes G1 en York. “Me sentí ganador durante todo el recorrido·”, decía de ella el jinete triunfador, Seamus Heffernan. “Una vez que me puse a la altura de la cincha de Ghaiyyath, sabía que ganaría. Le había visto mirar a la yegua en la salida, él sabía que estábamos aquí. Sabía que veníamos a por él”. Magical, que defiende los colores morados y blancos de Derrick Smith, uno de los tres referentes, junto a John Magnier y Michael Tabor, del poderoso consorcio Coolmore y con su victoria en el Irish Champion,  Magical se convirtió en la primera yegua y en el segundo purasangre en ganar dos veces la prueba. El primero fue otro pupilo de O’Brien defensor de la bandera Coolmore: el brillante y duro Dylan Thomas, hijo de Danehill.   

-Magical, nacida en 2015, está criada por Orpendale, Chelston & Wynatt, una de las ramificaciones ganaderas del imperio Coolmore. La yegua es uno de los no igualados 88 ganadores de G1 que ha producido el coloso Galileo, que a sus 22 años sigue firmemente instalado en el pedestal de mejor semental del mundo y actualmente ocupa el liderato de la clasificación europea de sementales, con 198 corredores, 72 ganadores de 97 carreras y unas ganancias de 5,51 millones de libras, 3,4 millones más que Dubawi, el segundo clasificado.  Magical es una prueba más de la magia del cruce de Galileo con hijas de Pivotal, genealogía que la castaña de Mr. Smith comparte con la estrella clásica de la temporada, la espléndida careta Love, ganadora de las 1.000 Guineas, Oaks Stakes G1 y Yorkshire Oaks G1, y con otros ejemplares ganadores de G1 como su propia hermanan Rhododendron, HermosaHydrangea y The United States.

-La madre de Magical, Halfway to Heaven, ganó las Irish 1.000 Guineas y otras dos carreras de G1 para Coolmore y O’Brien. Desciende por línea femenina de la matrona estadounidense Native Street, una torda robusta como su padre, el gran Native Dancer, que corrió 24 veces y gano 10 carreras, entre ellas el prestigioso Kentucky Oaks en el año 1966 y que como reproductora fundó una prolífica línea femenina. Native Street, criada en Florida, defendió los colores del Aisco Stable, la cuadra de carreras del empresario de la construcción Abraham I. Savin, que la compró en subasta por 40.000 dólares cuando la yegua tenía 2 años. El caballo más famoso en portar los colores rojos y negro de Aisco fue el gran Mr. Prospector, buen pero frágil sprinter en la pista y el más influyente semental estadounidense de los últimos 40 años en la yeguada.

-Native Street produjo quince foals, de entre los que salieron doce corredores, once de los cuales ganaron. El mejor fue seguramente Royal and Regal, un hijo de Vaguely Noble que ganó el Florida Derby G1 y fue un aceptable semental. Aquí vimos a su hijo Royalti, un castaño criado por Rosales cuyos colores defendió en la pista y llevó a la victoria en el Gran Premio de Sevilla de 1980 batiendo a Zigor, de Mendoza. (Royalti era hijo de la yegua Ticaloo, y por tanto medio hermano de los buenos Clamor y Lorgot). Native Street fue cruzada varias veces con su compañero de colores Mr. Prospector, de quien dio dos hembras. Una de ellas. Mr. P’s Girl, es la tercera madre de Cabuérniga, que hace poco se apuntó el tradicional Benítez de Lugo por una nariz. La castaña oscura, criada en Gran Bretaña por El Catorce , fue comparada en una subasta de yearlings de Tattersalls por su entrenador, Patrick Olave, que pagó por ella 26.000 guineas. La potranca tiene un origen muy parecido al de Magical: no solo ambas descienden de Native Street por línea femenina, sino que las dos tienen a Pivotal por abuelo materno y si Magical es por Galileo, Cabuérniga es hija de Teofilo, a su vez hijo de gran semental de Coolmore. En el historial del Benítez de Lugo figura otra nieta de Galileo: la alazana Most Empowered (Soldier Hollow), ganadora en 2019.

-Teofilo es asimismo el padre de Amazing Red, que ganó la Copa de Oro el año pasado y este año volvió a San Sebastián desde Newmarket para correr en la misma carrera, en la que terminó cuarto. Ganó con autoridad Ateem, que vino de Francia. El pupilo de los Montfort es un hijo del contraste, el que se produce entre la impecable genealogía clásica de su madre, la no ganadora Jeu de Plume, y la excelencia deportiva y genética en el sprint de su padre, Dark Angel. Jeu de Plume es hija del gran Montjeu –entre otras cosas, padre de cuatro ganadores del Derby- y tiene como cuarta madre a Lady Berry, producto de décadas de selección en dos de las grades operaciones de cría francesas del siglo XX: la de Marcel Boussac, primero, y la de Guy de Rothschild, después.

-Lady Berry, hija del mal semental Violon d’Ingres, fue una excelente corredora -obtuvo su mejor victoria en el Prix Royal Oak G1- y aún mejor yegua madre, pues produjo tres ganadores de G1: Le Nain Jaune (Pharly), Indian Rose (General Holme) y nuestro conocido Vert Amande (Kenmare), ganador en 1993 del Prix Ganay G1 y del Memorial Duque de Toledo, en esta última carrera montado por Olivier Peslier. Otro de los productos de Lady Berry fue la buena reproductora Featherhill (Lyphard), adquirida en su momento por los hermanos Wertheimer por 1,3 millones de dólares y de la que Ateem desciende por línea femenina. (La yegua es asimismo la tercera madre de Falco, padre de Hipodamo de Mileto).

-Ha de ser de su madre de quien Ateem ha heredado su capacidad para la distancia clásica porque su padre es el velocista y excelente procreador de sprinters Dark Angel, y es difícil pensar que provenga de él Este caballo tordo solo corrió a 2 años, edad en la que ganó cuatro de sus nueve carreras, entre ellas el Middle Park Stake sG1 y el Mill Reef Stakes G2. Sorprendentemente, y sin que mediara lesión, el caballo fue retirada a la yeguada, -concretamente al irlandés Yeomanstown Stud, que lo había criado- una vez cumplida su temporada juvenil. Su copropietaria, Catherine Corbett, explicó así en su momento en TDN las razones de la decisión de vender el caballo: “Barry [Hills, entrenador del potro] yo misma y el otro propietario, Chris Wright, discutimos el asunto y Chris y yo  estábamos muy contentos de vender. [Dark Angel] No hubiera corrido en una clásica al año siguiente. Se notaba que iba a ser un especialista en 1.200 metros y es muy duro competir ahí para un 3 años que ha ganado un G1, así que vender ni fue doloroso”.

-Se diría que si Corbett hubiera mencionado también el dinero todo habría resultado más creíble, pero el caso es que los tipos de Yeomanstown tenían razón: Dark Angel ha resultado ser un gran semental; sin aspiraciones clásicas al máximo nivel porque básicamente produce velocistas como él, pero muy bueno. Empezó a cubrir en 2008 al precio de 10.000 euros, llegó a anunciarse a 7.500 y actualmente su monta se cotiza a 80.000, lo que da idea de su éxito. Ha dado ganadores de G1 como Lethal Force, Mecca’s Angel, Harry Angel, Persuasive y Raging Bull. En el momento de escribir ocupa la tercera plaza de la estadística europea de sementales, solo superado por los colosos Galileo y Dubawi, con 299 corredores, 99 ganadores de 133 carreras y ganancias de 2,03 millones de libras. Su última estrella es el castrado de 6 años Battaash, ganador de 13 carreras, 4 de ellas de G1, y que este año ha vencido en los muy importantes Nunthorpe Stakes G1 y King’s Stand Stakes G1. El caballo, al que entrena Charlie Hills –hijo de Barry, preparador de Dark Angel- tiene en su origen dos líneas del citado Mr. Prospector y otras dos Night Shift, una sangre esta última muy presente en España en los últimos años porque este vástago de Northern Dancer es el padre de Dyhim Diamond y Palamoss. Se puede señalar que hace unos días Vaclav Janacek ganó el Oaks eslovaco a lomos de Barthesa, una hija de Alhebayeb, producto de Dark Angel que ganó a 2 años el July Stakes G2.

Dark Angel (Foto cedida por Yeomanstown Stud)

-Dark Angel también desciende de Northern D., pero lo hace a través de una línea masculina productora de sprinters que es un verso suelto en la tribu predominantemente clásica del gran caballo canadiense. El asunto empezó a finales de los 70 con Try My Best, uno de los selectos hijos del propio Northern Dancer con los que Robert Sangster, Vincent O’Brien y John Magnier construyeron los cimientos de lo que hoy es el imperio Coolmore. Fu el mejor 2 años europeo en 1977 y parecía destinado  a lo mejor, pero misteriosamente quedó último en las 2.000 Guineas G1 y luego se lesionó y no volvió a correr. En la yeguada tuvo sus momentos y  a través de su hijo Waajib, ganador de G1 sobre la milla y del hijo de este Royal Applause, sprinter de primera clase, se llega a Acclamation, velocista ganador de G2, muy buen semental en su especialidad y padre de Dark Angel.

-La línea ha tenido digna representación en España y en ese sentido destaca Equiano, un hijo de Acclamation al que Mauri Delcher entrenó para ganar en San Sebastian y en La Zarzuela y ser tercero en el Criterium de Maisons Laffitte G2 a 2 años, y para ganar el King’s Stand Stakes G1 en Royal Ascot a 3. El caballo volvió a ganar esta importante carrera a 5 años, cuando lo entrenaba, justamente, Barry Hills. Otros elementos apreciables descendientes de esta línea de padres a los que hemos visto aquí son Salpado y Vivement Dimanche, ambos por Royal Applause; Half a Billion, Buscavidas y Federico, hijos de Acclamation; y Laffan, por Dark Angel.

-Buen verano donostiarra el de Mauri Delcher, que envió al hipódromo vasco a Prince Hamlet y a Iskanderhon y los caballos respondieron a su confianza ganando el Gobierno Vasco y el Gran Premio de San Sebástián, respectivamente. El de Miraflores es miembro de la primera potrada de Sommerabend, un hijo de Shamardal criado por la famosa yeguada alemana Schlenderhan que se mostró como un competidor duro y de cierta clase: corrió hasta los 7 años, dio su mejor rendimiento alrededor de la milla  y entre Francia y Alemania ganó 12 carreras, cuatro de ellas  de grupo y dos listed. Hace la monta al precio de 4.000 euros en el Haras de Saint Arnoult y en el momento de escribir ocupa la posición 45 de la estadística francesa de sementales con 44 corredores, 9 ganadores de 13 carreras y unas ganancias muy próximas a los 500.000 euros. El origen de Prince Hamlet no tiene ninguna duplicación en las cinco primeras generaciones y destaca en él la selecta línea femenina, de origen Boussac, aunque desarrollada en las generaciones más recientes por el Aga Khan, que a finales de los 70 compró en bloque todo el ganado del mítico criador francés. Una de las yeguas que cambió de manos entonces fue Licata, quinta madre de Prince H.,  y madre en su momento de tres ganadores de G1: Akiyda (Labus), ganadora del Arco, Acamas (Mill Reef), ganador del Prix du Jockey Club, y Akarad (Labus), ganador del Grand Prix de St. Cloud.

-Iskanderhon se apuntó el Gran Premio sin necesidad de esforzarse mucho y propició un bonito doblete para su jockey, Julien Grosjean, que había conducido a la victoria  a Ateem en la Copa de Oro. El primer jinete que ganó ambas pruebas en un mismo año fue Tolo Gelabert, que en 1984 montó a La Novia en la Copa y a El Paleto en el Gran Premio; ambos, propiedad de la Cuadra Mendoza. Iskanderhon está criado en Estados Unidos y es hijo de Exchange Rate, un tordo por Danzig que ganó en G2 y desarrolló una honorable carrera como semental en la prestigiosa Three Chimneys Farm de Kentucky –produjo cinco ganadores de G1 y un total de 49 ganadores de stakes-, pero no tuvo impacto fuera de Estados Unidos. En España han ganado dos hijos suyos, los modestos Formentera y Delta Crucis.

Iskanderhon gana el Gran Premio de San Sebastián (Foto: Rafael Lorente)

-La madre del castrado, Beiramar, está criada por Schlenderhan como Sommerabend y ganó en listed. Tiene un origen más familiar a este lado del Atlántico, pues es hija del gran corredor y semental alemán Monsun y está inscrita en una línea femenina francesa muy prolífica. A ella pertenece, y la encontramos como quinta madre del pupilo de Delcher, India: criada por Guy de Rothschild como Lady Berry,  es la madre de Indian Prince, el vistoso hijo de Margouillat que ganó el Gran Premio de San Sebastián de 1985 y la Copa de Oro de 1983, entre otras buenas carreras de nuestro calendario. Iskanderhon es, por otra parte, un gran nombre para un caballo de carreras (o un corcel de turf, como llamó a los purasangres en su novela La familia de León Roch Benito Pérez Galdós, al que no está de más recordar en el año en que se celebra centenario de su muerte). Iskanderhon (o Iskanderun o antiguamente y en inglés Scanderoon o Alejandreta en español) es una ciudad portuaria turca, cerca de la frontera siria, fundada por Alejandro Magno en el año 333 AC.  En la mañana del 3 de enero de 1704 zarpó de allí el buque de guerra inglés HMS Ipswich al mando del capitán William Wakelin. En su bodega viajaba un potro castaño y cuatralbo de raza árabe que Thomas Darley, agente de la Compañía de Levante en la ciudad siria de Aleppo, enviaba como regalo a su padre. El potro finalmente llegó a Aldby, la casa familiar en Yorkshire, y con el nombre de Darley Arabian ha pasado a la historia de la raza purasangre como uno de sus tres padres fundacionales y a la postre el más importante e influyente, pues actualmente la gran mayoría de los corceles de turf que corren en el mundo son descendientes suyos por línea masculina.

-No hay en el turf mundial preparadores con un pedigree mejor para la tarea que los hermanos Joseph Patrick y Donnacha Aidan O’Brien. Su padre es el genial Aidan O’Brien y su madre, Annemarie Crowley,  la única mujer que ha ganado una estadística de entrenadores en Irlanda, lo que hizo en la temporada de carreras de obstáculos 1992/3. Joseph P. empezó a entrenar en 2016 después de una notable carrera como jockey ya las cosas le van bastante bien: ha ganado ya un Irish Derby G1, una Melbourne Cup G1 y una carrera de la Breeders’ Cup, entre otros éxitos notables. A ellos añadió hace unos días su primera clásica inglesa cuando su pensionario Galileo Chrome ganó el St. Leger en muy bonita llegada. Con ello, y como se encargó de destacar el Racing Post, O’Brien se convirtió en el primer entrenador en cincuenta años en ganar el St. Leger después de haberlo conseguido también como jinete. El anterior titular del logro es Harry Wragg, uno de los grandes jockeys británicos de la parte central del siglo XX y muy famoso por sus carreras de espera. Wragg llevó a la victoria a Sandwich, del Marqués de Rosebery, en el St. Leger de 1931, y fue el entrenador de Intermezzo, de Gerry Oldham, vencedor en 1969.  

-Galileo Chrome es el primer ganador clásico que produce Australia, uno de los cinco hijos de Galileo que ha ganado el Derby (lo que hizo, por cierto, montado por Joseph O’Brien). El caballo ejerce como semental en la sede irlandesa de Coolmore al precio de 27.500 euros. Sus primeros productos debutaron en 2017 y hasta ahora no había engendrado más allá de ganadores de G2 y G3. Galileo Chrome procede por línea femenina de Alrucabba, la famosa yegua madre de Lanwades Stud de cuya tribu hemos visto aquí a los buenos Madrileño (el hijo de Sir Percy, no el tordo de Madrileña) y Amedeo Modigliani.

-Conocemos bien a Dream Ahead; es el padre de Antonella, Udalla, Igollo de Camargo y Dream of Words, entre otros que han corrido España. También es una rara avis, porque se trata de uno de los pocos sementales importantes que hay en el mundo que no desciende por línea masculina de Darley Arabian. Lo hace de otro de los tres patriarcas de la raza, Godolphin Arabian (o Barb) a través, por resumir en unos pocos nombres un recorrido de tres siglos, de Matchem (1748, el reproductor que asentó el prestigio de la línea masculina), Sorcerer (1796, padre de siete ganadores clásicos), West Australian (1850, primer ganador de la Triple Corona británica), Man O’War (1917, mito del turf yanqui), Known Fact (1977, primer ganador clásico de Khalid Abdullah), y nuestro también muy conocido Diktat (1995, gran sprinter y semental en Inglaterra, Francia, Japón y España).

-Digno vástago de esta ilustre genealogía, Dream Ahead, que ganó cinco carreras de G1 en distancias breves y ejerce como semental en el Haras de Grandcamp al precio de 12.000 euros, ha tenido muy buen verano: su veterano hijo Dreams of Dreams ha ganado la Sprint Cup G1 y su hija Glass Slippers se ha impuesto en el Flying Five Stakes G1. Virrey se ha sumado en la fiesta en España, con dos buenas victorias en San Sebastián sobre algunos de los mejores especialistas locales en metrajes breves. El castrado de Rocío tiene un pedigree interesante, pues contiene duplicaciones sobre Green Desert, Sharpen Up y Sadler’s Wells. Su cuarta madre es Prospector’s Fire, una de las tres hijas que Native Street engendró con Mr. Prospector.

sábado, 1 de agosto de 2020

LOPE DE VEGA Y LOS BUENOS NOMBRES, GALILEO Y LA DISIDENCIA FRANCESA, LAS HIJAS DE KRIS


- Dietrich von Boetticher es abogado pero los caballos han formado parte fundamental de su vida desde que era un niño. Lugar importante en sus afectos, según cuenta Julian Muscat en la semblanza del criador alemán que publicó el año pasado en Owner Breeder, es el pony que tiró del carricoche en el que Dietrich, que entonces tenía 3 años, su hermano y su madre huían de Poznan en los últimos días de la II Guerra Mundial ante el avance de las tropas soviéticas. Y después está Luigi, uno de los dos primeros purasangres que compró.
- Una potranca hija de Surumu había llamado la atención de Von Boetticher al examinar el catálogo de la subasta de yearlings de Baden-Baden de 1986. Después de la venta llamó al criador, Cristoph Burmester, y este le informó de que la potranca no se había vendido, así que el letrado decidió ir  a verla. Estando en la yeguada, a Von B. le llamaron la atención el físico y los aires de un yearling macho castaño oscuro, así que decidió comprar ambos animales. Según comenta Von Boetticher en el citado reportaje de Muscat, no recuerda cuánto pagó por ellos exactamente, pero dice que la cifra debió estar entre 10.000 y 20.000 marcos. Lo que no había olvidado Von Boetticher es la razón última por la que compró el potro: le pareció que, en caso de resultar lento, podría convertirse en un buen caballo de doma clásica, otra de sus aficiones.
- Pero el caso es que el yearling, que era hijo de Home Guard (Forli), al que impuso el nombre de Luigi y que fue el primer caballo en portar sus colores verdirrojos, corría bastante, tanto como para ganar el Deutsches Derby G1, lo que hizo montado por Walter Swinburn (contratado a última hora después de que, pocos días antes de la carrera, el jinete habitual del potro, Olaf Schick, se viera envuelto junto a otros jockeys en el hurto de unos jamones de un camión en una de las fiestas previas al Derby). Al año siguiente de esta victoria clásica, la aventura de Von Boetticher en el turf dio un paso de gigante con la compra de 60 hectáreas junto al lago Starnberg, a los pies de los Alpes bávaros. Así se creó Gestut Ammerland, que treinta años después se ha convertido es una de las operaciones de cría más selectas del mundo y ha producido caballos como Hurricane Run y Waldgeist, ganadores ambos del Prix de l’Arc de Triomphe G1, además de ganadores de G1 y clásicos como Borgia, Boreal, Grey Lilas, Golden Lilac, Baltic Baroness y Lope de Vega.
- Stefanie Fuchs, responsable de la sección dedicada al PSI en Ammerland –la yeguada tiene otra dedicada a los caballos de salto y doma clásica- contesta amablemente al correo electrónico en que le preguntaba por qué Lope de Vega lleva ese nombre, espléndido por cierto: “Mr. von Boetticher, fundador y propietario de Gestüt Ammerland”, escribe Fuchs, “es un gran admirador del poeta Lope de Vega yde  su obra. Siempre ponemos a nuestros caballos un nombre que empiece por la misma letra que el de su madre, que en este caso es Lady Vettori. Por estas razones se eligió el nombre para el caballo”. Lady Vettori, ganadora de G3 y de listed,  fue adquirida por Ammerland en las ventas de Arqana de 2005 al precio de 500.000 euros. El primer padrillo que sus nuevos propietarios eligieron para ella fue Shamardal. El cruce propiciaba un cerrado  inbreeding 3 x 3 sobre el buen semental Machiavellian y fruto del mismo nació en 2007 nuestro protagonista, que con el nombre de nuestro Fénix de los Ingenios y entrenado por André Fabre, corrió nueve carreras ras y ganó cuatro, entre ellas las clásicas Prix du Jockey Club G1 y Poule d’Essai des Poulains G1. 


Lope de Vega (Foto cedida por Ballylinch Stud)
- Estabulado como semental en el irlandés Ballylinch Stud, Lope de V. empezó a cubrir en 2011 al precio de 15.000 euros y ahora sus servicios se cotizan a 100.000, lo cual lo coloca entre los diez sementales más cotizados de Europa. Ha producido más de 100 ganadores de stakes y entre sus laureados de G1 se encuentran la excelente yegua estadounidense Newspaperofrecord y el ganador clásico Phoenix of Spain. Justamente en España el caballo ha tenido mucho protagonismo este año porque dos de nuestras clásicas han sido ganado productos suyos: Rodaballo se anotó el Cimera y Navia, el Beamonte. Ambos están entrenados por Guillermo Arizkorreta y el potro, un bonito castaño, tiene un pedigree muy interesante pues su madre suma una línea más de Machiavellian a las dos que ya tiene Lope de Vega y aporta una línea adicional de Halo, abuelo materno del propio Machiavellian. Su madre es además hija de Singspiel, de cuya influencia como abuelo materno ha dado testimonio aquí Noozhah, madre de Noozhoh Canarias. Navia es físicamente muy hija de su padre, pues como él es alazana, corpulenta, cerca de tierra, careta y de perfil acarnerado. Esta última característica, que todos heredan de Shamardal, se aprecia también en la cara de Rodaballo. Navia tiene un pedigree abierto –no hay ninguna repetición en las cinco primeras generaciones- y en el de su madre, Penelope Star, ganadora de tres carreras y colocada de listed, destaca la influencia de las mejores líneas alemanas: ella misma, su madre y su abuela materna son hijas respectivamente de Acatenango, Konigssthul y Windwurf, excelentes ganadores clásicos y sementales en el país germano.
- El sensacional Galileo añadió una muesca más a su incomparable carrera como reproductor cuando su hijo Serpentine ganó de punta a punta el Derby y se convirtió en su quinto ganador de la clásica por excelencia, logro no alcanzado por semental alguno hasta la edición este año. Seis grandes de la raza PSI –Sir Peter Teazle, Waxy, Cyllene, Blandford, Montjeu y el propio Galileo- estaban empatados como lo sementales de más éxito en la historia de la gran carrera de Epsom al haber producido cuatro ganadores cada uno, pero el coloso de Coolmore ha ido este año un paso más allá (y le quedan como mínimo cuatro potradas por debutar). Los anteriores Derby winners de Galileo son New Approach, Australia, Ruler of the World y Anthony Van Dyck.
Serpentine fue un ganador sorprendente, pero sus credenciales clásicas resultan impecables pues, aparte de ser hijo de Galileo, tiene como madre a Remember When, una hija de Danehill Dancer que quedó segunda del Oaks Stakes G1 de 2010, ganado por Snow Fairy. La yegua es ¾ hermana del gran corredor Dylan Thomas, ganador de seis carreras de G1, entre ellas el Prix de l’Arc de Triomphe, el King George VI & Queen Elizabeth Stakes y el Irish Derby, y Caballo del Año en Europa en 2007. La madre de Dylan T. (otro que lleva el nombre de un gran escritor) y de Remember When es la generosa reproductora Lagrion, una hija de Diesis que además ha dado a Homecoming Queen, ganadora de las 1.000 Guineas G1, y a Queen’s Logic, mejor hembra de 2 años en el Reino Unido en 2001. Los triunfos clásicos de Galileo en el año no se han limitado al Derby: su hija Peaceful ha ganado las Irish 1.000 Guineas y su hermana paterna Love, una potencial estrella, ha sido la triunfadora de las 1.000 Guineas G1 y del Oaks Stakes G1. Love es hija de la no ganadora Pikaboo, una hija de Pivotal, y su gran calidad es una muestra más de lo potente que resulta la combinación de Galileo con las hembras del excelente y veterano semental del Cheveley Park Stud. Otra es la 5 años Magical, que en las últimas semanas ha ganado consecutivamente el Pretty Polly Stakes y la Tattersalls Gold Cup, ambas de G1. Pivotal ha sido líder de la estadística británica de abuelos maternos en 2017, 2018 y 2019, año este en que además encabezó la clasificación europea. (Su línea masculina, por otra parte, ha encontrado un buen continuador en Siyouni, semental propiedad del Aga Khan que este año ha dado a Dream and Do, ganadora de la Poule d’Essai des Pouliches G1).
- Pese a su prepotencia, la estirpe masculina de Galileo no había producido ningún ganador del Villapadierna hasta que en la edición de este año Abu cambió las cosas con un bonito triunfo de punta a punta. Este vistoso alazán pelo de vaca, tresalbo y con una estrella y codón corrido en la cara es hijo de Roderic O’Connor, un hijo de Galileo que ganó las Irish 2000 Guineas de 2011 y que después ha hecho la monta en Irlanda, Brasil (donde dio sus mejores productos hasta ahora, los ganadores de G1 locales Voador Magee y Emperor Roderic), Gran Bretaña y, finalmente, India, a donde fue exportado en 2017 y en donde ejerce en la principal yeguada del país asiático, el Poonawalla Stud. En España hemos visto correr a 13 hijos suyos, de los que han ganado nada menos que 11, entre ellos los apreciables Boston Charm, Embat y Orri.


Abu (Foto: Rafael Lorente)
- Abu es el tercer producto nacional consecutivo que gana el Villapadierna después de Don Sancho y Axioco, trío que integra junto  Plantagenet, Rilke y Arkaitz el plantel de potros españoles que han ganado la carrera en el presente siglo. Se diría que es un éxito notable para una cría tan atribulada como la nuestra, sobre todo si se tiene en cuenta que la calidad media de estos seis caballos es alta. Abu está criado por su propietaria, la Cuadra Santa Bárbara, y su victoria en el Villapadierna le ha proporcionado a la ya señera chaquetilla rojinegra de la familia Pardo de Santayana –los colores fueron declarados en 1974- el mayor éxito de su trayectoria. El potro es hijo de la útil La Gobernadora, ganadora aquí de una carrera para los propios colores de Santa Bárbara. La línea femenina  de la yegua se remonta a Feola, hembra base de la operación de cría de la reina Isabel II, y se inscribe en una rama de la misma a la que también pertenece la gran campeona Pebbles; pero, aparte de esta curiosidad, el punto más interesante del origen de Abu es el inbreeding 4 x 3 sobre los propios hermanos y muy buenos sementales Kris –presente en Roderic O’C. a través de una hembra- y Diesis –padre de Halling, a su vez progenitor de La Gobernadora-. Kris y Diesis son hijos de Sharpen Up y es interesante reseñar que este caballo aparece también en los pedigrees de las madres de los citados Voador Magee, Embat y Orri, así que parece sentarle bien a Roderic O’Connor (que porta el nombre de un famoso pintor irlandés). Añadamos, en fin, dos apuntes; uno, que Abu se parece en cosas a Serpentine: ambos son alazanes, ganaron sus derbies de punta a punta y sus respectivos pedigrees combinan Galileo, Danehill y un par de líneas de Sharpen Up; y dos, que Abu ha sido el segundo ganador clásico que la línea masculina de Galileo han engendrado este año en España, pues el Valderas lo ganó Pravia, hija de Dawn Approach, este vástago de citado New Approach.
- El cruce básico de Serpentine es Galileo y madre por Danehill Dancer, que es de gran éxito, pues ha producido ganadores clásicos como Minding. Sovereign y The Gurkha y otros vencedores de G1 como Circus Maximus y Alice Springs. Es el mismo que luce el bonito castaño Amedeo Modigliani (otro muy buen nombre, en este caso en recuerdo del gran pintor y escultor italiano), que se presentó aquí con estilo ganado el Carudel para Rocío y Arizkorreta, que ya habían ganado esta carrera hace dos años con el nacional Argüero. Amedeo M. desciende por línea femenina de Alrucabba, una hija de Crystal Palace sobre la que se ha construido gran parte del éxito del importante Lanwades Stud, la yeguada que tiene en Newmarket la criadora sueca Kirsten Rausing. Alrucabba fue criada por el Aga Khan, ganó una carrera y en última instancia procede de la mitica Mumtaz Mahal; de ella desciende también Madrileño, el caballo de Popular que, entrenado asimismo por Guillermo Arizkorreta, ganó el Gran Premio de Madrid en 2016.
- El Gran Premio de este año lo ha ganado el buen caballo francés Cnicht, que venía de ganar un listed en Burdeos y al que siempre se le ve muy feliz y competitivo  en nuestro país, donde ya ha inscrito  su nombre en las tres grandes pruebas intergeneracionales sobre los 2.400 metros de nuestro calendario (Gran Premio, Copa de Oro, Memorial Duque de Toledo). Cnicht es hijo de Silver Frost un ganador de la Poule d’Essai des Poulains G1 que no dio bien como semental en Francia y actualmente ejerce en Hungría, de quien ha heredado su capa torda. El de Hunghes es el primer caballo de este pelo que gana el Gran Premio de Madrid desde que en 1950 lo hiciera otro producto francés, Gomá, que defendió aquí los colores de Villapadierna y que fue montado en el Gran Premio por Victoriano Jiménez. El gran jinete soriano condujo también al triunfo en el Gran Premio al restante de los tres ejemplares tordo que han ganado la carrera: la ilustre y desgarbada Atlántida, de Cimera, que ganó en 1931 y 1932.
- Cnicht tiene como abuelo materno al gran Cape Cross, que ocupa la misma posición en pedigree de otro de los protagonistas de la temporada clásica: Santiago, ganador del Irish Derby G1 y del Queen’s Vase G2, y reciente tercero del colosal fondista Stradivarius en la Goodwood Cup G1. El potro es el mejor hijo de Authorized, uno de los cuatro ganadores del Derby que dio el citado Montjeu y el caballo que, en 2007, le dio a Frankie Dettori su primer triunfo en la gran carrera. Authorized, al que conocemos aquí por Ziga y Biladi sobre todo, ha ejercido como semental en Gran Bretaña, Irlanda, Australia, Chile y Francia. Productor de caballos que rinden sobre todo en la distancia clásica y el fondo y de muy buenos saltadores (hijo suyo es Tiger Roll, doble ganador del Grand National), sus resultados en el liso no han sido malos, pero no ha alcanzado la excelencia y el atractivo comercial que el mercado exige a los caballos de su perfil, y desde este año hace la monta en Izmit, uno de los depósitos de sementales del Jockey club turco. Por línea femenina, Santiago desciende de una de las yeguas PSI más importantes de las últimas décadas, la alemana Allegretta, que ha ejercido una enorme influencia en la cría mundial y de la que, por ejemplo, descienden por línea femenina tres ganadores del Derby: los magníficos Galileo y Sea The Stars, y Masar, además de otros ganadores clásicos como King’s Best, Anabaa Blue y Bracelet.
Otro de los ganadores del Derby que produjo Montjeu fue Camelot, que ganó la carrera en 2012 para Coolmore y desde el año siguiente hace la monta en la yeguada irlandesa del poderoso consorcio, donde está dando buenos resultados. Su último éxito ha sido la victoria en el Irish Oaks G1 de la castaña Even So, que tiene un origen muy aristocrático: muestra un cerrado inbreeding 4 x 2 sobre Danehill y su madre es medio hermana de Dr. Devious, que ganó el Derby en 1992 montado por John Reid. El jockey había ganado semanas antes en La Zarzuela el Premio Cimera a lomos de Istmo Blanco, de Alborada. Dr. Devious, por su parte, aparece en el pedigree de La Gobernadora, la madre de Abu. Camelot también nos está entreteniendo aquí está temporada. Es el padre de las buenas clásicas Tarentela y Viana, y del prometedor 2 años Marchelo, que hace días debutó ganando para Odriozola y Avial en San Sebastián. El potro tiene un origen muy selecto y vistoso en el que destaca poderosamente el inbreeding 4 x 2 sobre la mítica Miesque y su propia hermana Massaraat, ambas por Nureyev y Pasadoble.  En esta línea femenina se inscriben también Karluv Most, ganador del Gran Premio de Madrid en 2010 y 2012, y Nemqueteba, que ganó el Villapadierna de 2016 como Abu el de este año: de punta a punta, montado por Jaime Gelabert y entrenado por Ioannes Osorio.
Compañero de patio de Lope de Vega en el Ballylinch Stud es Make Believe, ganador de la Poule d’Essai des Poulains G1 en 2015. El caballo pertenece a la primera potrada del muy buen millero Makfi – ganador de las 2.000 Guineas G1 y del Prix Jacques Le Marois G1- que a su veZ es producto del primer año de monta de su padre, el gran Dubawi. Make Believe se ha hecho digno de su estirpe en lo que se refiere a esta bonita costumbre de debutar con éxito en el haras y así en su primera potrada, que ahora tiene 3 años, ha procreado a Rose Kildare, ganadora del Musidora Stakes G3, y sobre todo a Mishriff, un pupilo de John Gosden que mostró clase para apuntarse el Prix du Jockey Club G1, derby francés, montado por Ioritz Mendizábal; un notable éxito para el jinete de Oyarzun, que ya había ganado esta carrera en 2008 a lomos de Vision d’Etat.
El origen de Mishriff presenta un bonito e inusual inbreeding 5 x 5 sobre hijo e hija de Nijinsky, último ganador de la Triple Corona inglesa, éxito del que ahora se conmemora el 50 aniversario, pues tuvo lugar en 1970. El triunfo de Mishriff en el Jockey se une a las de Victor Ludorum (Poule d’Essai des Poulains G1), Dream and Do (Poule d’Essai des Pouliches G1) y Fancy Blue (Prix de Diane) en el resto de carreras clásicas francesas disputadas hasta ahora. Es interesante destacar que ninguno de estos ejemplares desciende por línea masculina del patriarca Sadler’s Wells, que a través de sus hijos Galileo –sobre todo- y Montjeu ejerce un gran dominio sobre las clásicas de los grandes países del turf europeo. Este año incluso se han sumado a la fiesta, por citar dos ejemplos importantes, el estadounidense Kitten’s Joy (por El Prado, por SW) , padre de Kameko, ganador de las 2.000 Guineas G1, y el alemán Adlerflug (por In The Wings, por SW), progenitor de In Swoop, ganador del Deutsches Derby para los históricos colores azules, rojos y negros del Gestut Schlenderhan. Pero en suelo galo otras dinastías han hecho valer su calidad: Victor Ludorum es hijo del gran Shamardal, muerto el pasado año y que con él  ha engendrado ya 26 ganadores de G1: Dream and Do, como se apuntó antes, es un producto de Siyouni, por Pivotal, y Fancy Blue es hija de otro gran caballo recientemente fallecido, el crack japonés Deep Impact. La revolución francesa de este año contra la tiranía de Sadler’s Wells ha tenido un éxito grande, pero no total: el caballo es el abuelo materno de Fancy Blue, que por otra parte se acaba de apuntar en Goodwood el Nassau Stakes G1. Deep Impact, de cuya muerte se ha cumplido ahora el primer aniversario (se produjo el 30 de julio del pasado año tras una fractura cervical) tiene en su potrada de 2017 a otro ganador clásico: Contrail, vencedor en el Satsuki Sho G1 (2.000 Guineas) y el Tokyo Yushun G1 (derby) y que tiene la posibilidad, pues, de emular a su padre como laureado de la triple corona japonesa en el Kikuka Sho G1 (St. Leger).
- Una coincidencia curiosa e interesante que se observa en los pedigrees de Mishriff y Fancy Blue es que sus respectivas terceras madres, Rafha y Kozana, son hijas del gran millero y semental Kris, que Henry Cecil entrenó para Lord Howard de Walden a finales de los 70. Otro gran caballo que se ajusta a esta circunstancia es Pinatubo –hijo también de Shamardal- campeón juvenil europeo en 2019 y reciente ganador del Prix Jean Prat G1: su tercera madre, El Jezirah, es propia hermana de la citada Rafha. A Kris, que ganó 14 de sus 16 carreras y fue campeón británico de sementales en 1985, lo encontramos también en Roderic O’Connor, como se ha apuntado antes, y como padre de Avatara, otra bisabuela materna, en este caso de un buen ganador reciente en nuestras pistas: Red Man. La madre de Avatara es la alemana Alte Zeit; ganadora del Preis der Diana (Oaks), sus responsables se atrevieron después con el Deutsches Derby. Casi les sonríe el éxito: la batió por un cuello Luigi, el castaño oscuro de Von Boetticher.  

  
  


sábado, 28 de diciembre de 2019

HIJOS DE CAMELOT, HALO INTERCONTINENTAL, HALL WALKER, MINORU Y EL JARDÍN JAPONÉS


-Clase y pelea sobre el barro en la recta final del Gladiateur con Emin e Hipodamo de Mileto. Ganó el primero, un hijo de Camelot, triple ganador clásico en 2012 y muy útil semental en Coolmore. La madre del caballo de Miraflores se llama Chocolat Chaud y es una no corredora hija del buen millero y discreto semental en Europa aunque con muy buenos resultados en India Excellent Art, un hijo de Pivotal al que aquí conocemos como padre de Noctalia, ganadora del Beamonte en 2016. Chocolat Chaud fue adquirida como yegua de vientre en 2013 por Team Högdala, criadores de Emin, que pagaron por ella 100.000 euros. Team Högdala es el nombre de la operación ganadera que mantiene en Francia el matrimonio formado por Jan y Ana Sundstrom, de nacionalidad sueca y criadores del muy buen corredor y semental Le Havre. Chocolat Chaud es madre de cuatro productos, tres en edad de correr, pero de ellos solo Emin ha ganado. La yegua es nieta por línea femenina dela gran Ballade, madre de los campeones Glorious Song y Devil’s Bag y del buen corredor y semental Saint Ballado, los tres hijos del muy influyente Halo. Glorious Song, que en 1980 fue designada mejor hembra de edad en Estados Unidos y Caballo del Año en Canadá, es madre de los buenos corredores y muy apreciables sementales Singspiel y Rahy. (Singspiel, recordemos de pasada, es el abuelo materno de Noozhoh Canarias). Otro elemento destacable del pedigree de Emin es su duplicación 5 x 5 sobre Nureyev a través de hembra y macho, a lo que hay añadir una línea del ¾ hermano de este, Sadler’s Wells.

Emin, por los palos, e Hipodamo de Mileto en los metros finales del Gladiateur (Foto. Rafael Lorente).

 -Una de las tres clásicas que ganó Camelot fue el Derby. No han faltado vencedores de esta carrera entre los padres de ganadores de nuestro Gladiateur. En 2016 ganó Ziga, hija de Authorized, que ganó en Epsom en 2007 y que como Camelot es hijo del gran Montjeu; en 2010 se apuntó la carrera Carmanor, vástago de Slip Anchor, vencedor del Derby en 1985; en la edición 1991 del  Gladiateur ganó Dragón Negro, hijo de Blakeney, Derby-winner en 1969; en 1961 venció Angkor, producto de Airborne, que se apuntó el Derby en 1946 y es el último caballo de capa torda que ha conseguido tal éxito; y, por fin, la edición inaugural del Gladiateur, disputada en 1916, vio pasar primero por la meta a Stanborough, propiedad de Justo San Miguel e hijo de Minoru, que ganó el Derby de 1909 para Eduardo VII convirtiendo así al hijo de la reina Victoria en el único monarca inglés que ha ganado la clásica de Epsom estando en el trono. Minoru había sido criado por el excéntrico magnate cervecero escocés  William Hall-Walker, uno de los mejores criadores de la historia del turf mundial, que se lo cedió al rey para su cuadra de carreras en un año en que la producción de la yeguada real de Sandringham no había sido buena.
-Minoru sirvió dos años en Tully, la yeguada irlandesa de Hall-Walker, antes de ser exportado a Rusia, donde desapareció durante la revolución de 1917. Sir Charles Leicester alude en su canónico libro Bloodstock breeding a una historia según la cual dos purasangres que llegaron a Estambul en 1918 con un grupo de soldados rusos blancos que huían del Ejército Rojo fueron reconocidos como Minoru y Aboyeur (este ganador del Derby en 1913) por las tropas británicas estacionadas en la capital otomana, pero la veracidad de la afirmación no pudo comprobarse. Lo mismo sucede con otra versión del final de Minoru que recoge Elizabeth Martiniak en la página web TBheritage.com: en este caso, Minoru y Aboyeur habrían sido uncidos a un carro y conducidos desde Moscú hasta Novorossiysk, ciudad portuaria del mar Negro, desde donde, junto al contingente militar británico en la localidad, habrían sido evacuados a Serbia, “donde vivieron, en pacífico anonimato, hasta el final de sus días”. Camelot, padre de Emin, tiene una vinculación menos trágica con Europa del Este, pues su línea femenina se remonta a la mítica campeona Kincsem, criada en Hungría. El pupilo de León ha completado este año el doblete Gran Premio de San Sebastián-Gladiateur. El primer caballo en hacerlo fue el alazán Le Friand, propiedad de Joseph Lieux, ganador de ambas carreras en 1921 con la monta de Vicente Díez.
-La misma desapacible mañana en la que Emin ganaba el Gladiateur, otro producto de Camelot, en concreto la 2 años debutante Viana, pasaba por ganadores con mucho estilo. La de Quinto Real está entrenada por Arizkorreta, que también tiene en su patio a Tarantela, otra hermana paterna de Emin que ha mostrado muy buenas maneras. Viana tiene una origen interesante y bastante cerrado, con inbreedings 3 x 5 sobre Sadler’s Wells y 4 x 4 sobre Danehill. La línea materna se remonta a Sarah van Fleet, que dio entre otros productos a To Agori Mou, el cual llevó los colores amarillos y verdes del gallego Max Muiños y su esposa Audry a la victoria en las 2.000 Guineas G1 y en el St. James Palace Stakes G2 de 1981. Los hijos de Camelot parecen encontrarse  gusto en España y hace poco ganó con facilidad en Dos Hermanas otro miembro de su prole, Quilombo, que quizá pueda progresar algo más; como Viana, el caballo de Rosell tiene en su pedigree una duplicación, en su caso 3 x 4, sobre Sadler’s Wells, abuelo paterno de Camelot.
-Este muy bonito caballo, que sirve en la sede irlandesa de Coolmore, hará la monta en 2020 al precio de 40.000 euros. El canon de cubrición del animal en sus tres primeras temporadas de monta (2014, 2015 y 2016) fue de 25.000 euros; en 2017, cabe imaginar que debido a la buena aceptación de sus yearlings, subió a 35.000; en 2018 bajó a 30.00 pero para 2019 los responsables de Coolmore lo incrementaron a 40.000, tarifa que mantienen para la próxima temporada de cubriciones. A la hora de escribir, Camelot ocupa la decimoquinta posición en la estadística europea de sementales de 2019 con 194 corredores, 87 ganadores (entre ellos 6 de grupo, todos de G3) de un total de 124 carreras y 2.705.909 libras en ganancias. En España han corrido hasta ahora 10 hijos suyos, entre los que hay 8 ganadores de un total de 15 carreras; este año en concreto, y en el momento de redactar estas líneas, el caballo figura en sexta posición en la estadística de sementales con 10 productos 7 ganadores de 12 carreras y unas ganancias de 51.600 euros.

Camelot (Foto cedida por Coolmore Stud)

-Los dos años que sirvió en Tully antes de viajar a Rusia le bastaron a Minoru para engendrar dos hembras, Serenissima y Mindful, nacidas ambas en 1913, que a la postre le aseguraron una presencia indeleble en los pedigrees de la raza PSI: Serenissima, porque es la segunda madre de Hyperion, y Mindful, porque se convirtió en la tercera madre de Princequillo. Estos dos caballos, y especialmente Hyperion, ejercieron una enorme influencia en la cría del caballo de carreras en la segunda mitad del XX y sus nombres son ubicuos en las genealogías actuales. Por ejemplo, en la de Suarbe, la yegua de Dehesa de Cantogordo que logró en Dos Hermanas el singularísimo éxito de que tres de sus productos. London Calling (2014, por Never on Sunday), Absolut (2016, por Most Improved) y Rockola (2017, por Celtic Rock) pasaran por ganadores en la misma jornada de carreras.  (London Calling demostró además mucho sentido de la ocasión al ganar, pues pocos días después de su victoria se conmemoró el 40 aniversario de la publicación del mítico disco de The Clash cuyo título lleva por nombre; Rockola, por su parte, le dio el primer triunfo como semental a Celtic Rock).
-Suarbe, una bonita alazana hija de Dyhim Diamond criada por Ulzama, entrenada por el fallecido Roberto López y que ganó en su única salida a la pista, cuenta en su genealogía con siete líneas de Hyperion y ocho de Princequillo; de hecho, uno de los elementos más atractivos de su pedigree es la duplicación 5 x 5 sobre el americano Sir Gaylord, excelente corredor que se lesionó irremediablemente siendo favorito para el Kentucky Derby de 1962 y que era hijo de la yegua Somethingroyal, por Princequillo. Once años después de parir a Sir Gaylord, Somethingroyal alumbró al legendario Secretariat.
Suarbe con su propietario, Federico Riopérez (Foto de Juan Miguel Gras cedida por Dehesa de Cantogordo)
-La madre de Suarbe, Free Lunch, ganadora de una carrera en Cagnes-sur-Mer sobre ocho saludas a la pista, es madre también de otros dos ganadores, la buena Wega (Elusive City), ganadora del Criterium Nacional y del Atlántida, y la útil Valle del Roncal (Dyhim Diamond). La línea femenina a la que pertenecen estos ejemplares es la de ‘las Agnes’ (llamada así porque muchas de sus miembros llevaban este nombre en su apelativo), una de las más importantes de la historia de la cría del caballo de carreras. La estirpe ya dio evidentes signos de grandeza en el último tercio del XIX, cuando por ejemplo engendró al legendario Ormonde, hijo de Bend’Or y Lily Agnes y ganador de la Triple Corona en 1886, pero la historia que aquí interesa comienza en 1917, cuando el criador y propietario francés Baron Mauirice de Rothschild, le vende al tratante estadounidense Delbert Reiff un lote de yearlings y foals criados en su Haras de Champagne de Saint-Hilaire. Entre estos últimos había una potranca hija del gran corredor Sardanapale, ganador para el barón del Prix du Jockey Club y del Grand Paris, y de la yegua Noreen Agnes, por Juggler, que Reiff le vendió después al gran criador estadounidense William Woodward.
-Con el nombre de Agnes Sard,  la francesa fundó una línea que a lo largo del siglo XX pasó sucesivamente por las yeguadas de otros dos muy importantes criadores norteamericanos, Walter Jeffords y Gertrude Widener, y ha venido produciendo buenos ganadores y grandes reproductoras desde entonces. Entre estas se puede citar a Judy O’Grady, su hija Blue Denim, y la nieta de esta, Polamia, una bonita torda hija de Mahmoud (ganador del Derby para el Aga Khan en 1936) que corrió en Francia destacando especialmente a 2 años y que, acabada su vida en la pistas, se convirtió en una destacada reproductora. Entre su progenie se encuentran Grey Dawn, campeón juvenil en Francia en 1964 y buen semental en Estados Unidos; Right Away, ganadora de la Poule d’Essai des Pouliches en 1966, y Mia Pola, laureada en el Prix de la Rochette (carrera actualmente de G3), ancestro de ganadores clásicos como Sulamani y Dream Well, y quinta madre de Suarbe. Polamia, por su parte es medio hermana de Sly Pola, de la que descienden grandes caballos como Green Dancer y el citado Authorized, asimismo ganadores clásicos, y Solemia, ganadora del Arco entrenada por Carlos Laffon. Polamia es medio hermana asimismo del buen velocista Takawalk, un hijo de Native Dancer que también ganó el Prix de la Rochette a 2 años para Gertrude Widener y que aquí nos suena mucho por ser el padre de Takala, ganadora para Rosales del Gran Premio de Madrid de 1973 y posteriormente ilustre yegua madre que engendró a la espléndida Teresa y a las buenas Falla, Jara y Carucha.
- Al margen de la interesante línea de la que procede, otro detalle atractivo (y quizá influyente) del pedigree de la madre de Suarbe, Free Lunch, es que en él hay una duplicación 3 x 3 sobre la notable reproductora Coup de Folie. Esta gran yegua de vientre aparece también dos veces, en su caso 3 x 5, en el pedigree de Resacón, que se apuntó el Antonio Blasco, en muy buen desempeño, para sus criadores y propietarios Fernando Hernández Font y David Angulo, que corren con el nombre de Cuadra Formentor. Nacida en 1982 y criada por Eward P. Taylor (criador asimismo del inmortal Northern Dancer), Coup de Folie fue adquirida de yearling por el armador griego Stavros Niarchos por el precio de 825.000 dólares. La yegua, que era hija del fiero caballo pero excelente semental Halo, del que se hablaba más arriba, y tenía por abuela materna a Natalma, madre precisamente de Northern Dancer, no lo hizo mal en la pista –ganó 4 carreras de 7 salidas, entre ellas un G3 a 2 años-, pero en la yeguada hizo honor sobradamente a lo selecto de su sangre. Engendró para los colores azules de los Niarchos 12 productos, de los que 10 llegaron a correr y 7 ganaron; entre estos se encuentran el muy buen corredor y semental Machiavellian, Exit To Nowhere y Coup de Genie, laureados en G1, y la ganadora de G2 Hydro Calido. La familia ha sido muy prolífica y entre sus miembros se puede citar también a Bago, ganador del Prix de l’Arc de Triomphe G1, a Denebola, vencedora en el Prix Marcel Boussac G1, a la nieta de esta Senga, ganadora del Prix de Diane G1 y a Maxios, ganador del Prix d’Ispahan G1 y del Prix de Moulin G1. Coup de Folie no hace, en cualquier caso, las únicas aportaciones de la sangre de Halo al origen de Resacón, pues en el pedigree del castaño entrenado por Osorio aparece también Glorious Song, citada al principio.
- El ganador del Blasco es hijo de Medicean, un producto de Machiavellian que ganó el Eclipse Stakes G1 para la gran cuadra inglesa Cheveley Park Stud y cuya progenie, como la de Camelot, ha dado un excelente resultado en nuestras pistas. Su mejor corredor aquí ha sido Casaca, la alazana careta que ganó entre otras carreras el Prix Fille de L’Air G3 y el Memorial Duque de Toledo y que, como el potro de Formentor, fue criada por Hernández Font y desciende por línea femenina de Isabena, ganadora del Hispanidad en 1988 y cuya estirpe tantos éxitos le ha proporcionado a este criador.

Resacón gana el Antonio Blasco (Foto: P. Chapa)

-Halo fue criado por John Gaines, era de capa casi negra, corrió muy bien en dirt y en hierba para Charles Englehard (el dueño de Nijinsky ) y la Windfields Farm, tenía un temperamento no ya malo, sino peligroso, y ha sido uno de los más influyentes sementales del mundo en los últimos 40 años. Esa influencia partió de Estados Unidos para llegar a tanto a Europa como a América del Sur. Oriente Medio y Oceanía, pero donde ha alcanzado un grado superlativo es en Japón, a donde en 1990 fue exportado su hijo Sunday Silence, ganador del Kentucky Derby G1, del Preakness Stakes G1y la Breeders’ Cup Classic G1 y despreciado por los criadores estadounidenses. Sunday S., que fue adquirido por 11 millones de dólares por Zenya Yoshida y estabulado en su Shadai Stallion Station, llegó a encabezar la estadística japonesa de sementales durante trece temporadas consecutivas (1995-2007), contribuyó de manera fundamental al salto de calidad que ha dado la cría nipona en las dos últimas décadas y que la ha situado en primera línea mundial, y originó una dinastía masculina que en los últimos meses de 2019 ha protagonizado una espectacular serie de éxitos, en este caso a través de Heart’s Cry, Daiwa Major, Deep Impact y Stay Gold, todos hijos de Sunday Silence. (Este otoño hemos visto ganar en nuestras pistas al primer y por ahora único hijo de Deep Impact que ha corrido en España; Carvali, entrenado aquí por Leyla Ennouni y criado en Irlanda por los hermanos Wertheimer).
-La racha de triunfos comenzó en Hong Kong, donde tres de las cuatro carreras de G1 que se disputaron en la gran jornada internacional del HK Jockey Club fueron ganadas por miembros de la tribu Sunday Silence: Admire Mars (Daiwa Major) ganó la HK Mile (1600); Glory Vase (Deep Impact) se impuso en el HK Vase (2400m) y el tordo Win Bright (Stay Gold), en la HK Cup (2000). Admire Mars es muy interesante en el contexto de este artículo porque su origen contiene líneas de Halo a través de Sunday S., Coup de Folie y Glorious Song y porque su madre es hija de Medicean.
-Este éxito en la ex colonia británica tuvo su reflejo asimismo en las grandes pruebas otoñales niponas. La de mayor renombre internacional es la Japan Cup G1, en la que se impuso Suave Richard, hijo de Heart’s Cry, montado por el británico Oisin Murphy. Heart’s Cry es asimismo el padre de la muy buena yegua Lys Gracieux, que después de ganar en octubre el Cox Plate G1, la más importante prueba intergeneracional australiana a pesos por edad, se apuntó con enorme facilidad hace unos días el Arima Kinen G1, el gran premio más popular entre los aficionados nipones y carrera que el propio Heart’s Cry ganó en 2005. Lys Gracieux, que tiene en su origen tres líneas de Lyphard, es hija de Liliside, yegua que defendió en las pistas los colores azules y amarillos de Tony Forde y que fue distanciada del primer puesto de la Poule d’Essai des Pouliches G1 de 2010. Un tercer éxito reciente de Heart’s Cry lo supone la victoria del imbatido potro Salios en el Asahi Hai Futurity G1, la prueba para 2 años más importante del calendario nipón. Y, para terminar esta enumeración de triunfos, hay que reseñar el espectacular de la potranca Resistencia, hija de Daiwa Major y procedente de una selecta línea femenina argentina, en el Hanshin Juvenile Fillies G1, la carrera más importante de Japón para potrancas de 2 años.  
-El enorme éxito de Sunday Silence en Japón propició la llegada a Europa para servir como sementales de algunos de sus hijos, pero nunca se trató de elementos de primera fila y los resultados no fueron buenos. La historia ha sido diferente cuando algunos grandes criadores europeos han enviado algunas de sus selectas yeguas a cubrir por el mejor hijo del patriarca japonés, Deep Impact, que lamentablemente murió el pasado verano y es padre de 45 ganadores de G1. El primer aviso lo dieron los Wildenstein con Beauty Parlour, que ganó la Poule d’Essai des Pouliches G1 de 2012, y la gran revelación llegó en 2018, cuando Study of Man ganó el Prix de Jockey Club G1 para los Niarchos y Saxon Warrior triunfó en las 2000 Guineas G1 para el consorcio Coolmore. Study of Man iniciará su carrera de semental en 2020 en el británico Lanwades Stud, mientras que Saxon Warrior ejerce como reproductor en Coolmore, donde tiene a Camelot entre varios ilustres compañeros de patio. Este año, su primera temporada de monta, ha cubierto 165 yeguas a un precio de 30.000 euros.
-Hace algo más de cien años, la influencia nipona llegó a una importante yeguada irlandesa de forma bien distinta a la de ganado selecto. William Hall-Walker decidió que quería adornar su establecimiento de Tully con un jardín japonés. Contrató para ello a un experto horticultor, Tassa Eida, y a su hijo, que empezaron a trabajar en Tully en 1906.  Ese mismo año nació en la yeguada un potro castaño hijo de Cyllene y Mother Siegel y a la hora de ponerle nombre, Hall Walker se decidió por el del hijo de su jardinero japonés. Se llamaba Minoru.